las dificultades del goleador serbio

El pozo en el que está metido Luka Jovic en el Real Madrid y cómo intentan sacarle de ahí

El dolor del delantero serbio es comprobar que no encuentra ese momento o golpe de fortuna que le haga despegar. El club insiste en tener paciencia con un jugador que lucha por adaptarse

Foto: Casemiro pide a la afición del Bernabéu, en el partido contra el Sevilla, que aplauda a Jovic. (Efe)
Casemiro pide a la afición del Bernabéu, en el partido contra el Sevilla, que aplauda a Jovic. (Efe)

A Luka Jovic hay que ayudarle para salir de su particular bache. El delantero serbio, por el que el Real Madrid pagó 60 millones de euros al Eintracht de Frankfurt, tiene algo más que un problema deportivo. Ha caído en el olvido. En un principio se dio el tiempo razonable para cumplir la adaptación a unos nuevos compañeros y el entrenador. Después se entendió que tenía que familiarizarse con las costumbres de un nuevo país. También están pendientes, Zidane y los compañeros, de que no asuma el estrés de tener que demostrar que tiene nivel para jugar en un equipo de la exigencia del Real Madrid. Ha tenido a los diferentes especialistas del club pendientes para cualquier necesidad y favorecer su integración. Se puede hablar de un club volcado con Luka Jovic.

El dolor del serbio es comprobar que no encuentra ese momento o golpe de fortuna que le haga despegar. Se dieron las circunstancias, a principios de año, con la Supercopa de España y los resultados fueron negativos. Jovic desaprovechó la oportunidad de reivindicarse con las lesiones de Benzema, Bale y Hazard. En Arabia Saudí tuvo una fugaz aparición Mariano (al que Zidane califica públicamente y erróneamente como el tercer delantero) y al que el entrenador ha tenido que volver a recurrir por la nueva desaparición de Jovic en los últimos encuentros. ¿Qué pensaría el serbio cuando vio a Mariano salir en el Clásico y hacer un gol en su primera jugada?

Zidane choca la mano a Jovic en un cambio de un partido del Real Madrid. (Efe)
Zidane choca la mano a Jovic en un cambio de un partido del Real Madrid. (Efe)

El serbio afronta la cuarentena, en este parón de la competición por la pandemia del coronavirus, reflexionando sobre su mala suerte o los problemas que le impiden tener protagonismo. Lo ha tenido hasta el recién llegado Rodrygo en sus primeras aparaciones haciendo goles y ganando terreno en el once. Zidane no ha podido contar con el serbio cuando más lo reclamaba, después de una nueva lesión de Eden Hazard, ni en los partidos contra el Barcelona en el Clásico ni contra el Betis. Jovic se quedó fuera de la lista en ambas citas. Se desconoce el motivo exacto. No figura ningún parte médico, aunque el jugador dice que estaba con unas molestias. Hay otra versión que apunta a sus problemas de confianza. Zidane pudo ver, entre unas cosas y otras, que no era lo más conveniente apostar por Jovic y volvió a recurrir a Mariano.

Superar la ansiedad

La realidad es que ha pasado de todo en los pocos meses que lleva en el Real Madrid. Lesiones musculares, gastroenteritis, sequía de goles (solo lleva dos), problemas de conexión con los compañeros en el campo, de comunicación con Zidane (como se vio cuando le sacó en la segunda parte del partido contra el Galatasaray en Estambul)… Algunos detalles buenos ha dejado. Como la asistencia de tacón a Casemiro en el primer gol al Sevilla en el Bernabéu. En la celebración, el brasileño pidió al público que aplaudiera el gesto técnico del delantero. Por detalles así se habla en el Real Madrid de la necesidad de ayudar a Luka Jovic. Necesita reconocimiento, quitarse presión. Liberarse, en definitiva. Mostrarse más tranquilo, menos tenso y venciendo a esa ansiedad que le atenaza.

De la paciencia que están teniendo con él no se puede quejar. Zinédine Zidane está mostrando toda la del mundo y practica el refuerzo positivo con un chico que tiene una personalidad más fría y distante de lo que se podía imaginar cuando se le fichó. “El problema de Jovic es Jovic”, son unas palabras del seleccionador de Serbia, Ljubisa Tumbakovic, que dejaron abiertos más interrogantes sobre el carácter del jugador. Zidane sigue convencido de que es un jugador de futuro, pero las prisas por ver si realmente es un goleador no despejan las dudas. El Real Madrid se mantiene en su postura de ayudarle y tener paciencia mientras que el agente del serbio (Fali Ramadani) está valorando si conviene buscar otro destino. Otro club y un equipo en el que se adapte más rápido y tenga más posibilidades de jugar con regularidad. A Luka Jovic le piden que no pierda la confianza.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios