el segundo capitán no le quiso dar un palo

El monumental enfado de Marcelo en el Real Madrid por unas palabras sobre Isco

Las declaraciones de Marcelo sobre la decisión de Solari de descartar a Isco en Roma han traído cola. El brasileño no entiende por qué se le ha querido enfrentar al malagueño

Foto: Marcelo celebra el gol que marcó Isco contra el Athletic de Bilbao en San Mamés. (Efe)
Marcelo celebra el gol que marcó Isco contra el Athletic de Bilbao en San Mamés. (Efe)

Marcelo está molestó porque han querido enfrentarle a su amigo Isco. El brasileño opinó después del partido en Roma sobre la decisión de Solari de descartar al malagueño en el partido de Champions y le ha salpicado la polémica. Marcelo se refirió a esta situación con la intención de recalcar que lo más importante, en una fase de juego irregular, era aumentar entre todos el rendimiento de trabajo. Se quiso expresar con la misma intención que Carvajal, el día antes del partido, cuando éste dijo: “Es momento de hablar poco y hacer mucho en el campo”. Marcelo, en ningún momento, pretendió dar un palo al malagueño. No era su intención porque en sus declaraciones empezó diciendo que “no soy quien para dar consejos”. Pero esas declaraciones sonaron y se pueden interpretar como un toque de atención. Algo que no ha gustado ni al brasileño, que considera que se han sacado de contexto sus palabras, ni al resto de la plantilla. No existe ningún motivo por el que quisiera dejar en mal lugar a Isco o insinuar que no era un buen profesional.

La relación entre Marcelo e Isco es muy buena. Hasta el punto de que el brasileño confesó en un entrenamiento con los niños de la cantera del Real Madrid, hace un par de años, que el jugador que más le sorprendía era Isco. Cuando se presentó a un entrenamiento en las categorías inferiores respondió así a una de las preguntas: “Isco es el que más me impresiona. Hace cosas con el balón en el entrenamiento que no son de un jugador normal. Parece que tiene pegamento en el pie”. Una declaración sincera para mostrarle a los chicos la calidad de un futbolista diferente y con mucho talento.

El Real Madrid regresa al Bernabéu para enfrentarse al Valencia tras tres partidos fuera –Celta, Eibar y Roma– con el 'caso Isco' calentito. Solari y los capitanes buscan recuperar la calma después de la mala imagen en Ipurua y el terremoto provocado por el descarte de Isco en Roma. Un capítulo que ha tenido más repercusión fuera del club que dentro –como afirman en el Madrid–. Pero un hecho que sigue dando que hablar en la plantilla y el cuerpo técnico. Por este motivo, Solari ha pedido a los jugadores que se mantengan al margen de cualquier polémica que no beneficia al buen ambiente y se abstraigan de lo que se dice en la prensa. El entrenador considera que muchas de estas polémicas son ficticias. Justo la misma palabra que utilizó para calificar su decisión de prescindir de Isco en el Olímpico: “La titularidad o la suplencia de un futbolista es un problema ficticio”. La victoria ha provocado que el entrenador salga reforzado en un momento en el que aparecieron las primeras dudas en Eibar. Florentino Pérez, que estuvo presente en el palco de Ipurua, advirtió a Solari de que tenía que poner soluciones.

Solari hace de 'apagafuegos'

Solari sigue quitando importancia a una decisión que genera controversia y responde a algo más que motivos deportivos. Es el carácter sereno de un entrenador que se esmera en poner el foco en la valía de una plantilla que necesita tranquilidad y recuperar confianza y autoestima. La victoria en Roma fue un paso. Pero no suficiente. Cuando apareció Marcelo y se le preguntó por el asunto de Solari sorprendieron las palabras del brasileño. El segundo capitán dejó unas palabras que se han interpretado como un dardo a su compañero. “Todos los jugadores quieren jugar, pero toca trabajar. Eso lo hemos pasado todos”, en referencia a Isco.

Solari también ha decidido hacer de 'apagafuegos' cuando surgen situaciones que agitan el ambiente y pueden provocar un incendio o afectar a las relaciones personales en la plantilla. De hecho, el técnico argentino dio la cara por Sergio Ramos antes del partido en Roma cuando se le preguntó sobre la información de dopaje desvelada por ‘Football Leaks’ que tenía como protagonista al capitán. “Sergio Ramos es, ante todo, un hombre honesto. No es solo un emblema del Real Madrid. También del deporte en general en España. Es el deber de todos protegerle. También del Periodismo”, manifestó con contundencia Solari para demostrar al vestuario que también ha llegado para hacer de escudo protector.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios