debut con buen juego

La doctrina Lopetegui sin fichajes: equipo saleroso y Bale estimulado

El Real Madrid de Lopetegui empezó la Liga con una plácida victoria contra el Getafe. El entrenador plasma la idea de equipo, trabajo colectivo y tiene a Bale con hambre

Foto: Gareth Bale, feliz, después de marcar al Getafe en el estreno liguero de Lopetegui. (Reuters)
Gareth Bale, feliz, después de marcar al Getafe en el estreno liguero de Lopetegui. (Reuters)

La doctrina de Julen Lopetegui para camuflar la ausencia de fichajes la exprimió en su debut con el Real Madrid en la Liga. Ganó al Getafe (2-0) en su estreno porque confeccionó un equipo saleroso y ha conseguido meterle una pila de estimulantes a Gareth Bale para que se convierta en el futbolista más incisivo por el frente de ataque. Al Madrid le falta un martillo y Florentino se niega a fichar, pese a que sienta la presión de unos aficionados que no se ilusionan con la planificación. Lo mejor que tiene el presidente es la ilusión y pasión de un entrenador por asumir un reto que, de ganar algún título y no digamos ya la Champions si al final no vienen más fichajes, le pueden consagrar como uno de los grandes. Lopetegui, con peor plantilla que la que tenía Zidane, incide en hacer un equipo dinámico, poblarlo con la mayor cantidad de centrocampistas con buen pie y el tridente Asensio, Bale y Benzema.

La idea es tener la pelota a buen recaudo, moverla con velocidad, meterle marcha al partido, ser profundos y activarse en la presión cuando se pierda la posesión. La filososfía es buena porque consigue que esté por encima el colectivo de cualquier individualidad. Con Cristiano Ronaldo existía la seguridad de que las ocasiones de gol llegarían, incluso jugando regular o mal. Como ya no se pueden garantizar tantos goles, la doctrina pasa por tener la pelota, darle velocidad y ser dinámicos. Este Madrid ha perdido agresividad arriba sin el portugués, pero tiene a Bale estimulado y eso es una excelente noticia porque el galés no sólo juega por ambas bandas sino que también aparece por el área para el remate. Es el futbolista más feliz del mundo desde que dimitió Zidane.

A la espera de que caiga algún fichaje, si es que Florentino da su brazo a torcer en la recta final de este mercado veraniego, el Madrid de Lopetegui demostró contra el Getafe que es un equipo que tiene garbo. En el primer once estuvieron en la sala de máquinas Kroos, Ceballos, Isco y por delante Asensio, Benzema y Bale. Se quedaron en el banquillo Casemiro y Modric, que están menos rodados. El croata, incluso, puede estar más afectado por su fallida salida al Inter de Milán. Los centrocampista le dieron una marcha interesante al juego de ataque, con las ayudas por los costados de Marcelo y Carvajal. Muy importante las subidas de los laterales porque suman en el factor peligrosidad que necesita un equipo que se ha quedado sin su goleador.

Aquí tienen que arrimar todos el hombro para llenar la cesta de goles que se ha llevado Cristiano Ronaldo a Italia. El primer gol lo marcó Carvajal con un cabezazo de volea tras aprovechar un despeje manso de David Soria. Estaba Carvajal en posiciones de remate, dentro del área y dispuesto. Es la nueva orden de Lopetegui. Da igual quien finalice las jugadas, pero hay que terminarlas como sea. Carvajal no marcaba desde 2014. Antes había avisado Bale con otro cabezazo, en una excelente anticipación, que acabó con la pelota en el larguero tras un milimétrico centro de Marcelo.

Lopetegui, en el Bernabéu (Efe)
Lopetegui, en el Bernabéu (Efe)

Comerse el mundo

Bale es el hombre de Lopetegui para sobrellevar la falta de un 'killer'. Está enchufado, vivo y con hambre de comerse el mundo. Si le respetan las lesiones, algo de lo que entra razonablemente en el terreno de la duda porque su historial no hace pensar que pueda estar toda la temporada con las piernas tan frescas como en este mes de agosto, el Madrid tendrá un nuevo líder. El galés hizo el segundo gol al Getafe en otra gran acción de equipo adoctrinado en el esfuerzo colectivo. Marco Asensio corrió a apretar a un rival para robar la pelota y meter el centro al segundo palo, donde estaba el gatillo de Bale para ajustar el balón al poste de David Soria y ponerle en dificultades. Hizo el gol que cerraba el partido en el inicio de la segunda parte, algo que hay que valorar porque el equipo blanco entró al inicio de los dos tiempos con la concentración que le faltó en la Supercopa de Europa perdida contra el Atlético de Madrid.

Funcionó bien el Real Madrid de Julen Lopetegui en el debut liguero con ese espíritu de equipo que inculca el técnico y por el orgullo de haber perdido el título en el derbi europeo. Se pusieron el 'mono de trabajo' todos los jugadores para evitar una sorpresa y entrar con mejor pie al campeonato después de haber tirado el anterior -en el Bernabéu se dejó 17 puntos-. Queda todo un mundo por delante, pero la Liga pasada fue decepcionante por la fragilidad en el Bernabéu y la falta de competitividad. Si Lopetegui consigue recuperar la regularidad con el esfuerzo colectivo mostrado ante el Getafe, se puede garantizar que este Real Madrid es candidato serio para recuperar un título que es una prioridad para el nuevo técnico.

Quedan algunos matices por definir en un Real Madrid que tuvo un partido plácido contra el Getafe y que deja buenas sensaciones. Empezó en la portería Keylor Navas y Courtois ya espera en el banquillo. Kiko Casilla quedó descartado y Luca Zidane y Lunin no entraron en la convocatoria. Queda menos para que el belga se haga con el puesto del costarricense y la ocasión, para no ser tan descarado, puede ser en la segunda jornada cuando el Madrid juegue en Montilivi ante el Girona. El otro que tiene que recuperar su puesto en el once de gala es Luka Modric, que le ha dado un final de verano de disgustos al club, y que cuando salió (minuto 70) por Ceballos fue ovacionado por un Bernabéu con una pobre entrada en las gradas (poquito más de 48.000 espectadores).

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios