en 2017 compitió con honda y andretti racing

Por qué Chevrolet y no Honda es el socio de McLaren y Alonso para las 500 Millas

Alonso competirá en Estados Unidos con marcas asociadas a General Motors (Chevrolet y Cadillac) en lo que parece un acuerdo estratégico de McLaren con el fabricante americano

Foto: En 2017, Fernando Alonso pilotó un monoplaza con motor Honda, en aquel momento socio de McLaren en F1. (EFE)
En 2017, Fernando Alonso pilotó un monoplaza con motor Honda, en aquel momento socio de McLaren en F1. (EFE)

Imaginemos por un momento las escenas para el más optimista de ambos escenarios. Fernando Alonso levantando el trofeo de ganador de las 500 Millas de Indianápolis con un logotipo de Honda en su mono. Un mes después, en junio, disfrutando una segunda victoria en las 24 Horas de Le Mans y como campeón del mundo del WEC vestido con el mono y la imagen de Toyota. Imágenes quizás no muy comprensibles para el publico generalista. No será el caso.

McLaren anunció públicamente este martes lo que ya se conocía en los mentideros y que anticipaban otros recientes episodios. Después de la prueba de Alonso en Baréin con el Chevrolet Impala de la NASCAR y del anuncio de su participación en las 24 Horas de Daytona con Cadillac (marca de General Motors), el español competirá en las 500 Millas de Indianápolis con un motor Chevrolet a sus espaldas. ¿Ha jugado su papel la tumultuosa relación de McLaren y Alonso con el fabricante japonés estos últimos años?

Planes para correr en la IndyCar

Antes, algunos antecedentes. La participación de Alonso en las 500 Millas de 2017 se encauzó a través de la estructura de Andretti Racing, una de los más potentes de la IndyCar americana y vinculada a Honda. Junto con Chevrolet son las únicas dos marcas suministradoras de motores en el campeonato. Como parte de su estrategia de diversificación, Zak Brown busca para McLaren entrar en el campeonato americano por primera vez desde 1979. Durante 2018 ha estudiado diferentes opciones para una posible participación en la próxima temporada de la IndyCar, posibilidad que finalmente se ha desechado. No así para 2020.

Una de las condiciones impuestas por los accionistas del McLaren Group para desembarcar en el certamen americano y las 500 Millas, según Brown, es a través de una estructura propia y la etiqueta de McLaren Racing. Para 2019 se barajaron algunas soluciones mixtas de colaboración entre Andretti y equipos como Harden Racing, pero ambos utilizaban motores de cada una de las dos marcas. Pronto surgieron las especulaciones: ¿vincularía Honda su nombre a Alonso nuevamente tras la experiencia en la Fórmula 1 y en las 500 Millas, cuando abandonó a 20 vueltas del final? Pero quizás no cabría personalizar en el piloto español. A fin de cuentas fue McLaren quien decidió resolver anticipadamente el contrato que le unía con el fabricante japonés a través de un costoso divorcio.

Toyota respira aliviada: Fernando Alonso no conseguirá la Triple Corona con con un motor Honda. (EFE)
Toyota respira aliviada: Fernando Alonso no conseguirá la Triple Corona con con un motor Honda. (EFE)

Honda, fuera de la ecuación

Desde la filial americana de Honda se mantuvo una actitud ambigua ante los rumores sobre la participación de McLaren en la IndyCar. Ni sí, ni no, sino todo lo contrario, fue la respuesta. "Estamos bien con (los equipos) que tenemos ahora. Dicho esto, tener a Fernando Alonso en la IndyCar, alguien que es reconocido como uno de los mejores pilotos del mundo, traería mucha atención al campeonato” explicaba Art St. Cyr, presidente de HDP, la filial deportiva del fabricante japonés en Estados Unidos. "Tenerle en el campeonato más competitivo sería fantástico". St. Cyr reconocía la existencia de conversaciones, pero se fue por la tangente.

De momento, McLaren ha retrasado la decisión de entrar en el IndyCar pero el proyecto sigue adelante, como confirma el fichaje de Bob Fernley, uno de los responsables de Force India hasta hace pocas fechas y artífice del éxito del equipo en la Fórmula 1. Bien por las posibles reticencias de Honda para unirse a McLaren, bien por cuestiones logísticas de suministro de motores, por las complicaciones logísticas de McLaren para montar la estructura en Estados Unidos o por la vinculación de Alonso con Toyota en 2019, el fabricante japonés se ha quedado fuera de la ecuación. Si entrara en el futuro, sería otra historia.

El McLaren M20, de 1972 (la imagen es de 1973 en una carrera en Europa), fue el último McLaren con motor Chevrolet. (Imago)
El McLaren M20, de 1972 (la imagen es de 1973 en una carrera en Europa), fue el último McLaren con motor Chevrolet. (Imago)

Un acuerdo estratégico

El acuerdo en varios frentes con Chevrolet (Indianápolis) y Cadillac (Daytona) con McLaren y Alonso parece apuntar a una asociación estratégica con el fabricante americano para 2019 y quizás más allá. De momento las apariciones de ambos en Estados Unidos están vinculadas a marcas de General Motors. "Hay un par de carreras icónicas que probablemente añada a mi calendario", dejó entrever veladamente el español en Shanghái. Poco más tarde se anunció su participación en las 24 Horas de Daytona. Y si en 2019 va a competir en Indianápolis y en las 24 Horas de Le Mans, ¿podría ser las 500 Millas de Daytona la otra, una de las joyas de la NASCAR americana? De ser el caso ante tan singular aventura para un piloto de Fórmula 1, Chevrolet también estaría en el paquete.

Algunos medios de comunicación americanos insinuaban hace meses reticencias en Honda para reecontrarse con Alonso, aunque otros factores estratégicos están determinando el rumbo del proyecto de McLaren en Estados Unidos. De momento, el equipo británico solo ha comunicado su asociación con Chevrolet para las 500 Millas de Indianápolis sin ampliar más detalles de la estructura que competirá en pista, pero que en todo caso llevará el nombre de McLaren. Una vez conocida, puede que haya más pistas para 2020.

McLaren ya ha ido de la mano de Chevrolet antes en Estados Unidos. A principio de la década de los sesenta competían juntos en el Can-Am, también con los colores actuales. "Es emocionante asociarnos con Fernando Alonso y McLaren para las 500 Millas de Indianápolis de 2019", declaró Jm Campbell, el vicepresidente de PVM, la filial deportiva de Chevrolet, “Fernando aporta un increíble talento de pilotaje, la pasión por el deporte y por ganar las mejores carreras del mundo. Cuando está en la pista es eléctrico. Genera emoción entre los aficionados en todas partes". De momento, si Alonso lograra la Triple Corona, en Toyota estarán tranquilos.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios