el daño a la imagen del capitán

El dolor de Sergio Ramos y la defensa del Real Madrid por las acusaciones de dopaje

El dolor de Sergio Ramos está en las consecuencias o el daño a su imagen después de todas las informaciones que se están vertiendo. El Real Madrid sale en defensa del capitán

Foto: Sergio Ramos durante una conferencia de prensa. (EFE)
Sergio Ramos durante una conferencia de prensa. (EFE)

El Real Madrid reaccionó con celeridad a las informaciones publicadas por el diario alemán 'Der Spiegel' sobre la nebulosa generada a raíz del positivo que dio Sergio Ramos en un control de orina después de la final de la Champions contra la Juventus disputada el 3 de junio de 2017 en Cardiff. El club defiende en un comunicado oficial la inocencia del capitán del equipo, remarca que no ha incumplido la normativa antidopaje y afirma, sin dar detalles, que el jugador atendió a la solicitud de la UEFA y se archivó el asunto tras las verificaciones de los expertos en la materia.

Es un comunicado que se estaba cociendo en el Real Madrid después de que los medios que están publicando los documentos de 'Football Leaks' advirtieran de que manejaban información sobre un positivo de un futbolista de primer orden mundial. La alarma estaba ahí y el primer paso lo ha dado el club. Faltaba pronunciarse Sergio Ramos, que lo hizo este sábado tras la derrota en Eibar. "Voy a acudir a los tribunales si hace falta y lo ven los abogados porque se ha manchado mi imagen", dijo.

"Nos avisaron hace un mes y medio de que tenían esa noticia e intentaron sobornarnos, con dinero y otras cosas. Por parte nuestra y del club estamos muy tranquilos, les dijimos que podían soltar la noticia cuando quisieran. Cuando uno es poseedor de la verdad puede actuar con total normalidad y la mentira por mucho que se cuente, no deja de ser mentira", continuó en la zona mixta de Ipurua. Más tarde publicó un comunicado en sus redes sociales.

Después de que el club recibiera la notificación del control de orina que alertaba sobre el positivo, le tocó a Sergio Ramos dar las explicaciones pertinentes. En el Laboratorio de Seibersdurf (Austria) se comprobó que el preparado de cortisona que los médicos suministraron al futbolista fue dexametasona y no betametasona, como había comunicado. Un error de comunicación en el protocolo que justificó el Madrid como un despiste por la euforia en la celebración de la Champions. Ramos dio su versión a la UEFA, adjuntó el informe médico —tratamiento antiinflamatorio en el hombro y rodilla— y la UEFA lo resolvió con un toque de atención. No se abrió un expediente disciplinario y se cerró el caso.

La preocupación en el club blanco es que después de esta información se intente desprestigiar o ensuciar el nombre de Sergio Ramos. La misma que puede tener el capitán, que podría optar por tomar medidas legales si el departamento jurídico considera que se le ha difamado en el momento de publicar que era un caso positivo y no darse toda la información completa. No es lo mismo incumplir el protocolo que decir que es un caso positivo. Sergio Ramos, a pesar de ser un veterano, tiene motivos para estar intranquilo y fastidiado. Y más después de unos meses en los que considera y denuncia que está sufriendo fortísimos ataques desde Inglaterra por la acción de la final en la Champions de Kiev en la que se lesionó Salah.

El único conocimiento que tenía el futbolista sevillano, como suele suceder en estos casos, es que se ponía en manos de los médicos para un tratamiento legal que tuviera un efecto antiinflamatorio. El dolor de Sergio Ramos está en las consecuencias o el daño de su imagen después de todas las informaciones que se están vertiendo. La noticia publicada por 'Der Spiegel' perjudica y afecta al capitán del Real Madrid. En este sentido, el club no quiere entrar en más detalles ni profundizar y se limita a tranquilizar a su jugador y calificar la información como "insustancial".

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios