El juez deja en libertad a los dos titiriteros tras la petición de la Fiscalía
  1. España
ambos deberán comparecer a diario

El juez deja en libertad a los dos titiriteros tras la petición de la Fiscalía

Toma la decisión después de que el Ministerio Público argumentara que ya no hay riesgo de que se fuguen y que tampoco pueden volver a delinquir debido a que se les incautó todo el material

Foto: La delegada de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer. (EFE)
La delegada de Cultura y Deportes del Ayuntamiento de Madrid, Celia Mayer. (EFE)

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno ha decretado la puesta en libertad de los dos titiriteros -acusados de enaltecimiento del terrorismo por sacar un cartel con la leyenda 'Gora Alka-ETA' durante un espectáculo para niños en las fiestas de carnaval organizadas por el Ayuntamiento de Madrid-, después del informe de la Fiscalía, que pedía su liberación. El magistrado también sigue el criterio del Ministerio Público al mantener a ambos investigados por un delito de enaltecimiento del terrorismo y otro contra las libertades individuales. Les ordena que comparezcan diariamente en sede judicial y les retira el pasaporte para evitar que abandonen el territorio nacional.

En línea con el Ministerio Público, Moreno considera acreditado que ambos acusados tienen un arraigo familiar suficiente que ha sido probado con la documental aportada por su defensa, y que por lo tanto no hay peligro de que huyan. Argumenta que tienen domicilios conocidos y formación académica. "Se infiere que no tratarán de sustraerse de la acción de la justicia y consiguientemente el riesgo de fuga queda muy mermado", justifica el titular del Juzgado Central número 2. La Fiscalía de la Audiencia Nacional había argüido que desde que se produjo el arresto ha disminuido el "riesgo de fuga" y que así se deduce de la "documentación que acredita la existencia de un arraigo suficiente" de los dos afectados.

Salen en libertad los dos titiriteros

Moreno califica también de "escaso" el riesgo de reiteración delictiva, que es el mismo argumento que ha utilizado la Fiscalía para explicar que no hay posibilidades de que los dos acusados vuelvan a cometer el mismo delito. "Es difícil que se puedan repetir los hechos objeto de este procedimiento, por la razón de que ha sido incautado judicialmente todo el material empleado en la representación realizada por los investigados, así como la rescisión de sus actuaciones", ha argumentado el Ministerio Público.

La decisión de la Fiscalía ha contradicho esta mañana la postura tomada por el mismo departamento dirigido por Javier Zaragoza el pasado sábado, cuando reclamó prisión provisional sin fianza para ambos detenidos en un informe que sirvió para que el magistrado ordenara el encarcelamiento.

Los dos titiriteros, por lo tanto, han salido esta tarde del centro penitenciario de Soto del Real, donde se encontraban desde la noche del pasado sábado. El juez Moreno ordenó ese día prisión provisional sin fianza para ambos tras su detención por la Policía Nacional el viernes anterior en Madrid por ensalzar supuestamente a ETA y a Al Qaeda al mostrar un cartel con la leyenda 'Gora Alka-ETA'. El instructor les imputó enaltecimiento del terrorismo y un delito cometido con ocasión del ejercicio de derechos fundamentales y de las libertades públicas garantizadas por la Constitución.

La Fiscalía pidió inicialmente al juez que ambos jóvenes -Raúl G. P., de 34 años, y Alfonso L. F., de 29- fueran a prisión, teniendo en cuenta la última reforma del Código Penal, que agravó las penas por enaltecimiento del terrorismo, que ha pasado de estar castigado con hasta dos años de prisión a una pena máxima de cuatro años y seis meses de cárcel. Los dos detenidos pasaron su primera noche en las dependencias de la Brigada Provincial de Información de la Policía en Moratalaz y luego pasaron a la prisión de Soto.

La Fiscalía argumenta ahora que desde que se produjo el arresto ha disminuido el "riesgo de fuga" de los dos titiriteros detenidos

El incidente tuvo lugar en la tarde del viernes en la plaza del Canal de Isabel II, en el distrito de Tetuán. Allí, un grupo de teatro de títeres, contratado por el Ayuntamiento de Madrid para participar estos días en el programa de las fiestas de carnaval, daba la sorpresa. En concreto, los actores, que estaban desarrollando una obra para niños alrededor de las 17:00, comenzaron a escandalizar a los padres presentes con el ahorcamiento de un juez, el asesinato de un policía y la violación de una monja en medio de la representación, que culminó con la exhibición de una pancarta que rezaba 'Gora Alka-ETA'.

Fueron los mismos padres, de hecho, los que llamaron a la Policía tras considerar que no era de recibo el espectáculo al que estaban asistiendo. Una patrulla de la Policía Municipal detuvo a los dos artistas, que ya habían representado la misma obra días antes en Granada, y les trasladó -junto a un dispositivo de Policía Nacional- hasta las dependencias policiales de Moratalaz, donde se encuentra la unidad antiterrorista de la Policía Nacional en Madrid.

Terrorismo Manuela Carmena Policía Nacional Policía Municipal de Madrid Audiencia Nacional ETA (banda terrorista) Ayuntamiento de Madrid Carnaval Niños Al Qaeda
El redactor recomienda