el manchester united no tiene oferta

El malestar de Zidane con el frenazo de Pogba y las otras prioridades del Real Madrid

A Florentino le parece un follón esta operación con un club que no quiere negociar y cuando se habla de cifras le parecen exageradas. Y más cuando no se puede dar salida a Bale ni James

Foto: Paul Pogba con la camiseta del Manchester United. (Reuters)
Paul Pogba con la camiseta del Manchester United. (Reuters)

Los tiempos de Zidane no son los de Florentino Pérez. La ‘operación Pogba’ va lenta para el entrenador. No le sienta bien a ZZ escuchar que el entrenador del Manchester United, Solskjaer, dice públicamente que no tienen ninguna oferta por Paul Pogba. Esto significa dos cosas: la primera, que Florentino Pérez no está poniendo toda la carne en el asador para conseguir el fichaje deseado. La segunda y más preocupante es que en el Madrid tiren la toalla por la postura inflexible del club inglés. En cualquiera de los casos, no son buenas noticias para el entrenador que pretende remodelar la estructura del equipo con el francés. El tiempo, aunque parezca que queda mucho mercado, pasa en contra de los intereses de ZZ. Nos acercamos a mediados de julio, el mercado para que los clubes ingleses puedan fichar cierra el 8 de agosto, y las informaciones que recibe el técnico francés se refieren a las dificultades que tiene la operación y su elevado precio.

A Florentino Pérez siempre le ha parecido un follón esta operación. Hay muchos factores que la hacen desfavorable, pese a que el jugador se haya pronunciado públicamente y diga que necesita nuevos desafíos. Tampoco ha dejado tan claro, como hizo Hazard en diferentes entrevistas, que tiene el sueño de jugar en el Real Madrid desde pequeñito. Pogba hizo otro tipo de guiño. Más para Zidane. Cuando tuvo la oportunidad de fichar por el Madrid, hace tres años, cambió la Juventus por el Manchester United. Ahora se abre al Madrid y el papel que no quiere asumir Florentino es el de que le pueda decir el Manchester United que está desestabilizando.

[El sorpaso de Vinicius en el Real Madrid]

La ausencia de una oferta contundente por Pogba, que se pueda interpretar como irrechazable y que pueda convencer a los dueños del United, responde a las dudas que le genera a Florentino este fichaje. Lo que frena más cualquier acercamiento y evita que avance. En los planes del presidente no está ir a una negociación para ficharlo a cualquier precio. Entre otras cosas porque mantiene que el precio de los 180 millones de euros del que se habla está inflado. Es el mejor argumento que le puede dar el presidente del Madrid a su entrenador para que se quite de la cabeza el nombre de Pogba. Le quedan tres años de contrato en el Manchester United y el club inglés comunica que no está en venta.

Zidane durante un partido en el Bernabéu. (Efe)
Zidane durante un partido en el Bernabéu. (Efe)

Las salidas de Bale y James

El malestar lo tiene Zidane, que se ve en la pretemporada de Montreal sin el refuerzo del centrocampista con el que quiere dar más vigor al juego y con los casos de Bale, principalmente, y James bloqueados. Pogba es el perfil de centrocampista que no tiene en la plantilla. Hay varios cromos repetidos. Ninguno tiene la presencia para imponer su físico de medio campo hacia delante. Estamos en los primeros días de la pretemporada y el francés sigue muy lejos de poder recalar en el Real Madrid. Si no se dan más pasos o el Madrid cambia de estrategia, la situación se irá complicando cada vez más. Lo que es prioritario para Zidane no lo es tanto, en el asunto Pogba, para Florentino. El presidente necesita agilizar la operación salida antes de meterse de lleno en el asunto del jugador francés. Puede que llegue tarde o se arriesgue a no tener ninguna opción de ficharle. Pero es más prioritario encontrar salidas a Bale y James. Negociar cómo y cuánto dinero van a dejar en caja.

La cantinela en el Real Madrid sigue siendo que Pogba es demasiado caro y que es una operación con la que hay que ir despacio. A Zidane se le hace eterno y no mira el precio sino que las posibilidades sean reales y se puedan concretar con éxito. Sigue siendo más pesimista que optimista, aunque en el fútbol todo cambia en cuestión de horas si se produce un movimiento grande en el mercado que desencadena otras operaciones. Los tiempos de Zidane tampoco son los cálculos de Florentino y más cuando el presidente escucha que es una locura pagar más de 120 millones de euros por el francés (el último que se ha manifestado es Rafa Nadal) y no se desmadra la ilusión.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios