SIN CONSECUENCIAS FÍSICAS PARA EL INGLÉS

La caída de Lewis Hamilton en moto o cuando un piloto de F1 juega con fuego

Lewis Hamilton ha sufrido un accidente sin consecuencias en Jerez pilotando una Yamaha, un episodio que recuerda a otros de pilotos de Fórmula 1 que no terminaron con el mismo final

Foto: Lewis Hamilton con la Yamaha en el circuito de Jerez.
Lewis Hamilton con la Yamaha en el circuito de Jerez.

Lewis Hamilton realizó este fin de semana un test privado en Jerez con una moto de Superbikes, la Yamaha YZF-R1 de las que utiliza el equipo Pata. En un momento de estas pruebas, el inglés salió despedido en la curva 7 del trazado andaluz y los síntomas de un susto se apoderó de los presentes. Afortundamante no ocurrió nada grave y poco después pudo retomar la actividad. Otros pilotos de Fórmula 1 que practicaban una actividad de riesgo fuera del monoplaza no pudieron decir lo mismo.

Hamilton es un apasionado también por el mundo de las dos ruedas, tanto que el año pasado se convirtió en embajador de la marca italiana MV Augusta, poniendo nombre a un modelo de edición limitada: la F4 LH 44. Su vínculo con la moto no se queda ahí -además de que a veces se le ha visto llegar al paddock en este medio de transporte- y ya pilotó el pasado mes de febrero otra Superbike en California dentro de un evento patrocinado por Monster y con la supervisión del piloto de MotoGP Cal Crutchlow. El incidente sobre el asfalto jerezano, ¿le habrá quitado las ganas (o a Mercedes) de seguir realizando este tipo de pruebas aunque sea fuera de temporada?

La bicicleta de Mark Webber

"De repente, mi amigo se cayó delante de mí y no podía hacer otra cosa que salir disparado hacia delante. Sufrí lo que llaman la fractura del esquiador en mi hombro derecho". Mark Webber, en su biografía, relataba cómo se cayó montando en bicicleta con un amigo antes del GP de Japón de 2010. Se rompió un hombro y solo se enteraron su entrenador personal y el doctor de la FIA, Gary Harstein. No podía decir nada. En Suzuka y Corea hubo de infliltrarse para aguantar el dolor. A esta última carrera llegaba con 14 puntos de ventaja. En carrera, cometíó el error más crucial de su vida deportiva con aquella famosa salida de pista mientras rodaba tras Vettel. Con aquellos puntos hubiera sido campeón del mundo.

Hamilton, en moto por Mónaco.
Hamilton, en moto por Mónaco.

El australiano sí que pagó caro las consecuencias de realizar una actividad fuera del monoplaza con cierto riesgo, y no era la primera vez que le ocurría: en 2008 se rompió la pierna derecha mientras montaba en bicicleta en el transcurso de la 'Mark Webber Tasmania Challenge' que él mismo organizaba y la pretemporada de 2009 la inició utilizando muletas para subirse al monoplaza... aunque las ocultaba antes de llegar a la zona donde había cámaras.

Montoya y su revés

Otro piloto que también su actividad fuera de la pista tuvo consecuencias negativas en un momento de su carrera deportiva fue Juan Pablo Montoya, en 2005 se perdió dos carreras -el GP de Bahrein y el de San Marino- a causa de una lesión en un brazo, según su versión, producida mientras se entrenaba jugando a tenis. Sin embargo, los rumores apuntan hacia un accidente en moto.

Kubica, ocho años después

Más recientemente, Robert Kubica y su brutal accidente en 2011 durante el Rally de Andora es el mejor ejemplo de cómo una decisión fuera de la Fórmula 1 puede condicionar toda una carrera. El polaco, que tenía ya un acuerdo para ir a Ferrari, será en 2019 cuando regrese al Gran Circo, con la movilidad de reducida de su brazo derecho y con otra perspectiva a la que tenía hace ocho años. No obstante, el hecho de que regrese al Gran Circo ya es prácticamente un 'milagro' después de los obstáculos (empezando por salir vivo del golpe) que ha debido superar.

Robert Kubica en Yas Marina. (Reuters)
Robert Kubica en Yas Marina. (Reuters)

Las motos y Schumacher

Diferente es el caso de Michael Schumacher, piloto 'culpable' de la profesionalización llevada al extremo de un piloto de Fórmula 1. Una vez retirado, también realizó algún test privado en un circuito con una moto y sufrió algún susto (más allá de su fatídico accidente esquiando).

Lewis Hamilton, que según la publicación 'TSM Sportz' percibe cerca de 50 millones de euros por temporada, se caracteriza por no ocultar sus gustos, pasiones, aficiones y creencias. Su estética de rapero, su cruz cristiana tatuada, el cariño hacia sus mascotas, su gusto por la música, la moda y también la predilección que tiene por actividades de riesgo como la moto, moto de agua o deslizarse con su tabla de snowboard por montañas de nieve virgen. ¿Le hará más precavido este susto con una moto?

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios