alonso, fundamental en su visión estratégica

Motín en McLaren: por qué parte de su plantilla se opone al rumbo de Zak Brown

Ante la situación en la Fórmula 1, una parte de la plantilla se opone a los planes de diversificar la presencia de McLaren más allá de la F1 que Brown quiere llevar a cabo

Foto: Zak Brown, el actual responsable del devenir de McLaren en los circuitos. (Imago)
Zak Brown, el actual responsable del devenir de McLaren en los circuitos. (Imago)

De confirmarse los rumores, parece que a bordo del navío de McLaren se está produciendo un motín de la tripulación ante el rumbo que el capitán Zak Brown pretende imprimir a la empresa. En este sentido, la victoria de Fernando Alonso en Le Mans podría también incidir en ese conflicto entre las diferentes visiones que para el equipo tiene la cúpula y parte de su plantilla. Porque el valor añadido de su vinculación al equipo británico se ha incrementado tras su reciente victoria.

Una parte importante de la plantilla podría haberse revuelto contra la dirección del equipo, y el pasado Gran Premio de Canadá fue la cerilla que inflamó un ya cargado ambiente en la plantilla. Básicamente, por el descontento ante la falta de liderazgo y respuesta técnica a los desafíos de la pista y, con más amplio alcance, por los planes de futuro de la nueva dirección que supondría la presencia en el Indycar americano y las 24 Horas de Le Mans.

"La dirección que me hace estremecer"

El 'Daily Mail' británico publicaba la filtración la pasada semana. Eric Boullier no supo responder ante la plantilla por las razones técnicas del rendimiento del MCL33 en Canadá. Fue la gota que colmó el vaso del descontento latente. Según las mismas fuentes, una delegación de los descontentos se dirigió a Martin Withmarsh, responsable del equipo desde la primera marcha de Ron Dennis en 2009 y su retorno en 2014, y una de las figuras más destacadas de McLaren durante casi tres décadas. Whitmarsh abandonó la empresa con la vuelta de Dennis y tras un período sabático y varias roles (Copa América entre ellos) ahora es asesor de la Fórmula E.

Según el medio británico, en el Gran Premio de España el propio Whitmarsh habría trasladado a Mansour Ojjeh, uno de los accionistas de McLaren su opinión sobre la situación. “Quiero a este equipo y estoy increíblemente triste por ver en lo que se ha convertido”, explicaba el británico, “necesita un cambio de enfoque. Hay demasiada política entre las figuras principales. Creo que algunos de ellos deben marcharse. Le he explicado mi punto de vista a Mansour, y son los accionistas los que deben decidir qué hacer”. El propio Whitmarsh comentaba que “la gente de McLaren me decían que me mandarían una carta contándome la situación. Les dije que no me la mandaran a mí, sino a Mansour”.

“Vivo en los alrededores y me encuentro con amigos que trabajan en Woking, están decepcionados de lo que está ocurriendo y se desahogan conmigo”. Además de la falta de liderazgo técnico, entre la plantilla se cuestiona la diversificación que Zak Brown planea para el equipo. ¿Cómo volver a lo más alto a la Fórmula 1 ante la dispersión que supondría participar en el Indycar y en Le Mans a partir de 2020? “El equipo solía ganar en la Fórmula 1, pero ahora buscan otros destinos, por ejemplo el Indycar y Le Mans. Son grandes en sí mismos (como proyectos), pero que McLaren vaya en esa dirección por encima de convertir la Fórmula 1 en su única prioridad me hace estremecer”. A Martin Whitmarsh también le irritó la marcha de Tim Goss, uno de sus responsables técnicos, “me llevó al límite, porque posee un gran intelecto, trabaja duro, no es alguien político, y supone un gran valor añadido al equipo. Ha sido un cabeza de turco”.

Si en la F1 no se puede ganar por ahora...

Zak Brown fue recientemente confirmado como máximo responsable del equipo. Su experiencia y visión eminentemente comercial ha marcado un nuevo rumbo estratégico para la nave de McLaren, visualizada por su reciente viaje a Estados Unidos para lograr una suerte de franquicia con un equipo local del Indycar. “Si entramos en otras disciplinas en las que McLaren tiene una gran historia, necesitamos hacerlo de forma que no comprometa nuestras actividades en la Fórmula 1, de lo contrario no lo consideraremos”, explicaba recientemente, “tiene que ser comercialmente viable, algo en lo que podamos ser competitivos, y encaje con nuestra marca. Debe cumplir con todos estos requisitos, no con la mayoría de ellos”.

McLaren afronta así el conflicto entre el rumbo que pretende el americano y el espíritu representado por el ‘motín’ de una parte de su plantilla. Brown parte de un análisis realista de la actual situación de McLaren, sin opciones para ganar en este ciclo híbrido ni por recursos, ni por capacidad tecnológica para alcanzar a Ferrari y Mercedes. El equipo solo podría aspirar a volver a ganar a partir de 2020, cuando Liberty redimensione la estructura de los equipos y se imponga un nuevo reglamento técnico menos costoso y técnicamente complejo. Mientras tanto, la mejor estrategia es ampliar la actividad de McLaren a otros mercados bajo las premisas antes descritas. En esta estrategia, Alonso es su mejor aliado.

Alonso, un aval para la estrategia de Brown

Según las filtraciones, una parte de la plantilla también señalaría a Brown como cómplice de los planes personales del español al margen de la Fórmula 1. Sin embargo, fue el propio Brown quien ofreció al español la oportunidad de correr en las 500 Millas de Indianápolis, que Alonso aceptó. Para el primero, la experiencia supuso una exitosa prueba de laboratorio comercial en Estados Unidos. Para el segundo, un nuevo enfoque para su carrera deportiva. “Queremos que Alonso siga con nosotros más allá de su carrera en la Fórmula 1”, ha repetido el americano en numerosas ocasiones. Porque Brown es consciente del activo que supone el piloto español para abrirse a nuevos proyectos, y su éxito en las pasadas 24 Horas de Le Mans ha revalorizado su imagen global. Es por tanto su mejor aval para los planes futuros fuera de la Fórmula 1 a los que se opondría una parte de la plantilla.

¿Hacia donde terminará navegando McLaren en los próximos meses? ¿Apoyará su consejo de administración la visión y estrategia de Brown a pesar de la oposición interna? ¿Podría convertirse Martin Withmash de nuevo en una pieza clave en el futuro del equipo? Parece que McLaren afronta tiempos de navegación turbulentos más allá del asfalto.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios