¿Es Hamlet "apología del asesinato"? Miguel del Arco estrena su versión del clásico
  1. Cultura
Del 18 de febrero al 20 de marzo

¿Es Hamlet "apología del asesinato"? Miguel del Arco estrena su versión del clásico

Con las entradas agotadas, el dramaturgo estrena en el Teatro de la Comedia su versión de la gran tragedia de Shakespeare protagonizada por Israel Elejalde

placeholder Foto: Israel Elejalde protagoniza el 'Hamlet' de Miguel del Arco (Alberto Nevado)
Israel Elejalde protagoniza el 'Hamlet' de Miguel del Arco (Alberto Nevado)

Decía Harold Bloom que Hamlet "tiene una mente tan poderosa que las actitudes, los valores y los juicios más contrarios pueden coexistir dentro de ella coheremente". El ser y no ser al mismo tiempo. La contradicción, que es la que arma su ficción pero también la que salta a la realidad como estamos viendo estos días. "Como sigamos así a lo mejor nos meten en la cárcel por hacer apología del asesinato" con 'Hamlet', asegura Miguel del Arco, uno de los directores de teatro más reconocidos y respetados de la escena nacional.

Del Arco estrena en el Teatro de la Comedia (del 18 de febrero al 20 de marzo) su versión de la gran tragedia de Shakespeare, un drama que ha querido basar en la psicología de un personaje huérfano y profundamente desgarrado por la pérdida, y no evita hacer paralelismos con la detención de los dos titiriteros, puestos el miércoles en libertad tras cinco días encarcelados acusados de hacer apología del terrorismo.

"Una obra puede ser buena o mala, adecuada o no y se pueden depurar responsabilidades sobre la conveniencia o no de programarla, pero no se puede meter a nadie cinco días en la cárcel por una obra de ficción. Si nos vamos a una biblioteca y cogemos 50 obras de ficción podemos ver cosas iguales o peores. Habría entonces que meter en la cárcel a Shakespeare, Molière, Dario Fo...", prosigue Israel Elejalde, que da vida al Príncipe de Dinamarca. La directora de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Helena Pimenta, tampoco rehúye el tema: "Algunos pueden pensar que por ocupar un cargo público no me voy a pronunciar, pero me ha parecido algo injusto y doloroso. Puede que fuera un espectáculo mal programado y dirigido a un público equivocado, eso tiene responsabilidades, pero lo otro, no".

El Hamlet huérfano y desgarrado de Del Arco

Más allá de la polémica, esta coproducción con la CNTC es uno de los montajes más esperados del año. Tanto es así que ya no hay entradas. La expectación que despierta Miguel del Arco y Kamikaze es excepcional. Desde aquella función 'haciéndose' en el hall del Teatro Lara hasta este 'Hamlet', la compañía ha sabido convertirse en uno de los grandes referentes de la escena española gracias a mucho trabajo, más investigación, alta calidad y unas versiones y puestas en escena que llevan en su ADN dos conceptos muy claros: riesgo y artesanía teatral.

placeholder Israel Elejalde en 'Hamlet' (Alberto Nevado)
Israel Elejalde en 'Hamlet' (Alberto Nevado)

Por eso este 'Hamlet', cuenta su director, no ha querido irse por territorios de originalidad sino que lo que mueve esta versión es el sueño de una conciencia infinita. Del Arco convierte la gran tragedia del Bardo en "puro espacio mental". Ese "ponte en mi lugar" que el contradictorio Hamlet le dice de Horacio. "Es un personaje que se te escapa de forma permanente. Este príncipe se protege, se escurre, se va. Es un personaje muy complicado, es "ese poema ilimitado", como dice Horacio. Es un personaje poliédrico, que cambia de un acto a otro, que pasa de ser un chaval que ha perdido a su padre a ser un asesino, un humorista, un psicópata, un payaso y esto con todos los personajes a los que va contagiando en este arrebato para que todo deje de ser reflexión y se convierta en acción", explica Del Arco.

Confiesa que tenían ganas de hacer su primer Shakespeare, que a la vez es el primero de la CNTC, pero que meterle mano a 'Hamlet' tiene un punto "suicida". Tras trabajar con 16 de traducciones de la obra "ni una era igual que otra", recurrió al texto en inglés para escribir una versión que se metiera en "el espacio mental de Hamlet", siempre sin perder de vista que no es otra cosa que un hombre que se enfrenta al dolor terrible de la pérdida de su padre.

Hamlet es, básicamente, un hombre atravesado por un dolor profundo y por la sensación de orfandad, que es una de las cosas más dolorosas que hay

Por eso, asegura que ha desestructurado el primer acto y todas esas imágenes fantasmagóricas que pasan delante de Hamlet las ha transportado a su cabeza como si fueran un brote psicótico, alejándose de fantasmas y azufre. "Las imágenes aparecen en ese momento de irrealidad que es la muerte de un ser querido. Ahí arranca Hamlet. Un ser que ha perdido a su padre. La orfandad te da un mazazo y vives esos días de irrealidad en los que parece que el mundo se detiene pero continúa de una forma obscena".

De este modo, la obra -protagonizada por Israel Elejalde, Ángela Cremonte, Cristóbal Suárez, José Luis Martínez, Daniel Freire, Jorge Kent y Ana Wagener- se traslada a la contemporaneidad con una puesta en escena tan rápida como los pensamientos de su protagonista y valiéndose de proyecciones y canciones en directo.

Elejalde cuenta emocionado que cuando Del Arco lo propuso interpretar a Hamlet acababa de perder a sus padres. "La primera sensación que tuve es que era el momento porque creo que Hamlet es, básicamente, un hombre atravesado por un dolor profundo y por la sensación de orfandad, que es una de las cosas más dolorosas que hay. Teniendo desgraciadamente ese trampolín en mi vida, sentí que tenía algo que contar".

placeholder Miguel del Arco dirige 'Hamlet' en el Teatro de la Comedia (A. Nevado)
Miguel del Arco dirige 'Hamlet' en el Teatro de la Comedia (A. Nevado)

'Hamlet' es sin duda uno de los grandes textos para todo actor y director. En el caso de Elejalde, define a su personaje como un "oxímoron". "Es trágico humanístico, un hombre que ama al pueblo pero desprecia a la masa, es un cuerdo loco lleno de contradicción, un humanista que se convierte en un asesino. Va cambiando a la velocidad del viento y del pensamiento. Tiene una forma de pensar certera y rápida. Hamlet es un prodigio y -ahí es donde creo que Shakespeare es más duro con él- lo terrible es que es un prodigio echado a perder", afirma.

La crisis del teatro, "en todo lo alto"

A pesar de la gran atracción que despierta Kamikaze en cada uno de sus montajes (este 'Hamlet' tendrá gira por España para los que no tengan ya entradas para su estreno en Madrid), Del Arco asegura que la cada vez mayor afluencia y atención del público al teatro no significa que la profesión esté bien. "La crisis del teatro la tenemos en todo lo alto. La gente va al teatro, tiene ganas de teatro, pero seguimos con un paro mucho más alto que en ninguna otra actividad, asentando el trabajar en precario, que es terrible para dignificar una profesión, y con unos problemas enormes para movilizar giras", analiza.

El ejemplo son ellos mismos. Son una de las compañías privadas más reconocidas y exitosas de España pero tienen cuatro funciones al mes. "Con eso no vive una compañía ni se mantiene un espectáculo. Esa es la realidad. Y hace que tener una compañía privada de siete actores sea algo heroico", reivindica. Dos de sus últimos éxitos incuestionables, 'Misántropo' y 'Antígona', no han sumado muchos más bolos. De la misma opinión es Pimenta, que afirma que "tenemos a gente muy buena pero la conciencia de que lo importa es la cultura no existe. La cultura necesita un gran respeto por parte de las instituciones", señala aunque se confiesa optimista.

Teatro William Shakespeare IV Centenario Shakespeare Miguel del Arco CNTC
El redactor recomienda