la transformación del jugador

A Rudy Fernández no le van a poder recriminar lo mismo que a Navarro

No hace mucho era la gran estrella del Real Madrid, pero las lesiones y el crecimiento de otros jugadores le han ido relegando a un papel secundario que interpreta a la perfección

Foto: Rudy Fernández durante el Real Madrid-Herbalife Gran Canaria de Euroliga jugado este martes. (Euroleague)
Rudy Fernández durante el Real Madrid-Herbalife Gran Canaria de Euroliga jugado este martes. (Euroleague)

El Real Madrid-Herbalife Gran Canaria (89-76) se terminó a 1'38'' del final. El equipo visitante perdía 80-73 y tenía el balón tras un lanzamiento fallado por Facundo Campazzo. Pero Kim Tillie cometió un error y Rudy Fernández, el más atento sobre el parqué, se lo hizo pagar. El madridista se lanzó de cabeza a por la bola y desde el suelo asistió para que Anthony Randolph hiciera un mate que acabó con las pocas esperanzas que tenía el equipo grancanario.

No fue la jugada más decisiva del partido, tampoco la más bonita, pero sí una que retrata a su protagonista. Rudy Fernández ya no es ese jugador que decantaba partidos desde la anotación con cierta regularidad. Y tampoco se cuelga de aro con tanta frecuencia como antes. Pero ninguna de esas dos circunstancias le han quitado peso en el juego del Real Madrid. El alero mallorquín sigue siendo una de las piezas más importantes del equipo, pero de una manera disitinta a hace unos años.

El Real Madrid ya no necesita de él que anote. Según datos de Overbasket, esta temporada en Euroliga hay nueve jugadores en la plantilla con un uso ofensivo mayor (el uso ofensivo mide el porcentaje de posesiones de un equipo que finaliza un jugador mientras está en pista). Llull, Randolph, Carroll y varios más están por delante de Rudy, que se prodiga menos en esa tarea, aunque sigue siendo capaz de anotar como el mejor, como demostró en la última final de la Liga Endesa.

No es fácil pasar de un papel protagonista a uno secundario. No todos los jugadores lo aceptan de buen grado. Y entre los que sí, los hay que no son capaces de adaptar su juego. Rudy ha sabido hacerlo. Es muy probable que hayan tenido que ver los importantes problemas de espalda a lo largo de su carrera. Salta a la vista que el Rudy actual no tiene la explosividad del que llegó a la NBA hace una década. Tampoco del que fichó por el Real Madrid años después, ya con la espalda dándole la lata. En su caso no es tanto una cuestión de edad como de castigo físico.

Rudy Fernández intenta coger un rebote en el Real Madrid-Herbalife Gran Canaria de Euroliga. (EFE)
Rudy Fernández intenta coger un rebote en el Real Madrid-Herbalife Gran Canaria de Euroliga. (EFE)

Para seguir siendo clave en los esquemas de Pablo Laso, que alguna vez lo ha calificado de jugador "diferencial", Rudy ha reforzado otros aspectos de su juego en los que siempre ha sobresalido, pero que antes no había explotado tanto. Ahora tira bastante más de tres (y con mejor acierto: esta temporada mete el 52,6 % de los triples que lanza en Euroliga) y exhibe su hablidad como pasador. Rudy es casi un base más en pista, y no solo porque en momentos puntuales pueda ejercer como tal, sino por su importancia en la circulación de balón. La jugada rara vez empeora al pasar por él. En Euroliga, solo Llull y Campazzo promedian más asistencias por partido.

Todo eso se suma a su excelente rendimiento en defensa, donde su influencia sigue siendo enorme. Según datos de Overbasket, solo Tavares y Campazzo tienen un 'rating' defensivo (puntos recibidos por cada 100 posesiones) mejor que el suyo. Con él en pista, el Madrid recibe 86,1. Rudy hace de todo en la pista y todo bien. Sirva como ejemplo su estadística ante el Gran Canaria: 9 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias, 3 robos y 1 tapón.

Durante los últimos años de su carrera, Juan Carlos Navarro vivió inmerso en un debate sobre su protagonismo en el Barcelona (y en la Selección). No eran pocos los que pensaban que tenía demasiado peso en el juego del equipo para lo que podía dar y le exigían dar un paso atrás, algo más fácil de decir que de ejecutar dado el estado de la sección azulgrana. A Rudy no se le va a poder reprochar lo mismo. El Madrid ha tenido los jugadores y la estabilidad necesarios para que un cambio de rol tan importante no se notara en el rendimiento del equipo. Y Rudy ha tenido la capacidad de reconvertirse. Ahora es un actor de reparto, pero sigue siendo importante en la historia.

Euroliga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios