Victoria convincente de un gran real madrid

Asensio y Bale desatan la tormenta perfecta del buen juego en el baño a la Roma

El Real Madrid arrolló a la Roma en una sensacional primera parte en la que brillaron todos los jugadores con protagonismo especial para Marco Asensio y Bale, los goleadores

Foto: Bale y Marco Asensio celebran el primer gol del Real Madrid contra la Roma en New Jersey. (Efe)
Bale y Marco Asensio celebran el primer gol del Real Madrid contra la Roma en New Jersey. (Efe)

El último partido del Real Madrid en la gira americana (2-1) tuvo como protagonista una tormenta eléctrica que obligó a retrasar el inicio media hora para pasar después al baño futbolístico que le dio el equipo de Lopetegui en la primera parte a la Roma. Los rayos y relámpagos del cielo de New Jersey se transformaron en dos futbolistas que salieron como centellas a fulminar al equipo italiano con la voracidad de dos delanteros que quieren formar una nueva sociedad. Marco Asensio y Gareth Bale fueron el ciclón que se llevó por delante al rival en los primeros quince minutos con dos tantos, uno cada uno, que pueden servir para ilusionar a los aficionados después de la marcha de Cristiano Ronaldo y ayudar al club a enfriar el fichaje de otro '9'. Tiempo queda para encontrar una oportunidad en el mercado de fichajes, pero Lopetegui está trabajando con la certeza de que si no llega ese refuerzo que sume goles, apostará por Marco Asensio como primer espada.

La tormenta futbolística desatada por el Real Madrid en el primer tiempo fue la de un equipo que jugó con muchos de los titulares que se van a enfrentar al Atlético de Madrid en la final de la Supercopa de Europa el próximo 15 de agosto. Un Madrid que arrolló en este periodo a la Roma con una versión desconocida hasta el momento. Desplegó un fútbol fantástico por la movilidad con la que jugó de medio campo hacia delante y la estrategia de provocar que no hubiera un único punta fijo. Asensio, Bale y Benzema se movieron por el frente de ataque de un lado a otro, por dentro y fuera y sin ocupar una posición fija. Dejaron sin referencias a una defensa que pasó angustias para parar el vendaval de los madridistas.


El resto del equipo acompañó al ataque con la misma movilidad, dinamismo y la seguridad de tener el control de la pelota y saber cuándo había que tocar y cuándo jugar más directos. Kroos, de mediocentro, Ceballos e Isco, de interiores. Carvajal y Reguilón de laterales dieron profundidad y sumaron en el juego asociativo. Sergio Ramos debutó en la pretemporada con Nacho como centrales y Keylor Navas empezó en la portería. La primera parte fue una exhibición de buen fútbol desde el pitido inicial hasta el final. Entró el Madrid enchufado y sin dudar para, en el minutos dos, hacer un buen gol Marco Asensio tras un pase fantástico con el exterior de Bale. El segundo tanto confirma el potencial del galés con una jugada en la que superó a su marcador en velocidad y definió como un 'killer'.

Marco Asensio celebra el gol a la Roma. (Efe)
Marco Asensio celebra el gol a la Roma. (Efe)

Las maravillas de Asensio

Si en la segunda parte contra el Manchester United sorprendió Lopetegui con un dibujo en el que el Real Madrid jugó sin '9' con Asensio, Lucas Vázquez y Vinicus, contra la Roma se repitó la estrategia con el tridente que seguramente será titular en la Supercopa de Europa. Bale, Asensio y Benzema barrieron a la Roma porque fueron capaces de moverse por diferentes zonas del ataque, cambiar sus posiciones, ofrecerse y juntarse con los de atrás, combinar con triangulaciones, ser profundos y definir arriba. Un ataque fantástico que proyecta la figura de Marco Asensio, sobre todo, porque todo lo que hace es maravilloso por ser sencillo, práctico y efectivo.

Asensio tiene la madurez, la calidad y la confianza de Lopetegui para hacerse un hueco en el once de gala del Real Madrid si no llega otro fichaje que le pueda hacer sombra y restarle protagonismo y minutos. La idea de Florentino es que esto no suceda y que el chico se convierta en el 'fichaje estrella' y quién sabe si su éxito sirve para hacer olvidar la ausencia de Cristiano Ronaldo. Parece una misión imposible, pero el chico tiene carácter, talento, ambición e ilusiona. Asensio ya ha mostrado otras temporadas, con Zidane, que no le puede la presión y se atreve con todo. Tiene gol -a la Juventus le hizo dos y a la Roma uno- y puede jugar en diferentes posiciones, con lo que su candidatura a tener un rol más importante en este nuevo Real Madrid que busca reinventar Lopetegui crece a pasos agigantados.

Los golazos de Bale

Gareth Bale es el gran beneficiado con la salida de Cristiano Ronaldo y ya se le puede considerar como titularísimo. Al galés se le caen los goles y tiene facilidad para definir arriba. Más que Benzema, al que le cuesta mirar la portería y sigue adoleciendo de agresividad cuando está en el área. Bale tiene ese veneno que le falta al francés y esa es la gran duda en la planificación del Real Madrid. ¿Hay que fichar otro delantero cuando Benzema sólo hizo cinco goles en la Liga la pasada temporada? Karim Benzema acaba la gira con un gol -al Manchester United- en tres partidos. Como Lopetegui se mueve sólo con certezas ya trabaja con ahínco con Borja Mayoral para que afile el colmillo que le falta al delantero francés.

Si Asensio es una apuesta firme, Bale es la gran esperanza si le respetan las lesiones. Lopetegui quiere que empiece los partidos por la banda derecha, se vaya por dentro y asuma la reponsabilidad de disparar o dar ese último pase al jugador mejor situado. Contra la Roma leyó perfectamente el partido para dar una asistencia y hacer un gol. El galés tiene libertad de movimientos cuando el equipo tiene la pelota y la obligación, como todos, de esforzarse en la recuperación de la pelota. Es uno de los conceptos tácticos que son innegociables con Lopetegui. El Madrid se esmera en la presión para robar en campo rival. Algo en lo que hizo hincapié Zidane la pasada temporada, pero el equipo se abandonó, sobre todo, en la Liga. Bale quedó sentenciado por Zizou por no ponerse el 'mono de trabajo'. Veremos si con la confianza del nuevo entrenador se motiva también para implicarse en el necesario trabajo sucio.

Fue un partido más de pretemporada, pero que deja cosas muy interesantes por lo bien que jugó el equipo de Julen Lopetegui y el daño que hizo en ataque cuando se está empezando a acostumbrar a no tener a Cristiano Ronaldo. Brilló en la primera parte y las ilusiones crecen, aunque habrá que confirmarlo dentro de una semana en la final contra el Atlético de Madrid en la Supercopa de Europa.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios