"Había que apretar los codos y los dientes"

El éxtasis de Alonso en Le Mans: "Una de las victorias más importantes de mi vida”

Fernando Alonso consiguió la victoria en las 24 Horas de Le Mans la cual calificó como una de las victorias más importantes de su vida y un día histórico para España

Foto: La victoria en Le Mans fue un hito histórico para Toyota y para Alonso (EFE)
La victoria en Le Mans fue un hito histórico para Toyota y para Alonso (EFE)

Fernando Alonso consiguió la victoria en las 24 Horas de Le Mans en su primera participación en la mítica prueba francesa en el Toyota número 8 junto con Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima en una carrera que ha tenido de todo. El asturiano la calificó como "una de las victorias más importantes de mi vida”.

“Es un día importante, quizás histórico después de la victoria de Marc Gené en absoluta y de Antonio García en GT, volver a tener la bandera de España en el podio es importante y para mí, después de unirme a esta aventura y correr estas carreras históricas como las 500 Millas, ser competitivo ante pilotos especialistas me hace sentir muy orgulloso e intento explotar la capacidad que tengo para adaptarme a los coches. Igual duermo con el trofeo, como ya hice con el de Spa".

Le Mans le debía una a la marca japonesa y Toyota llegó intacta al final de la prueba para olvidar los fantasmas del año pasado. “Gracias a todos. Gracias al todo el equipo Toyota, ha sido increíble en términos de preparación y dedicación”, señaló el asturiano desde el podio. “Ha sido una carrera muy difícil. Gracias a todos los fans, ha sido una semana muy especial. Me siento orgulloso por el trabajo que hicimos, la preparación para llegar a un campeonato y un sistema nuevos siendo competitivo, pero es un trabajo de seis o siete pilotos para que ganemos hoy, los que nos metimos 36 horas de test en Aragón, estando juntos, comiendo juntos, ganando a la Play juntos... que ganase el 7 o el 8 era una casualidad de la carrera".

"Había que apretar los codos y los dientes"

Alonso realizó una tanda nocturna memorable que pasará a la historia tras recortar, al Toyota número siete, más de un minuto y medio, después de que su coche fuera sancionado. "La verdad es que veníamos muy preparados y no ha habido grandes sorpresas en ese sentido. El primer 'stint' era adaptarse y no cometer errores y cuando me desperté por la noche y vi que estábamos a dos minutos y pico por detrás había que apretar los codos y los dientes si queríamos meternos en la carrera".

Su experiencia en la noche de Le Mans no era la mejor pero el asturiano demostró ser capaz de adaptarse a cualquier situación. "Teníamos algunas dudas de noche, era un poco diferente. De día hay veces que no me siento del todo cómodo, pero al mismo tiempo caliento los neumáticos más rápidamente que los demás. En condiciones de calor y seco me perjudica porque los llevo con mucha temperatura y por la noche cuando hace frío sabemos que el coche funciona de maravilla y aproveché esa circunstancia en un Le Mans bastante frío porque normalmente hace mucho calor".

Tras su 'stint' nocturno fue el turno de Nakajima que pareció haberse contagiado del ritmo del español y consiguió rebajar los 45 segundos de desventaja y colocar a su Toyota como líder. "Sí, quizás les ha dado moral a mis compañeros, pero es difícil saber cuándo cambian las carreras en una de 24 horas. Hay momentos clave y quizás uno fue ese, cuando entramos en depresión en la noche porque íbamos perdiendo minutos y de repente empezamos a ganarlos, el que viene detrás coge moral".

“Lo que nunca hago es rendirme”

Cuando puedo gano y cuando no puedo lo intento, lo que nunca hago es rendirme". Sobre si es consciente de que la actuación de madrugada le acerca al nivel de piloto completo que aspira ser, Alonso respondió: "Yo soy consciente, porque desde Daytona, desde enero, llevo preparando esta carrera, con muchos días de simulador, de estudio, de trabajo con el equipo, muchos días de ensayos, de ordenador, de hacer test de 36 horas y ahora aunque parezca fácil es porque el equipo es mejor que los demás y eso no es casualidad".

"Tenemos esa superioridad de trabajo y dedicación. Por mi parte, claro que estoy satisfecho de probar estas aventuras como las 500 Millas, como las 24 Horas de Le Mans y que de momento esté saliendo bien, y me vea competitivo es bueno, porque siempre corres el riesgo de ir a otra categoría, verte el 25 y no disfrutar mucho, pero de momento no pasa eso”. A Alonso ya solo le falta las 500 millas de Indianápolis para conseguir la Triple Corona, aún así, el asturiano todavía no tiene claro su futuro en la Indy y reconoció que debe pensarlo.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios