SERÁ su décima participación en INDIANÁPOLIS

Servià y su lazo amarillo para las 500 Millas: "Desean que me pegue la bofetada del siglo"

Oriol Servià vuelve un año más a las 500 Millas de Indianápolis, esperando de nuevo contar con opciones de victoria. Pero su lazo amarillo en el casco ha levantado fuertes críticas

Foto: El casco de Oriol Servià, con el lazo amarillo y el rostro de Salvador Dalí. (Instagram.com/oriolservia)
El casco de Oriol Servià, con el lazo amarillo y el rostro de Salvador Dalí. (Instagram.com/oriolservia)

Este año, Oriol Servià afrontará su décima participación en las 500 Millas de Indianápolis, una de las grandes citas del automovilismo internacional. Pero en esta edición lo hará sin Fernando Alonso. En 2017, incluso ambos ocupaban posiciones colindantes en el muro de boxes y llegaron a rodar casi juntos en un momento dado de la carrera. En 2018, sin embargo, Servià no será el ‘underdog', el término usado en las carreras para señalar a quien tiene opciones al triunfo aunque otro sea el principal favorito. Porque piensa que, al igual que tuvo opciones reales de victoria el pasado año, en la edición del próximo 27 de mayo podrá optar a la victoria.

Sin embargo, Servià afronta la carrera envuelto en la polémica en España. Una foto suya en redes sociales mostrando la decoración de su casco ha levantando numerosas críticas por el lazo amarillo que ha incorporado en la parte trasera. El catalán explica a El Confidencial por qué lo ha hecho y qué piensa de las reacciones que está cosechando.

Oriol Servià participará este año por décima vez en las 500 Millas de Indianápolis. (EFE)
Oriol Servià participará este año por décima vez en las 500 Millas de Indianápolis. (EFE)

Opciones de ganar como en 2017

“Como te puedes imaginar, estoy aquí bastante liado, concentrado con lo que importa, que es poner el coche a punto”, dice riendo. “Vamos primero con lo deportivo, ¿no?”, continúa dejándose su tiempo para responder a lo más peliagudo. “Este año vamos muy bien, tenemos muchas ganas, tenemos el mismo equipo técnico que el pasado, el de Rahal/Letterman/Lanigan, que me dio un coche muy bueno, y espero que podamos lograr un coche parecido al del año pasado y que nos debería dar opciones a la victoria. “Estamos entrenando mucho ahora, y este fin de semana llega la clasificación y después la carrera una semana después. Ahora que es mi décima participación, a ver si consigo ganarla”.

Servià ha competido en 14 equipos diferentes en estos dos últimas décadas de experiencia en Estados Unidos, pero la especial relación que mantiene con el equipo del famoso expiloto Bobby Rahal le ha permitido repetir con una escuadra que ya conoce bien, dato crucial para poder aspirar a la victoria en esta singular carrera. En 2017, y a pesar de los problemas en los entrenamientos y buena parte de la carrera, Servià se colocó en posiciones de optar al triunfo en los compases finales, hasta que a 17 vueltas del final sufrió un accidente. “Al principio de la carrera iba fatal, pero al final fue un subidón porque tenía coche para ganar. La pista vino hacia mí según avanzaba la carrera”. Un incidente con otro monoplaza le obligó a abandonar poco después de haber rodado por delante de Alonso. “Casi se cumple lo que decía, la premonición de que Alonso y yo lucharíamos en la última vuelta por la victoria que hacía antes de la carrera”.

"Creo que puedo expresar mi opinión"

Pero antes de llegar a la última y decisiva semana, Servià se ha visto involucrado en una dura polémica tras presentar en las redes sociales la nueva decoración de su casco, en el que incorpora motivos de otros años, aunque ahora presentados de forma diferente, como son los colores de la bandera catalana y una imagen especial del pintor Salvador Dalí, que le acompaña siempre. Como novedad, el lazo amarillo que distingue en Cataluña a quienes muestran su apoyo a los políticos catalanes encarcelados. Servià ha recibido una fuerte contestación por ese gesto. “Algunos mensajes con odio asesino que recibo por tener en mi casco que opina sobre mi desacuerdo con una prisión preventiva durante seis meses por un caso político solo clarifica la desproporción de todo el asunto”, escribió en Twitter al respecto. “En mi opinión, claro está, y cada uno es libre de la suya”.

Preguntando al respecto por El Confidencial, el piloto catalán explica que el tema del lazo, desde su punto de vista, "es bastante sencillo". "Yo solo puse en Instagram y Twitter las fotos de mi casco, en el que he puesto el lazo amarillo detrás, porque creo puedo expresar mi opinión: sencillamente, que se tengan a los presos siete meses en la cárcel antes de ser juzgados”.

Servià también se ha quedado sorprendido por la virulenta reacción que ha provocado entre algunos. “Me parece muy bien que la gente responda de acuerdo con mi punto de vista o en desacuerdo totalmente. Lo que me ha sorprendido es que alguna de la gente que no está de acuerdo con mi opinión ha pasado de decirlo a desear que me pegue la bofetada del siglo y que, básicamente, desaparezca del planeta”, explica en alusión a las amenazas y mensajes que ha recibido. "Me parece un poquito exagerado. Pero bueno, ya te digo, normalmente no me meto en estos temas, y la gente que los toca debe estar más acostumbrada a que, tal y como el ambiente de caldeado, las cosas se vayan de medida. A mí me ha sorprendido bastante. Pero me centraré en lo mío, que es lo que toca, y a ver si consigo ganar”.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
72 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios