así fue la emboscada al autobús de boca

La venganza de 'El Caverna': el barra brava que provocó el escándalo River - Boca

'El Caverna' es el apodo del barra brava de River Plate, el más peligroso en Argentina y principal sospechoso del ataque al autobús de Boca Juniors

Foto: 'El Caverna', señalado en rojo, el peligroso barrabrava de River Plate. (foto vía @DeportesLN)
'El Caverna', señalado en rojo, el peligroso barrabrava de River Plate. (foto vía @DeportesLN)

Héctor Guillermo Godoy, conocido como ‘El Caverna’, es el principal sospechoso de los incidentes que se produjeron en el ataque de los aficionados más violentos de River Plate al autobús de Boca Juniors en el trayecto al Monumental el pasado fin de semana. Un episodio que, según las investigaciones judiciales, se califica como una venganza por los hechos que sucedieron un día antes del segundo partido de la final de la Copa Libertadores en el estadio de River Plate. Esta 'venganza' por requisar una importante cantidad de entradas –más de 500– y de dinero –más de 7 millones de pesos– en el domicilio de ‘El Caverna’ originó el escándalo. Las consecuencias fueron fatales porque, según los indicios policiales, los violentos de River Plate prepararon una emboscada al autobús de los jugadores de Boca Juniors con el objetivo de que no se disputase el partido.

Si 'El Caverna' y sus barras bravas no tenían entradas para la final, no se jugaba el encuentro. Este fue el detonante que provocó el ataque -y la posterior suspensión del partido- y un polvorín a nivel nacional e internacional. El viernes, día antes de la final, la jueza Patricia Larocca autorizó al fiscal Norberto Brotto que se realizaran dos registros domiciliarios, uno de ellos fue en la casa del líder de la facción de 'Los Borrachos del Tablón'.

El fiscal solicitó la autorización para el registro domiciliario con los indicios del enorme negocio que podría generar un partido del nivel entre River Plate y Boca Juniors y los antecedentes delictivos de ‘El Caverna’. La reventa que maneja este individuo le reportaría unas importantes cifras de dinero. El registro arruinó el negocio del líder de los violentos y todos los que viven a su alrededor. Más de 500 entradas requisadas y los 7 millones de pesos –unos 180.000 dólares– impedían a los seguidores acudir al estadio y dejar de generar un importante beneficio. La venganza se cocinó con el plan de atacar el autobús de Boca Juniors. Una emboscada en la que, en un principio se entendió que falló el dispositivo de seguridad, pero según pasan las horas se manejan otras hipótesis en las investigaciones sobre si hubo connivencia de la policía local para desproteger esa zona del trayecto donde se produjo lo que la Justicia califica ya como “un intento de homicidio”.

Un plan premeditado

La indignación es elevada en Argentina porque no se comprende cómo el fiscal no ordenó la detención inmediata de ‘El Caverna’ después del registro. Un 'ultra' al que se le ha prohibido la entrada a los estadios en diferentes ocasiones y que seguía accediendo con documentación falsa. Ante la gravedad de los hechos, la alarma social y la presión de la Justicia, el líder de los violentos de River Plate ha enviado un supuesto audio de whatsap a un medio de comunicación en el que dice ser “absolutamente ajeno a cualquier participación que se me pueda imputar. Una persona se hace pasar por mí y otros tantos que me señalan como el autor de este lamentable episodio”.

El Gobierno de Argentina y el de Buenos Aires tienen indicios de que el ataque al autobús fue provocado como consecuencia del registro en el domicilio de ‘El Caverna’ y éste sí está involucrado en lo que se califica como una venganza. Las investigaciones siguen su curso y se han registrado las oficinas de River Plate para comprobar si las entradas que estaban en poder del líder de los barra brava habían salido del club. De momento, cuatro dirigentes están siendo investigados por presunta colaboración.

Héctor Guillermo Godoy, 'El Caverna’, figura como socio 20171078 de River Plate. Ingresó en la facción de ‘Los Borrachos del Tablón’ en la década de los 90 y llegó a ser empleado del club. En 2014 fue detenido por traficar en el mercado negro con 200 carnets de socios, entradas de reventa y se le incautaron botes de gas pimienta y 12 teléfonos móviles. Ha protagonizado diferentes episodios en los que se le ha relacionado con apuñalamientos y reventa de entradas. Es el principal sospechoso.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios