HONDA PUEDE ESTAR CERCA DE empezar a DESPUNTAR

Historias de un exmecánico japonés de la F1: "¿Qué ha pasado con Honda?"

Tetsuo Tsugawa, exmecánico de F1 y ahora periodista, explica a El Confidencial por qué Honda puede dar con la tecla en 2018 ahora que no sigue con McLaren y Alonso

Foto: Gran premio de méxico de formula uno
Gran premio de méxico de formula uno

Cuando uno charla con Tetsuo Tsugawa, la percepción global de la Fórmula 1 cambia por completo. A muy pocos le sonará su nombre fuera de la Fórmula 1, pero en ella es alguien inconfundible. Primero, porque a sus casi 70 años tiene una coleta que le da cierto aspecto de viejo rockero. Y segundo, porque porque desgrana como pocos los dos hemisferios de la F1: el racional y el emotivo. Cuéntenselo a alguien que se plantó en Londres sin dinero (y sin inglés) y acabó trabajando en la élite de la mecánica mundial. Antes de trabajar en Benetton (ahora Renault), pasó por varios equipos. En uno de ellos, casi llega a las manos con Ayrton Senna...

Porque hablar con un 'ciudadano' japonés de la F1, más aún si es especialista en técnica, conduce directamente a una pregunta: "¿Qué ha pasado con Honda?". Y en medio, una parada por Fernando Alonso (y su actitud), otra por McLaren, y otra por la difícil tarea de afrontar el futuro. Porque quién sabe si alguno se acabará arrepintiendo de todo este divorcio.

"Las mesas del revés", el desahogo de Alonso

Ahora es periodista, uno de los gurús técnicos para varias revistas japonesas, pero el alma de Tetsuo sigue siendo de mecánico, de esos que llevan gasolina en las venas. E historias sencillas como aquella de Senna le sirven para ir explicando contextos más amplios. "Trabajé un año con Senna, en 1984 –su año de debut– con el equipo Toleman. Era muy bueno, pero con un ego desmedido. Quería hacerlo todo para él. Un día, hacia las dos o tres de la madrugada, apareció y nos dijo: 'ven, cambia esto, haz esto, haz lo otro...'. ¡Pero no podíamos! ¡Eramos mecánicos! Imposible sin pedir permiso a los ingenieros. Quería que cambiáramos el set-up del coche... Y nos peleamos. Nos encaramos uno al otro, y se me puso a gritar diciendo: ''Joder, ¡tenemos que ganar!". Ocurrió en Brasil 1984. Su primera carrera en la F1...

Sí, Senna era especial. Para muchos, inigualable incluso en la la órbita del deporte mundial. Tetsuo sólo le ve parecido con alguien... "No es tan distinto a Alonso. Los dos tienen un ego enorme", cuenta, con matices. "Lo que les diferencia son sus reacciones; Senna era más directo, iba más al tema. Alonso es más político, a veces mucho". Hasta el jefe de Honda sugería algo así en una reciente entrevista para El Confidencial. La cuestión es el tema de las reacciones. Porque si alguien con semejante "ego" como Senna pegaba gritos, otro campeón como Alonso también tiene la sangre caliente... a su manera.

"Alonso es un tipo muy listo y muy fuerte. Porque además desprende agresividad. ¿Cuántas veces ha roto cosas en su motorhome?", se pregunta Tetsuo. Este año, en Singapur, Alonso rompió de un puñetazo la pared de su habitación. Ese día le embistieron en la salida cuando podía firmar un podio. "Pero también lo hacía en su época de campeón", apunta Tetsuo. "Cuando las cosas no iban bien, hay quien veía mesas puestas del revés, puertas golpeadas... igual que ahora. Se oían golpes y sonidos en el motorhome, yo llegué a escucharlo porque trabajaba para Mild Seven en su época de Renault. Y al salir, aparentaba normalidad total. Luego entrabas al cuarto y veías las mesas, claro... Pero es su forma de calmarse". Y desde luego, para un deportista tan "orgulloso, fuerte y listo" no es fácil llevar ya 11 años sin ganar...

En 2018 pueden ser ya doce. Sólo una combinación magistral entre McLaren y Renault puede evitarlo. Una especie de pócima mágica instantánea que reviente el dominio de Mercedes. A priori difícil, pero otro tema es luchar por algo noble, y ahí pueden estar los podios en el punto de mira. ¿Seguro? "Alonso ha sido sólo dos veces campeón y siempre que ha intentado buscar algo para ganar no le ha ido bien. Y ahora con esto de Renault es probable que le pase lo mismo. Ha sido su elección. La suya, la suya... No tanto de McLaren".

¿Se han equivocado McLaren y Alonso?

Entonces, ¿el motor Renault no le dará mejores resultados que el Honda de 2018? Tsugawa responde 'sí' en base a su entendimiento de la situación de Honda, tanto por contacto directo con ellos como por la técnica del motor. Y es cierto que todavía existe una crisis por solventar, pero si Honda tiene aún varios "dolores de cabeza", la resaca puede empezar a pasarse en 2018. Ahí está la cuestión: ¿y si Alonso (y McLaren) han talado el árbol cuando estaba a punto de dar sus frutos?

"Hasta ahora, un gran problema de Honda ha sido el MGU-H –motor térmico–. Ese es su gran dolor de cabeza. No tiene suficiente potencia; y si lo fuerzan al 100%, se rompe. Por eso no pueden ir a tope toda la carrera. Pero si rodaran con todo bien, tendría más o menos la misma potencia que Renault. Porque su motor de combustión es bueno...". Quizá sea cierto, y Tetsuo apunta a un factor clave para entender 2017 y lo que vendrá más allá. "2015 y 2016 han sido dos años a la basura, y encima les han salido carísimos. El motor de este año es casi 100% nuevo". ¿Pero es bueno? "La base sí es prometedora; están ya cerca del Top-10. Y eso que es como si acabaran a empezar". En esta lógica enmarca un 2018 parejo entre Renault y Honda. Y quizá los franceses sean los que tengan ya marcado su techo de cristal con estos motores. Lo de Honda está aún por ver. De ahí que Alonso pueda no salir ganando con todo este divorcio...

"Renault llevaba varios años desarrollando el mismo motor de combustión, y cuando le añadieron la parte híbrida en 2014, no encajaban nada", recuerda Tetsuo. "Para ser en realidad su 'primer año' en F1, lo que vemos en esta segunda mitad de temporada de Honda no está siendo igual de malo. Les falta ajustar la electrónica. Y aunque Red Bull esté ahí, ¿cuántos problemas ha tenido Renault este año?". La última prueba de México ilustra bien el esquema: victoria de Verstappen con propulsor Renault... pero tres averías del mismo motor en condiciones exigentes para la potencia. El qué ocurra con McLaren en 2018 es aún incierto.

Lo mismo ocurre con Honda, pero con ciertos matices. Empezando por cómo ha pasado de un caos sonrojante a una estructura pensada para ser competitiva a corto plazo. "En 2015 y 2016, Honda no tenía un concepto claro del motor", cuenta Tetsuo. "Fue una falta de entendimiento absoluta sobre la F1. Les dijeron de trabajar con McLaren y ellos: 'bueno, a por ello'. Entonces cogieron a gente de la fábrica que no trabajaba en F1, sino en tema de negocios y mecánica. Les dijeron: tú vas a la F1 ahora, ¿vale? Y todos asintieron. Como tenían la tecnología, pensaban que con eso iban a tirar". Al tercer año, han vuelto a la casilla de salida, pero quizá esta vez ya para avanzar.

"Lo hicieron sobre un folio en blanco y fallaron en todo", apunta Tetsuo. "Y es cierto que Honda tiene mucha tecnología y recursos, pero no sabían cómo aplicarlo a la F1. Ahora ya la tienen organizada, hay un camino". La cuestión, de momento, es esperar a que funcione. "Su gente es bastante joven y sé que están motivados. Hay una estrategia, y el año que viene va a ser mejor. Y es una pena que sólo queden dos años con este tipo de motores, porque aunque no vayan a llegar a Mercedes y Ferrari, la historia va ser distinta". Porque si Honda solventa esos problemas eléctricos, quizá McLaren se acuerde durante años de su decisión.

"Honda no es buena, pero McLaren..."

¿Pero por qué Honda nunca ha comunicado esto de forma tan nítida? McLaren ganó por goleada la batalla de la comunicación, también amparada por su buen chasis. "En Japón siempre se da un paso atrás, nunca se habla con contundencia como en Europa. Vuestro estilo es más: 'yo puedo hacer esto y lo voy a conseguir sí o sí'. Nuestra cultura es distinta, siempre damos un paso atrás en estos temas". Por cultura, Honda asumía un perfil bajo, principalmente para lo malo... pero a veces también para lo bueno. Y sí, esto también existía.

"¿Cuántas veces has oído a Honda decir algo contra McLaren y Alonso? Ni una, ¡ni una!", se pregunta Tetsuo, elevando el tono. A la luz de la crisis del motor, comprensible. Pero no todo estaba ahí. "McLaren ha tenido muchos problemas en la caja de cambios. ¿Y eso también es del motor, o qué pasa? ¿Es culpa de Honda? ¿Y algunos pit-stops tan malos de McLaren? O cuando había una fuga de agua, que siempre acusaban a Honda sin saber 100% que era suya. Cuando había un problema eléctrico, también culpaban a Honda. Pero luego resultaba que se les había salido su conector. Qué, también problema de Honda, ¿no?".

"Entre nosotros todo esto lo sabíamos pero no lo decíamos nunca. Y Honda tampoco", confiesa Tetsuo, "y aunque ahora no estén tan lejos de Renault siendo su 'primer año', tampoco dirán nada. Alonso siempre dice que el chasis es buenísimo y el motor muy malo. Pero fíjate en Spa y Monza, dos circuitos con rectas. Red Bull tiene un alerón trasero muy plano, como un pan. No genera nada de resistencia al aire. ¿Y qué hay del alerón trasero gigante de McLaren? El coche será todo lo bueno que quieras, sí, porque genera mucha carga aerodinámica, pero con ese alerón... El motor no sería perfecto, ¿pero buscas potencia con eso? ¡Nos ha jod***! No digo que Honda sea buena, pero hay mucho tema oculto en este asunto..."

Al supuesto potencial de este motor se une un segundo factor. "Con Toro Rosso, Honda no tendrá tanta presión. No estarán tan cuestionados, será más tranquilo. Trabajarán para ellos, punto". Igual que cuando Hasegawa contaba que buscaba "ser amigos" con Toro Rosso, y no "compañeros" como con McLaren. Y si todo va bien, ¿Red Bull en 2019? "Si Honda va bien, cogerán su motor, sí. Es lo natural...". Pensar en una Honda competitiva quizá no sea descabellado, más aún en vista de que a los motores de 2021 le quitarán una pieza: el MGU-H. La de los 'dolores de cabeza'... ¿Y si Tetsuo acaba teniendo razón?

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios