CADA VEZ recuerda MÁS A AYRTON SENNA

"Simply lovely". Cuando Verstappen clava el puñal a sus rivales y se regocija

Quizás Marko fue algo lejos al comparar a Verstappen con Senna. Pero sus primeros compases en la F1 tienen algunos rasgos en común, los propios de los grandes campeones

Foto: Max Verstappen amenaza con dar guerra para el título de 2017. (Twitter de @Max33Verstappen)
Max Verstappen amenaza con dar guerra para el título de 2017. (Twitter de @Max33Verstappen)

“Su rendimiento fue increíble, y me recordó algunas carreras de Michael Schumacher, fue un gran logro. Aunque tiene solo veinte años, como piloto ha madurado de forma realmente increíble”, comentaba Ross Brawn tras la victoria de Max Verstappen en la última carrera de Fórmula 1. ¿Pero no era “el nuevo Senna” para Helmut Marko? Su descaro se resumió en el "simply lovely" que espetó a su equipo cuando metió un hachazo en la salida al campeón y subcampeón de este año, Hamilton y Vettel.

Independientemente de las opiniones, el holandés stá mostrando ese mismo patrón de los grandes campeones en los primeros estadios de su carrera deportiva, esto es, una madurez y rendimiento extraordinarios para su edad y experiencia, así como un talento capaz de construir victorias donde sobre el papel no parecían posibles y con equipos no dominadores. Como Schumacher y Senna, el propio Verstappen exuda la confianza de quien ya se siente campeón del mundo en su mente. Se trata solo de cuándo se hará realidad. Como en los inicios de Ayrton Senna con Lotus, antes de llegar a McLaren.

"Si no vas a por el hueco, no eres piloto"

Para empezar, las últimas dos carreras han confirmado que el de Red Bull cumple a la perfección con aquel arquetipo enunciado por Senna en su famosa y tensa conversación con Jackie Stewart. “Si no vas a por el hueco que haya, no eres un piloto de carreras”. Verstappen está siendo un alumno aventajado desde que llegó a la Fórmula 1.

Particularmente, en las dos últimas carreras, empezando con su polémico y extraordinario adelantamiento a Kimi Raikkonen en Austin. Pero en el Hermanos Rodríguez lo llevó a otro nivel. Verstappen estuvo increíblemente hábil para aplastar a Vettel en la salida, majestuoso al meterse por delante del alemán y resistir luego a Hamilton, que intentó superarle a continuación. Fue el holandés quien destrozó la carrera de los dos aspirantes al título. El “simply lovely” que lanzó por la radio a su equipo tras la maniobra confirmaba la mentalidad y desparpajo de un veintiañero que se había despachado al campeón y subcampeón del mundo.

Ganar ya tan pronto

Senna dejó patente su capacidad para adelantar según llegó a la F1 con Toleman, donde solo estuvo un año. Casi, como Verstappen en Toro Rosso. En 1985, el brasileño pasó a Lotus Renault, como el holandés a Red Bull en su segunda temporada. Senna comenzó pronto a dejar pruebas de su brillante futuro. Ambos empezaron tan pronto a ganar. El holandés, en su primera carrera con Red Bull, en el Gran Premio de España. Senna, en la segunda con Lotus, su famoso triunfo bajo la lluvia de Portugal.

El brasileño había debutado con su nuevo equipo en Brasil, y llegó a liderar durante unos instantes aquella carrera. Pero en Estoril ya anticipó que la Fórmula 1 estaba ante un piloto que iba a marcar una época. Bajo un impresionante diluvio de Estoril, Senna dobló a toda la parrilla menos a un piloto. Resultaba inevitable recordar al brasileño también el pasado año, cuando Verstappen volaba sobre el asfalto húmedo de Interlagos.

Senna se incorporó en 1985 a un equipo de segundo nivel, por detrás de Williams y McLaren, los dominadores de la era turbo. Una época, además de especial dificultad para el pilotaje, dada la singular patada de potencia de aquellos motores y del cambio manual que aún se utilizaba. Una época donde el piloto podría marcar diferencias. Fue lo que hizo Senna. “Imagina la pelea que tuve con Fernando, pero teniendo que quitar la mano del volante (para cambiar), hubiera sido increíble, aunque no tiene sitio en este mundo de tecnología”. Pero sí en el de Senna y Lotus.

Victorias de un verdadero 'crack'

El talento de Senna transformó al equipo británico, anestesiado tras la muerte de Colin Chapman. La victoria en Portugal había sido la primera desde 1982, lejos ya los éxitos de 1978 con Andretti. Aquella temporada (1985) logró cinco poles gracias a una velocidad única, capaz de domesticar a aquellos potros salvajes de la era turbo. Aquel año llegaría otra increíble victoria en Spa, con asfalto mixto, y sacada de la manga de su increíble talento. Este año, Verstappen lleva dos victorias.

Senna marcaba las diferencias en muchos circuitos con el Lotus. Lograba poles inverosímiles y algunas victorias que solo el brasileño podía conseguir, como en Detroit (1986). Cuando el otro día el equipo Red Bull le tenía que parar ante su espectacular cabalgada, Verstappen se reía por la radio resultaba inevitable recordar al brasileño en aquel primer año con Lotus. Pero Senna también fue traicionado frecuentemente por la fiabilidad mecánica del Lotus Renault. Por ejemplo, aquel primer año cosechó siete abandonos por avería. Este año, la racha mecánica de Verstapen es similar a la del brasileño en 1985.

El equipo en torno a ti

Antes de renovar su contrato con Red Bull, Christian Horner le lanzaba el desafío al piloto holandés. “Lo obvio es construir el equipo en torno a ti”, en relación a cómo Vettel y Hamilton lo están haciendo en torno a los suyos para estos años. El mismo caso de Senna en sus tres años en Lotus, cuyo equipo orbitó en torno al brasileño tan pronto como Peter Warr y Gerard Doucarouge comprendieron el alcance de su inusual talento, capaz de rodar al límite con potencial adicional para grabar una cantidad de datos insospechada. "Las informaciones proporcionadas por Senna correspondían exactamente a las de la telemetría, curva tras curva, revoluciones, la presión del turbo, la temperatura…”, confesaba asombrado en su día Bernard Dudot, el máximo responsable de Renault.

“El gran desafío de la carrera fue pararle, no animarle a que fuera más rápido, algo muy inusual”, reconocía Horner tras la victoria de Verstappen en México, “creo que se aburrió en muchas ocasiones, intentamos pararle y se frustró porque no podía ir más rápidoo…”. ¿Les suena de algo?

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios