PIDE MÁS COMPROMISO A SUS COMPAÑEROS

El rapapolvo de Sergio Ramos tras la derrota del Real Madrid ante el Eibar

Sergio Ramos ejerció como capitán y referente en el vestuario del Real Madrid para pedir un mayor compromiso a sus compañero tras la goleada sufrida en Eibar este sábado al mediodía

Foto: Sergio Ramos en Ipurúa el pasado fin de semana. (Reuters)
Sergio Ramos en Ipurúa el pasado fin de semana. (Reuters)

"Aquí tenemos que tirar del carro todos". Sergio Ramos utilizó esta frase -puesta de moda en estas últimas semanas por Marco Asensio- tras la derrota del Real Madrid ante el Eibar en el vestuario para pedir mayor compromiso a sus compañeros. El 3-0 y la mala sensación que dejó el conjunto blanco en Ipurúa encendió las alarmas del capitán, que -al contrario que su entrenador- 'disparó' directamente a los jugadores.

Asensio, durante el parón de selecciones, realizó unas declaraciones en las que apuntaba que eran "otros los que tienen que tirar del carro", un dardo envenenado en dirección a Gareth Bale. El galés, pese a no estar realizando una gran temporada, es titular indiscutible con Solari, algo que pone en dificultad la puesta en escena del mallorquín en el once inicial. Posteriormente y ante la avalancha de críticas hacia el balear por la sensación de 'acomodamiento' que desprendieron sus palabras, puntualizó que él sí que estaba para tirar del famoso carro... Ahora, Sergio Ramos, coge nuevamente esa percha para decir que ni Asensio ni Bale, que aquí deben involucrarse "todos".

El palo de Courtois

Ante las cámaras, Solari salvó a los jugadores de las críticas. Sergio Ramos, sin embargo, fue agresivo con los suyos echando la bronca a todos por el "mal partido" que había realizado el equipo. Culpó a todos de la derrota y de la mala imagen mostrada por unos jugadores que llevaban una dinámica positiva desde que el argentino estaba sentado en el banquillo (cuatro partidos). Sergio Ramos no fue el único que envió un mensaje a los suyos, Courtois también señaló públicamente que había que dar un paso en la unidad y ser solidarios: "Tenemos que defender con once, no uno, dos o tres".

El cabreo generalizado tuvo en su máxima expresión a Florentino Pérez. Según comentan fuentes cercanas al presidente madridista, Florentino se mostró muy preocupado por la derrota frente al Eibar y disgustado con sus jugadores. No comprende cómo pudieron realizar un partido así y que llegue justo después de realizar la 'remodelación' en el banquillo con Solari al mando.

El de Eibar se presumía un partido complicado para el Real Madrid -sexto en Liga a seis puntos del Sevilla, líder-, pero no entraba en los planes un desenlace como el que finalmente ocurrió. Este martes, Solari tiene el compromiso más complicado desde que tomó las riendas del Madrid en Roma y la delicada situación en la que ha dejado al bloque este partido provoca que en el Olímpico esté en juego más que el liderato del grupo G de la Champions.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios