el tirón del segundo de quique setién

El gancho de Eder Sarabia y por qué Gerard Piqué es su aliado en el Barcelona

Se ha metido a muchos aficionados en el bolsillo después de su episodio en el Clásico y tiene de su lado a Gerard Piqué. Eder Sarabia gusta por mostrarse sin filtros, su pasión y carácter

Foto: Eder Sarabia gesticula en la banda del Bernabéu con Quique Setién al fondo. (EFE)
Eder Sarabia gesticula en la banda del Bernabéu con Quique Setién al fondo. (EFE)

A Eder Sarabia, el segundo entrenador del Barcelona, no se le puede negar que tiene gancho. Y tiene quien le comprenda en un vestuario tan complejo. Cuenta con el apoyo de Gerard Piqué. De la tormenta que provocó con sus formas y expresiones en el banquillo del Bernabéu ha pasado a tener cada vez más adeptos que se identifican con su personalidad. Esa forma de ser volcánica que le han pedido desde el club que controle y que, en un primer momento molestó en el vestuario, pero después los jugadores aceptaron las disculpas. Eder Sarabia pidió perdón a la plantilla y Quique Setién le recomendó moderarse. El banquillo del Barça tiene una visibilidad y una repercusión muy diferente a la de sus anteriores equipos y con Piqué, experto en convivir con las polémicas, hace migas.

“Nos gusta que haya intensidad en el banquillo”, comentó Piqué tras la victoria ajustada contra la Real Sociedad para dar la cara por Eder Sarabia. El partido que hoy, con la Liga detenida por la pandemia del coronavirus, tiene al equipo azulgrana en el primer puesto de la clasificación. En ese encuentro contra los donostiarras, el siguiente al Clásico, se pudo comprobar cómo el ayudante de Setién medía sus gestos, palabras y sus salidas a la zona técnica para dar instrucciones. Eso sí, tuvo algo que le sigue haciendo diferente: no se llevó la mano a la boca para evitar que le leyeran los labios.

Piqué y Eder Sarabia salen juntos al entrenamiento del FC Barcelona. (Efe)
Piqué y Eder Sarabia salen juntos al entrenamiento del FC Barcelona. (Efe)

A Eder Sarabia, por lo tanto, la vida le ha cambiado con el episodio del Clásico. Crecen los fans de un personaje que es espontáneo y diferente. Muchos de esos afines se identifican con la energía de un futbolero que no tiene filtros. Era un desconocido en el barcelonismo y hoy se le señala como la mejor medicina para que los jugadores recuperen el carácter que se necesita en la alta competición. Precisamente es lo que buscaba la directiva cuando destituyó a Ernesto Valverde y tenía detectado el problema de relajación en el equipo. Lo que no se podían imaginar es que el segundo de Setién fuera más vehemente, pasional y caliente que el propio Quique Setién. Hasta los propios jugadores, cuando Piqué le defiende, se pueden haber dado cuenta de que es mejor aceptarlo así y aprovechar lo mejor de Eder Sarabia. Este tipo de personas indomables y frescas acaban encajando en un vestuario que necesita salir de la apatía.

Crecen sus seguidores

En la autenticidad de su personalidad desenfrenada, pasional y volcánica es imposible buscarle reproches. Hace lo que siente. Dice lo que piensa. Transmite sin medias tintas. Pero sobre todo, Setién le presenta como una persona leal y positiva para crear estados de ánimo competitivos en el día a día. Pese a la fama de polémico y las tensiones que ha tenido con otros jugadores (como le sucedió en su etapa en el Betis) tiene claro cuál es su rol en el Barcelona. Pidió perdón y en los siguientes entrenamientos se le vio salir del vestuario con la compañía de Piqué. Si alguien conoce el precio o las consecuencias que tiene decir lo que piensas es el central del Barcelona. Piqué anda un tiempo callado. Hace mucho que no se pronuncia sobre temas de controversia deportivos y políticos. Bueno, dejó un recado al Real Madrid tras perder el Clásico. Cuando lo ha hecho se le ha acusado de meterse en muchos charcos. En cierto modo, Piqué y Sarabia tienen una personalidad que les hace llevarse bien.

Incluso cuando hacen uso de las redes sociales dejan sus perlas. “Preparar la estrategia para ir a la compra debe ser más complicado que la de la Final de la Champions”. Es el mensaje que escribe Eder Sarabia en su cuenta de twitter en este periodo de cuarentena. Para que luego digan que no tiene gracia el segundo de Setién. Hablar de la Champions en estos días de incertidumbre. Referirse a la competición que tanto desea Messi. A la espina clavada del vestuario. La montaña que no pudo escalar Ernesto Valverde. Se pueden imaginar algunas de las contestaciones de los seguidores de Eder Sarabia a su mensaje de la Champions. ‘Eder yo me juego la vida por ti si hace falta, dime que hay que comprar’. ‘Pero en la compra nadie se ofende si le gritas’. ‘Motive a nuestros jugadores. Haz que salgan de sus zonas de confort’. Este personaje cada vez tiene más gancho.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios