El día que me hice adicto al teatro
  1. Cultura
hoy se celebra el día mundial del teatro

El día que me hice adicto al teatro

Hoy se celebra el Día Mundial del Teatro. Analizamos su importancia en nuestra sociedad y en las vidas de Ernesto Caballero, Carme Portaceli, Alberto Conejero, Israel Elejalde o Irene Escolar

Foto: Teatro de la Comedia de Madrid
Teatro de la Comedia de Madrid

¿Necesitamos al teatro?

Esa es la pregunta con la que el director de teatro ruso Anatoly Vasiliev arranca su mensaje con motivo del Día Mundial del Teatro, que se celebra hoy. ¿Lo necesitamos? y, sobre todo, ¿qué necesitamos del teatro? y ¿qué es capaz de decirnos? En un mundo de atentados brutales y sin sentido y con miles de ciudadanos muriendo a las puertas de las fronteras de la deshumanizada Europa, Vasiliev ha querido alzar la voz para afirmar que "el teatro nos lo puede decir todo". "Ahora, en estos últimos 50 o 60 años, es particularmente necesario. Porque si usted lanza un vistazo a todas las artes públicas, se puede ver de inmediato lo que solo el teatro nos da, una palabra de boca en boca, una mirada de ojo a ojo, un gesto de mano en mano, o de cuerpo a cuerpo", escribe.

Por eso, prosigue, el teatro en todas sus formas es cada vez más necesario cuando "la cultura secular está siendo cada vez más castrada". Lo que no necesitamos, apostilla, es "un escenario de juegos políticos, un teatro de políticas 'ratoneras', un teatro de políticos, un teatro inútil de la política. Lo que sin duda no necesitamos es un teatro de terror cotidiano -ya sea individual o colectivo-, lo que no necesitamos es el teatro de cadáveres y sangre en las calles y plazas, en las capitales o en las provincias, un teatro falso de los enfrentamientos entre religiones o grupos étnicos...".

¿Y en España? Con un teatro castrado por el IVA cultural y que vive una bipolaridad de eclosión creativa y de precarización y paro, las artes escénicas en su conjunto siguen en caída libre desde el inicio de la crisis en 2008. Según los últimos datos del Anuario de la SGAE de 2014, la actividad cayó casi el 32% y la recaudación lo hizo casi el 19%. En el teatro creció un 7%, pero la mejor noticia es que el público quiere teatro. No es sólo que veamos cada día los patios de butacas españoles más llenos, es que en 2014 el número de espectadores creció un 8%, hasta los 12 millones. ¿Por qué necesitamos y cuándo se contagiaron de él? Responden directores, dramaturgos y actores españoles inoculados por ese virus adictivo llamado teatro. Y ustedes, como dice Vasiliev, "sólo tienen que ir al teatro, ocupar filas enteras en el patio de butacas y en las galerías, escuchar la palabra y mirar las imágenes vivir. Es el teatro que está delante de usted, no se descuide y no se pierda la oportunidad de participar en él, tal vez la oportunidad más preciosa que tenemos en nuestras vidas vanas y apresuradas".

Ernesto Caballero, director

Aquella obra, texto o momento que le inoculó la droga del teatro. Tengo un recuerdo difuso en el que se entremezclan los Estudio 1 de TVE con los montajes del Teatro Independiente y los conciertos de rock.

Radiografía del teatro español hoy. Es un buen momento porque existe una creciente demanda del público, y no tan bueno porque muchas veces no se sabe gestionar y dar respuesta a esa demanda.

¿Por qué debemos seguir reivindicando al teatro? Porque ese paréntesis de lo que llamamos realidad nos sirve para reponernos anímicamente y reencontrarnos con la mejor versión de nosotros mismos.

Una obra en cartel (que no sea suya) que no se deba perder nadie. 'La llamada', una eclosión de energía y talento juvenil que está generando cientos de nuevos espectadores.

Ernesto Caballero es director del Centro Dramático Nacional.

Carme Portaceli, directora

Aquella obra, texto o momento que le inoculó la droga del teatro. Fue muy joven. Las primeras obras que me impactaron las vi en el Teatre Lliure de Gràcia. Tuve la suerte de entrar en el año 82, pero el teatro abrió en el 76 y las obras que vi en ese momento eran súper novedosas con una forma de abordar los clásicos que no habíamos visto nunca. Me acuerdo de la 'Mahagony', dirigida por Fabià Puigserver, o de 'Las tres hermanas', por Lluis Pasqual. También, de obras brutales de Els Joglars.

Radiografía del teatro español hoy. Partiendo de la base de que es esencial e importantísimo, el IVA ha hecho un daño muy importante al público. Aun así, no han podido porque este país está lleno de vida y es capaz de olvidar de repente, tirar para adelante y que los teatros se llenen. Por otra parte, estos últimos cuatro años han sido nefastos y se ha desprofesionalizado la profesión. Esta y todas, pero la nuestra también. No se han preocupado de que estuviera ocurriendo, de hecho creo que en algunos casos ha sido perfecto porque no éramos votantes de ciertas cosas, y hay una parte de irresponsabildiad muy grave en ello.

¿Por qué debemos seguir reivindicando al teatro? Yo creo, como decía Lorca, que "el teatro es el termómetro de la sociedad" porque es algo que vive en ese momento, está ahí y es, como la vida, irrepetible. Pero no es como la vida porque si fuera como la vida no iríamos a verlo. Es otra cosa que te enriquece humanamente, te hace mejor persona, es un lugar de encuentro donde uno va libremente y comparte una respiración común. Es algo que hace que estemos juntos.

Una obra en cartel (que no sea suya) que no se deba perder nadie. Hay muchas cosas, desde ir a ver a Lolita ['La plaza del diamante', en el Bellas Artes], que es un placer, hasta ver un gran texto como 'La vida de Galileo' [Valle-Inclán] o el 'Hamlet', de Miguel del Arco.

Carme Portaceli es directora. Se puede ver 'Solo son mujeres', en el Teatro de la Abadía, y, desde el 29 de abril, 'La rosa tatuada, de Tennesse Williams, en el CDN.

Alberto Conejero, dramaturgo

Aquella obra, texto o momento que le inoculó la droga del teatro. Unas 'Bacantes', de Eurípides, en el Festival de Teatro Clásico de Segóbriga, un día lluvioso con mis compañeros de instituto; y quizá antes la lectura de 'Bodas de sangre', de García Lorca.

Radiografía del teatro español hoy. Como profesión es un ejercicio de fe poética y social ante las devastadoras políticas culturales. Pero debemos huir de la queja -que siempre es pesimista, reaccionaria e individual- y entender la importancia de nuestro oficio en una sociedad tan necesitada de lugares de encuentro.

¿Por qué debemos seguir reivindicando al teatro? Porque en un mundo en el que un Nosotros cada vez más improbable, en el que nuestras relaciones están mediadas, desplazas y simuladas, el teatro - quizá más que nunca- nos proporciona el tiempo, el espacio y la experiencia para reconocernos en los Otros y así conocernos más y ser, por tanto, más. El teatro nos regala más vida en la vida.

Una obra en cartel (que no sea suya) que no se deba perder nadie. 'By heart', de Tiago Rodrigues en el Teatro del Barrio. Una obra sobre el amor a la palabra, a la memoria.

Alberto Conejero es dramaturgo. El 5 de abril se estrena su versión de 'La Odisea', dentro del Proyecto Homero de La Joven Compañía. También están de gira 'Rinconete y Cortadillo', de Cervantes, y 'La piedra oscura'. 'Todas las noches de un día' se estrenará este año con Luis Luque a la dirección y Blanca Portillo encabezando el reparto.

Israel Elejalde, actor

Aquella obra, texto o momento que le inoculó la droga del teatro. La primera obra que fui a ver fue 'Eduardo II', de Marlowe, dirigida por Lluis Pascual con Alfredo Alcón, Antonio Banderas, Mercedes Sampietro y Juan José Otegui en el María Guerrero con el instituto. Tendría 14 años. Recuerdo que pasados los primeros instantes de incredulidad adolescente (un intento de risa pudorosa provocada por el desnudo de Banderas a un metro de mi cara que se cortó con un cachetazo de mi profesor que estaba sentado a mi lado), acabé absolutamente hechizado con lo que pasaba allí. Supongo que al salir de allí ya empecé a gestar la idea de ser actor.

Radiografía del teatro español hoy. Quiero creer que estamos a las puertas de un cambio de dinámica. Estos años de crisis han sido durísimos para la mayoría de la profesión. Se ha precarizado el sector de manera alarmante en todos los sentidos. Se ha vaciado el modelo anterior y no se ha creado nada nuevo para sustituirlo dejando al sector en tierra de nadie, en un sálvese quien pueda. Espero que esto se arregle. Por contra estos años han venido acompañados de una efervescencia creativa tremenda en el campo de la dramaturgia. Hay más autores y muy buenos, pero el teatro no es solo autores y actores. Hay figurinistas, escenógrafos, iluminadores, maquinistas, utileros, sastras, gente de producción, y se necesita revitalizar el sector para dar trabajo a todos estos profesionales. Acabar con el maldito 21%, el impuesto más alto en cultura del mundo entero, sería un primer paso.

¿Por qué debemos seguir reivindicando al teatro? El teatro existe desde siglos antes que la religión católica. No hay que reivindicarlo hay que creer en él. Soy de los que creo que el teatro te hace mejor, más libre, más consciente de tus errores, de tu identidad. Soy de los que creo que uno sale diferente de un teatro después de ver una buena obra. Unos creen en Dios. Yo creo en el teatro.

Una obra en cartel (que no sea suya) que no se deba perder nadie. Cuando se está haciendo teatro no puedes ver teatro. Así que no puedo recomendar una que haya visto. Tengo mucho interés en ver 'La distancia', de Pablo Messiez.

Israel Elejalde es actor. Actualmente está de gira con 'Hamlet', la versión de Miguel del Arco del clásico de Shakespeare.

Irene Escolar, actriz

Aquella obra, texto o momento que le inoculó la droga del teatro. Cuando tenía 9 años haciendo en el Bellas Artes 'Mariana Pineda', de Lorca. Yo abría la función jugando a la rayuela. Recuerdo que estaba entre cajas muy muy nerviosa, era muy pequeña y estaba toda mi familia. Cuando pisé el escenario y di la primera zancada todos los nervios se fueron y se transformaron en otra sensación que es la misma que tengo ahora cada vez que salgo a escena.

Radiografía del teatro español hoy. Como la sociedad, el panorama teatral está un poco desconcertado. No sé muy bien qué se busca ni cuál es la línea editorial en general. Veo desconcierto porque no sabemos en qué momento estamos, ni cómo se está gestionando, ni los valores que hay que apoyar y fomentar. Creo que en general hay mucha falta de sensibilidad.

¿Por qué debemos seguir reivindicando al teatro? Por la capacidad transformadora que tiene de la sociedad y de nosotros como seres humanos. Es una radiografía de lo que ocurre en nuestra sociedad. Y porque fomenta la compasión, que es una palabra que tenemos muy olvidada, la empatía y valora mucho lo humano, algo que también está olvidado.

Una obra en cartel (que no sea suya) que no se deba perder nadie. 'Nada tras la puerta', en la Cuarta Pared, y las 24 horas de función de 'Monte Olimpo', de Jan Fabre. Es una función cartártica y un hito en el teatro. Es una experiencia vital más que una función. Creo que cualquiera debería vivirlo alguna vez en su vida porque es un acto de belleza increíble.

Irene Escolar es actriz. Actualmente está de gira internacional con 'El público', de Federico García Lorca, que volverá a Madrid la próxima temporada.

El redactor recomienda