es su novena participacion en la carrera

Oriol Servià: "Ojalá llegue a la última curva luchando con Alonso... y gane yo"

Aunque todos los ojos están puestos en Fernando Alonso incluso para el público americano, Oriol Servià afronta las 500 Millas con serias opciones de victoria. Y por varias razones

Foto: Si hay un año en el que puedo ganar, es este, dice Oriol Servià. (EFE)
"Si hay un año en el que puedo ganar, es este", dice Oriol Servià. (EFE)

Está será su carrera número 200 de Oriol Servià en la IndyCar, con 14 equipos diferentes, y su novena participación en las 500 Millas de Indianápolis. Y según confiesa, es su mejor oportunidad para conseguir la victoria. “Con Fernando aquí, tú eres el ‘underdog', ¿no?", le preguntamos. “Pues sí, quién sabe…”, sonríe. Ese término inglés sirve para definir a quien también tiene opciones al triunfo, aunque sea otro el principal favorito. Porque el segundo piloto español en la carrera podría dar la sorpresa.

Para Fernando Alonso, ganar las 500 Millas se antoja difícil porque afrontará situaciones totalmente nuevas para él en los momentos decisivos. Pero quizá no lo sea tanto para Servià. "Siempre se me han dado bien los óvalos desde que llegué a Estados Unidos. Y estoy en un equipo que ya conozco (Rahal Letterman Lanigan), que me aprecia. Es una carrera que siempre me ha gustado mucho, que se me da bien y que entiendo. Si hay un año que puedo ganar las 500 Millas, es este, en el que estoy mejor preparado".

"Si lo hago bien, hay más ojos para verlo"

Servià lleva ya dos décadas en Estados Unidos. Y aunque no tiene un programa completo en la IndyCar este año, siempre ha sido llamado para esta carrera, especialmente por su actual equipo, que le tiene en gran estima. La llegada de Alonso ha amplificado el impacto de la prueba a nivel mundial, poniendo también el foco sobre Servià, especialmente en España, donde su carrera no ha sido tan seguida. El catalán ha asumido con enorme elegancia que ahora se le preste una mayor atención que en el pasado gracias a su compatriota.

“Primero, que Fernando decidiera venir me parece un signo de valentía. Que un tío que está en otro campeonato se tire a la piscina aquí dice mucho", dice. "Y segundo, los pilotos de su estatura no se arriesgan a correr en los óvalos, no se arriesgan a poder hacer el ridículo. Me parece de gran valor lo que ha hecho", continúa Servià, que valora la parte positiva que ha supuesto para sí mismo la presencia de Alonso en Indianápolis.

“Yo ya estaba aquí. Que venga Fernando ha dado mucha atención de prensa española e internacional. Ha puesto el foco donde ya estaba. Si lo hago bien, habrá más ojos para verlo. Y si lo hago mal, también. Además, soy fan de Alonso, nunca pensé que correría algún día contra él, quizás en una exhibición de karting. Y mira, nos vamos a encontrar en las 500 Millas, la carrera más grande que existe. Yo encantado, siempre lo digo, ojalá lleguemos a la última curva luchando por la victoria, y ojalá gané yo", dice entre risas.

Oriol Servià saldrá desde la 12ª posición con su Honda del equipo Rahal Letterman Lanigan Racing. (EFE)
Oriol Servià saldrá desde la 12ª posición con su Honda del equipo Rahal Letterman Lanigan Racing. (EFE)

"Tengo al ingeniero que ganó el año pasado"

Casualmente, Servià y Alonso están situados uno junto al otro en el muro de Indianápolis. A un lado, un doble campeón del mundo afronta la carrera con la tensión propia de la falta de experiencia. Al otro, un piloto que sabe lo que es correr ocho veces, salir en primera línea y terminar en cuarta posición (2012). ¿Se siente más cómodo por ello? ¿Con qué sensaciones afronta la carrera? "Tranquilo no estás aunque sea la primera o la trigésima vez cada vez que corres las 500 Millas. Siempre hay incertidumbre porque es la más grande, es la que todos queremos ganar, estás todo el año preparándola. No me siento diferente a otros años: el proceso es el mismo, el mismo trabajo, la misma emoción”.

Oriol Servià saldrá en duodécima posición. Que cuenta con opciones, experiencia aparte, lo confirmaba en los entrenamientos. En la primera sesión, el equipo apostó por una puesta a punto errónea cuyo tiro salió por la culata. En la última tanda clasificatoria fue el segundo de los 24 pilotos que no entraron en el 'Fast Nine'. Siente que tiene un coche muy rápido en condiciones de tráfico. Lo vivido durante los entrenamientos le confirma de nuevo que esta carrera está abierta siempre y cuando no cometas fallos.

El 'pit lane' de las 500 Millas de Indianápolis desde dentro

"El año pasado salí décimo y en el primer relevo me fui al 20º puesto. Me penalizaron luego y pasé el último lugar. Pero cambiamos un par de cosas, el coche se despertó y fui como un tiro. En la misma carrera, según vaya cambiando el coche y la pista, según te vayas adaptando, puedes ir para delante o para atrás. A veces ves a cuatro que son protagonistas al comienzo y luego ni los ves. Hay que adaptarse: o la pista ha de venir a tu coche o tú has de traer el coche a la pista”.

¿Y puede dar la sorpresa en estas 500 Millas? ¿Puede el ‘underdog’ ganar la carrera? "Creo que este año no hay nadie que se sienta superior, porque todos tienen opciones. Yo me siento muy bien. Tengo a mi lado a Tom German, que es el ingeniero que ganó el año pasado con Alexander Rossi, y también ganó con Gil de Ferran (el 'coach' de Fernando Alonso en Indianápolis). Honda tiene un buen motor, y es mi carrera número 200 en la Indy. Si hay un año en el que puedo ganar, es este"

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios