El club espera una jugosa oferta desde Turín

Las tres charlas que han obligado a Morata a pedir su salida del Atleti

Los deseos de su mujer de regresar a Italia, el puesto que "aún debe ganarse" con Simeone y las ganas de su amigo Pirlo de recibirle en la Juventus, claves para su marcha

Foto: Álvaro Morata celebra un gol con el Atlético en la pasada temporada. (Reuters)
Álvaro Morata celebra un gol con el Atlético en la pasada temporada. (Reuters)

Álvaro Morata quiere salir del Atlético de Madrid. En el vestuario rojiblanco no es ninguna novedad y muchos esperan con curiosidad cómo va a plantear el delantero su estrategia para salir del Metropolitano. El alto coste de su fichaje al Chelsea, que tiene que ser abonado este año, y la negativa de Simeone a descapitalizar el equipo, son los principales inconvenientes que debe sortear el exmadridista para abrir una puerta, que no está cerrada del todo.

Una de las principales razones que ha empujado a Morata a barajar su salida del Atlético es el deseo de su mujer, la italiana Alice Campello, de regresar a casa. Y ahora existe esa posibilidad. La Juventus busca reforzar su delantera y Álvaro dejó una gran impresión en la Vecchia Signora durante su etapa como jugador del equipo. Andrea Pirlo tiene su nombre apuntado en la agenda junto al de Edin Dzeko y el de Luis Suárez. Hay un acuerdo cerrado con la Roma para que el bosnio sea nuevo jugador juventino y se podría anunciar en cualquier momento (pero no se ha hecho aún). Lo que está descartada es la llegada del uruguayo por “problemas de burocracia en la obtención de su doble nacionalidad” según el director deportivo de la Juventus, Fabio Paratici. Así que el siguiente en la lista es Morata, pero la Juventus no hará ninguna locura porque tiene atacantes de calidad como Cristiano Ronaldo, Dybala, Douglas Costa, Kulusevski o Dzeko, cuando se anuncie.

Morata y Pirlo fueron compañeros en la Juventus de Turín. (EFE)
Morata y Pirlo fueron compañeros en la Juventus de Turín. (EFE)

El internacional español ha hablado con Andrea Pirlo, con el que mantiene una buena amistad tras coincidir en la Juventus en la temporada 2014-15. Pirlo le ha transmitido que estaría encantado en hacerle un hueco en el equipo “en el caso de que decida dar el paso de salir del Atlético”. Esto le permitiría cumplir los deseos de su esposa de regresar a Italia, pero la idea también seduce a Álvaro, que firmó la mejor etapa goleadora de su carrera en el equipo turinés. Allí dispuso de minutos, tuvo protagonismo y respondió marcando goles.

Morata ha hablado con Simeone al inicio de la temporada para conocer lo que espera Cholo de él. El año pasado no dispuso del protagonismo que esperaba y firmó su peor campaña goleadora de los últimos años. La aparición de Marcos Llorente por detrás del 9 restó minutos a la pareja de delanteros y Álvaro tuvo que alternar con un Diego Costa que tampoco ofreció un buen rendimiento goleador. Circunstancia que ha provocado que el Atlético no descarte la salida de uno o de ambos delanteros si llegan ofertas interesantes en el mercado de fichajes que concluye el 4 de octubre.

Álvaro quiere protagonismo y minutos, pero Simeone no se los garantiza. Tiene que ganárselo y sabe que en el esquema del técnico solo hay hueco para un delantero. Pirlo le abre las puertas y las conversaciones con ambos entrenadores parecen haber dejado claro que tendría más oportunidades en la nueva Juventus con su esquema 3-5-2. Además, lo haría en un lugar que conoce y en el que es reconocido, mientras que en el Atlético una parte de la afición le sigue mirando con recelo por su pasado madridista y por su deficiente temporada pasada.

Marcos Llorente fue el elegido por Simeone como delantero en la fase final de la temporada. (Reuters)
Marcos Llorente fue el elegido por Simeone como delantero en la fase final de la temporada. (Reuters)

A nivel económico, la situación es complicada porque el Atlético tiene que afrontar el pago del traspaso del delantero madrileño, que llegó cedido el primer año del Chelsea con la obligación de pagar el traspasado este verano. Una operación que le cuesta al club rojiblanco 55 millones de euros, una cantidad muy alta para la situación real del mercado tras la crisis del Covid. El Atlético está abierto a negociar, pero los 50 millones de euros que los medios italianos afirman que ofrece la Juventus se quedan cortos para las expectativas del Miguel Ángel Gil. Morata tiene una cláusula de 150 millones y el Atlético aspira a ganar algo de dinero con su marcha, lo que supone cubrir los 55 millones de euros que debe pagar al Chelsea e ingresar algo más en la caja.

La cadena SER informaba de la petición de Morata de salir cedido a la Juventus, solución inviable en estos momentos para un Atlético que solo se plantea la salida de un jugador siempre que ingrese dinero con el que acudir al mercado para suplirle y mejorar la plantilla. La única posibilidad de que la iniciativa de la cesión salga adelante es que lleve aparejada una obligación de compra del delantero el próximo verano por una cantidad que satisfaga los deseos rojiblancos, y que no sería inferior a los 60 millones. Replicando así la operación cerrada por el Atlético con el Chelsea para su llegada.

Morata lo tiene claro después de mantener tres conversaciones claves para su futuro: una con su mujer, otra con Simeone y la última con Pirlo. Cholo tiene claro que la puerta está abierta y que si sale él entrará otro jugador. De hecho, ha habido conversaciones con el entorno de Luis Suárez, que está en el mercado después de que Koeman le haya descartado para su Barça. Conversaciones que dejan buenas vibraciones por ambas partes, aunque la ficha del uruguayo es prohibitiva para el club rojiblanco a día de hoy. Y lo tiene aún más claro el Atlético, que no dejará salir a ningún jugador del equipo mientras no reciba una oferta interesante para concretar esa venta.

Fútbol
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios