Es noticia
Menú
Carlos Sainz: "Mi objetivo es recuperarme sin secuelas; ya habrá tiempo de pensar en otro Dakar"
  1. Deportes
ENTREVISTA CON EL PILOTO ESPAÑOL

Carlos Sainz: "Mi objetivo es recuperarme sin secuelas; ya habrá tiempo de pensar en otro Dakar"

Sainz nos explica su situación personal y sus objetivos más inmediatos y reflexiona sobre el pasado Dakar y los cambios tecnológicos que está experimentando como piloto de 'rallies'

Foto: Carlos Sainz, tras el accidente en el Dakar que le supuso la fractura de dos vértebras. (Reuters/Hamad I Mohammed)
Carlos Sainz, tras el accidente en el Dakar que le supuso la fractura de dos vértebras. (Reuters/Hamad I Mohammed)

Carlos Sainz espera al próximo martes con tranquilidad, pero también con incertidumbre. Será entonces cuando conozca si deber pasar por el quirófano o no para el tratamiento que necesitarán las dos vértebras fracturadas tras su segundo accidente del Dakar. Del resultado dependerán sus planes para los próximos meses. Nunca antes en su carrera había sufrido fractura alguna, como cuenta en la siguiente conversación con El Confidencial.

Como Sainz explica en la entrevista, tiene un objetivo claro inmediato. Tambien habla sobre la pasada edición del Dakar, particularmente dura y, en determinados momentos, también peligrosa. Reflexiona sobre el desafío y la dificultad para Audi de ganar el Dakar con una montura híbrida eléctrica. Además de lo que supone pasar del Panda con el que empezó a competir a la sofisticación del Q e-tron e2 del Dakar.

PREGUNTA. La primera pregunta que se hace todo el mundo. ¿Cómo está Carlos Sainz?

RESPUESTA. Bien, animado, después de la vuelta y de la información de saber el alcance de la lesión. Concentrado ahora en recuperarme cuanto antes.

P. ¿Cuál es la situación a día de hoy? ¿Se tendrá que operar finalmente o se podrá librar?

R. De momento, la semana que viene hago un control en el que se decidirá si finalmente hay que operar. Mientras tanto, reposo. Lo normal ante la fractura de las dos vértebras.

P. Su cuerpo de deportista ya estará algo tocado después de tantos años de todo tipo de actividades, pero nunca ha tenido una lesión como esta. ¿Es así?

R. Es la primera fractura de hueso que he tenido en toda mi carrera. He tenido muchas lesiones de tendones, obviamente golpes, torceduras, contusiones, pero fracturas óseas no, es la primera vez.

P. Después del intenso trabajo físico de los meses previos al Dakar... la adrenalina de la propia prueba y, de repente, parado. Carlos Sainz, a quien tanto le gusta practicar varios deportes regularmente, ¿cómo lleva la mente y el cuerpo quedarse uno parado? Normalmente, a ambos les cuesta un frenazo así.

R. Bueno, hay que cambiar el chip, la mentalidad, pero lo principal es recuperarme como antes, quedarme bien, perfecto, recuperar la lesión para afrontar el siguiente reto, el siguiente objetivo para poder hacer de todo cuanto antes, y vida normal cuanto antes.

P. La pregunta es obvia. Dependiendo de la recuperación de la lesión: ¿se plantea qué hará después con su carrera deportiva? Si hubiera que operarse, ¿cómo quedaría después de la lesión?

R. No, ahora no me planteo nada salvo mi objetivo, y en la mente de un deportista ocurre así. Lo primero, encauzas toda tu energía a tratar de recuperarte cuanto antes, a poner todos los medios posibles para lograrlo. Creo que estoy en buenas manos, y ahora no me planteo otra cosa a medio y largo plazo que recuperar la lesión. Lo que quiero es hacer vida normal cuanto antes, luego ya habrá tiempo de pensar.

placeholder Carlos Sainz y Lucas Cruz, inspeccionando el e-tron e2 después del accidente del Dakar. (Reuters/Hamad I Mohammed)
Carlos Sainz y Lucas Cruz, inspeccionando el e-tron e2 después del accidente del Dakar. (Reuters/Hamad I Mohammed)

P. Perdón por insistir, pero ¿su próximo objetivo es ir a por el siguiente Dakar?

R. Mi próximo objetivo es recuperar la lesión, y asegurarme de que la recupero cuanto antes para asegurarme de que puedo hacer absolutamente lo que hacía antes, y no me queda ninguna secuela. Ya habrá tiempo de pensar en el Dakar aunque, por supuesto, siguen las reuniones normales que hacemos después del Dakar, esas listas que los pilotos hacemos después de un rally como este, con los ingenieros, con toda la gente de Audi. Claro que siguen, aunque ahora con más tiempo que otras veces para dedicarle el máximo de atención al detalle, para que esa lista sea lo más completa posible. Y que, en caso de que Audi decida volver, y los test que vamos a hacer, estemos en las mejores condiciones.

P. Hablando de la carrera, da la impresión de que se ha corrido mucho este año con los coches, y los accidentes, que siempre los hubo, han sido fuertes este año. ¿Se ha debido a la nueva configuración de la prueba, o a que los coches T1 van muy rápido ya y absorben todo lo que se pone por delante en cualquier tipo de terrenos?

R. Efectivamente, los coches van rápido y el ritmo es fuerte. Ha sido un Dakar duro, difícil, de los buenos. Para Audi, en concreto, ha sido un año difícil, porque teníamos esperanzas de luchar por la victoria. Empezamos liderando la carrera, ganando etapas. pero, primero, la rotura de esa rótula que nos dejó en una situación complicada, al perder una hora al principio. Y luego, en ese camino para recuperar, tuvimos ese doble accidente Peterhansel y yo, que nos dejó a los Audi fuera. En esos momentos íbamos terceros y cuartos con opciones de recuperar, aunque no era fácil. Pero este fue el mazazo definitivo, y al día siguiente, Mattias Ekstrom rompe la suspensión. En dos días, todas las opciones se fueron por las nubes. Fue una situación difícil para el equipo, pero esta carrera es así. Es cierto que al principio se vio que el BOP [sistema que equilibra el rendimiento de monturas diferentes] nos daba una potencia que no era la adecuada y corríamos menos que los demás. Esto nos hizo de alguna manera ir marcados en este Dakar.

P. Peterhansel comentó varias veces que en Dakar se estaba llegando para los pilotos al límite de lo que el cuerpo puede soportar dentro de un coche. ¿Se sufre más en el Audi, tan sofisticado, y por sus características? El habitáculo de carbono, por ejemplo…

R. No, creo que el T1+ es un coche que va rápido, y en nuestro caso lo que va un poco en contra es que tenemos 100 kilos de más por reglamento, que se notan. La regla de oro del mundo de la competición es la relación peso/potencia, y en este caso no está adecuadamente ajustada. Cuando pesas 100 kilos más, hay que frenar con ellos, pasar por una curva o un bache con ese peso, y se nota. Si eso no lo compensas con más potencia, es más difícil competir y ganar.

P. Una marca como Audi, con un proyecto tan complejo, en una prueba con tantísimos factores fuera de control, ¿no es algo muy arriesgado para un gran fabricante? Un consejo de administración busca resultados a través del deporte, pero lograrlos en el Dakar es particularmente complicado…

R. Mira, entiendo que Audi es una marca, en primer lugar, innovadora. Ha demostrado a lo largo de todos estos años el ADN de la competición lo lleva dentro de los cuatro aros. Trajo en su día el Audi Quattro a los rallies, ha ganado las 24 Horas de Le Mans con diésel, y para conseguir estas gestas hay que tener mucha capacidad tecnológica, pero también hay que arriesgar. Nadie dijo que ganar el Dakar con un coche híbrido, con motorización eléctrica, con cuatro motores, iba a ser fácil. Es tremendamente complejo, porque es una tecnología muy difícil.

Yo, antes del Dakar, lo que más destaqué es que no se había puesto en valor el hacer correr este coche en el desierto, en unas condiciones como las del Dakar. Simplemente ya hacerlo correr es dificicilismo, y si ganar un Dakar es complicado, con este coche y esta tecnología hay que multiplicarlo por un valor, creo, de tres o cuatro. Con lo cual, no es fácil ganar con este coche, y no va a ser fácil. Y si me preguntas, ¿es posible? Te digo que sí. ¿Que va a costar más que ganarlo con otros coches? Te contesto que sí. ¿Qué Audi es capaz de ganar? Sí, dependerá también de si se ajusta lo que digo. Si vamos con más peso, tendremos que ir con más potencia, de momento no es el caso, con lo cual es difícil competir en estas condiciones.

placeholder Sainz hijo acompañó al padre en la primera fase del Dakar. (Reuters/Hamad I Mohammed)
Sainz hijo acompañó al padre en la primera fase del Dakar. (Reuters/Hamad I Mohammed)

P. ¿Cuántas veces se ha planteado algo así como "empecé con un Panda, y lo que tengo entre manos ahora con este Audi…"? ¿Reflexiona sobre el paso del tiempo y los cambios tan enormes en la tecnología?

R. Sin duda, imagínate. No solo desde el Panda, sino durante mi vida deportiva, he llevado infinidad de coches, y tener la suerte de poder pilotar uno con estas características, para mí, además, que me gusta tanto la tecnología y siempre he estado muy cerca de los ingenieros, te abre unas herramientas de trabajo que hasta ahora no había tenido. Por ejemplo, el freno de los motores elctricos, prácticamente no usamos pastillas de frenos en este tipo de vehículos, porque la recuperación de energía a través de los motores eléctricos en la opción frenada es lo que hace parar el coche y es superefectiva y puedes jugar con ello. La entrega de la potencia eléctrica y no tener cambio de marchas… El hecho de trabajar con un diferencial central virtual, que no haya conexión entre el tren delantero y trasero, que no haya un árbol de transmisión que los una... Por lo tanto, todo esto se tiene que hacer a través de sensores y puestas a punto que hasta ahora no había trabajado. Todo esto es parte de este proyecto que lo hace tan apasionante, también desde el punto de vista de un piloto, en este caso yo.

P. En las mediciones GPS que miden la velocidad de los pilotos de Audi, ¿ha sido este año también el más rápido del equipo?

R. Bueno, creo que he ido rápido, no me ha dado tiempo a analizar. Hemos ido liderando la carrera, ganamos una etapa, aunque luego por un error de dos segundos nos penalizaron y perdimos otra. Aunque la ganamos con dos minutos y pico… Yo creo que hemos ido con buen ritmo, me he encontrado muy bien físicamente, las etapas largas, los tramos finales, siempre he ido muy rápido. A nivel físico me he encontrado bien, y de ritmo hemos ido bien con respecto a mis compañeros de equipo. Creo que las cosas han salido como me esperaba, aunque sí es cierto que hemos tenido según qué día con los amortiguadores. No tiene nada que ver con Audi, es un proveedor externo, pero ha hecho que hubiera algunos días duros, en los que nos quejábamos los tres pilotos de Audi. Físicamente fue muy duro, porque el amortiguador no funcionaba correctamente, y hacer un Dakar con problemas de amortiguación no es fácil.

P. Pocas veces le hemos visto tan cansado como en la famosa segunda etapa, 400 kilómetros de piedras, rodando muy despacio para no pinchar. ¿Ha sido uno de los días más duros de su historia en el Dakar? Aquello parecía una tortura.

R. Sí, cinco horas de etapa, lógicamente mucha concentración, porque íbamos con muchísimas piedras, lo que implicaba ir mirando muy, muy delante del coche, evitando todas las piedras que podías, tomándolas de la manera más recta posible, que es como se pincha menos, lo que implica mucha más concentración. Eso implica una media muy baja, cinco horas en esa situación, además con el estrés de haber pinchado una rueda. Teníamos una más, y si te quedabas sin rueda de recambio suponía mucho, mucho riesgo, y bajar el ritmo de manera brutal. Sí, fue estresante más que cansado, por el tema de las piedras. Fue una etapa larga, una de esas etapas a que todos los pilotos nos acostumbraremos cuando hablamos del Dakar, de este, pero también de otros Dakares.

P. Para acabar, Carlos Sainz hijo y la Fórmula 1. Tercer año con Ferrari: ¿cómo le ha visto este invierno y cómo le ve ahora que está a punto de empezar la temporada?

R. Yo le veo bien, creo que la pasada temporada el inicio no fue fácil con el cambio de reglamentación, pero, poco a poco, fue adaptándose a los nuevos coches. Siempre he confiando plenamente en Carlos, y estoy seguro de que va a ser una temporada buena y que el Ferrari que todos esperamos, los aficionados y él sobre todo, esta temporada sea un coche competitivo que les permita luchar por campeonatos y ganar carreras. Tengo plena confianza en él y en que tiene que ser la temporada buena.

P. Ferrari encierra una presión especial y única, siempre unida a este equipo. Parece que Carlos está soportando relativamente bien la presión que supone ser piloto ferrarista. ¿Es su personalidad? ¿Cómo es Carlos en este sentido?

R. En este caso, soy parte interesada, quizá no soy el más adecuado para opinar sobre este tema. Obviamente, ser piloto de Ferrari es muy difícil, el hecho de llegar a serlo. Ferrari escoge sus pilotos analizando muy bien lo que escoge. Cuando llegas a un Ferrari, Red Bull o Mercedes, o cualquier equipo de Fórmula 1, todos los pilotos tienen mucha presión, pero si estás en uno de estos tres que luchan por el mundial, esa presión es mayor. Carlos es una persona con un talante, con una forma de ser tranquila que analiza todo bien, y es un hombre de equipo. Al final, esto lo demuestra cada fin de semana. Si es piloto de Ferrari es porque están contentos con él, si no, ya sabemos que en la Fórmula 1 los contratos y demás sirven de poco. Me parece que ha hecho en estos dos primeros años dos buenos años y, como te digo, confío plenamente en él. Mejora cada año, y creo en el potencial que tiene para hacerlo todavía mejor.

Carlos Sainz espera al próximo martes con tranquilidad, pero también con incertidumbre. Será entonces cuando conozca si deber pasar por el quirófano o no para el tratamiento que necesitarán las dos vértebras fracturadas tras su segundo accidente del Dakar. Del resultado dependerán sus planes para los próximos meses. Nunca antes en su carrera había sufrido fractura alguna, como cuenta en la siguiente conversación con El Confidencial.

Carlos Sainz Rally Dakar
El redactor recomienda