sin noticias sobre el heptacampeón

El exmánager de Schumacher pide la verdad sobre el estado de salud del piloto

Desde que el siete veces campeón del mundo Michael Schumacher sufrió un accidente de esquí en 2013, las noticias sobre su salud han llegado con cuentagotas.

Foto: Willi Weber y Michael Schumacher en 2009. (EFE)
Willi Weber y Michael Schumacher en 2009. (EFE)

"Me parece desafortunado que los seguidores de Michael (Schumacher) no conozcan su estado de salud. ¿Por qué no se les cuenta la verdad?". Así habla Willi Weber, quien fue mánager del siete veces campeón del mundo de Fórmula 1 Michael Schumacher durante la mayor parte de su carrera deportiva. Personaje conocido en el paddock de la categoría reina durante quince años, actualmente no tiene apenas interés en ella pero sí el suficiente como para hablar del que fue su cliente y protegido. Weber critica a la familia de Schumacher por, según dice, ocultar la verdad sobre su estado de salud, por lo que pide que se cuente la verdad.

Que Schumacher sufrió un accidente de esquí el día 29 de diciembre de 2013 y que sufrió lesiones cerebrales severas, es algo de sobras conocido. Su proceso de recuperación posterior es algo más brumoso, con informaciones contradictorias y con muy pocos comunicados oficiales, siendo estos muy ambiguos. Escuchando lo que cuenta la familia, hay que asumir que Schumacher está consciente pero con comunicación muy limitada y sufriendo problemas de memoria, además de no poder andar, aunque sigue en constante progreso. El equipo de médicos que le asisten en su casa de Ginebra se aseguran de que pueda seguir mejorando poco a poco, aunque con aparentemente un coste exorbitante. Los últimos rumores apuntan a la posibilidad de que la familia se vaya a vivir a Estados Unidos.

Secretismo sobre el estado del Kaiser

Lo más reciente que se conoce sobre el estado de salud de Schumacher fueron las declaraciones de Felix Damm, abogado del piloto, que afirmó ante un juzgado alemán a mediados de 2016 que su cliente no puede andar. Estas palabras eran la respuesta a la revista alemana 'Bunte', que a finales de 2015 afirmó lo contrario. En más de un año y medio, esto es todo lo que hay sobre su estado de salud, lo cual no es fácil de llevar por su legión de fans. Weber considera que esta forma de actuar es inaceptable, puesto que en su opinión, Schumacher se debe también a sus seguidores. A pesar de ello, es difícil ir en contra de los deseos de una familia que sin duda debe estar sufriendo con una situación extremadamente difícil.

Mick Schumacher, hijo de Michael, ha competido este 2017 en la Fórmula 3 y disputará el GP de Macao en noviembre. (Noviembre)
Mick Schumacher, hijo de Michael, ha competido este 2017 en la Fórmula 3 y disputará el GP de Macao en noviembre. (Noviembre)

Una estrecha relación que acabó mal

Weber fue el artífice de la llegada de Schumacher a la Fórmula 1 en 1991. Fue el primero, quien realizó las difíciles negociaciones con el impredecible Eddie Jordan que permitieron al joven talento debutar con el Jordan 191 con motor Ford en el Gran Premio de Bélgica de 1991. En esa carrera, Schumacher demostró ya su talento y Weber le consiguió un volante en Benetton de forma inmediata. Su buena capacidad de entender el mercado de las carreras y de intuir qué equipos tenían potencial para el futuro fue crucial para el éxito de 'su' piloto. De hecho, su buen trabajo era tal que el porcentaje que cobraba de los contratos del heptacampeón estaba bastante por encima de la media de los demás representantes.

La relación entre Schumacher y Weber duró prácticamente veinte años, con éxito y fortuna para ambos, pero en 2009 hubo cambio de tercio y el piloto decidió situar a Sabine Kehm como su nueva mánager. Esta periodista deportiva había sido traída al 'clan' Schumacher por el propio Weber y la decisión del 'Kaiser' fue como una traición para él. Algo pasó entre ellos, para que el hombre que tanto había ayudado a Schumacher, dejara de ser bienvenido entre ellos. Tanto es así, que Weber afirma que Corinna, la mujer del piloto, le tiene prohibido visitarles. A pesar de los múltiples intentos y peticiones para poder ver a su antiguo compañero de aventuras, nunca ha podido visitarle como sí han hecho otros personajes como Jean Todt, Ross Brawn o Felipe Massa.

A lo largo de los últimos años, donde más se ha oído el apellido Schumacher ha sido en los paddocks de la Fórmula 4 y la Fórmula 3. Mick Schumacher, hijo mayor de Michael, debutó en monoplazas en 2015 y desde entonces ha ido subiendo de categoría hasta llegar al campeonato europeo de Fórmula 3 este 2017. "Schumi Jr" se subió al podio en una de las carreras de Monza y ha finalizado el año en duodécima posición de la general como tercer mejor debutante. A mediados de noviembre, debería participar en el Gran Premio de Macao de Fórmula 3 con el equipo Prema Powerteam, intentando emular los históricos éxitos de su padre.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios