anuario sgae

El cine y la música tiraron a duras penas de la industria cultural en 2014

Las ventas de música crecieron más de un 25% y la asistencia a los cines superó en un 14% la registrada en 2013. Ópera, danza y conciertos siguen en caída libre mientras el teatro resucita

Foto: La asistencia al cine crece un 14% en 2014
La asistencia al cine crece un 14% en 2014

Y llegó el "punto de inflexión". Así describe la SGAE la situación de las industrias culturales en nuestro país en la presentación este martes de su esperado Anuario. Después de un negrísimo 2013 que puso el colofón a un lustro de números rojos en lo que respecta a la asistencia a salas de cine, teatros y conciertos, en 2014 la cultura española parece iniciar la remontada de la mano del cine y las ventas de música pero no se acerca ni de lejos a las cifras previas a la crisis.

Según los datos del 'Anuario SGAE de las Artes Escénicas, Musicales y Audiovisuales', las ventas de música crecieron en 2014 un 25,16% y la asistencia al cine subió un 14,81% respecto al año anterior. Los indicadores negativos en general parecen frenarse pese a la oscura nota con que tiñen las cifras sectores como la ópera, la danza o la música en vivo, que sufrieron un descenso de la actividad del 8,35%, dato "muy preocupante" pese a mejorar algo el de 2013, cuando fue del 11,37%.

2014: el año del cine 

Si en 2013 el cine fue el sector más perjudicado, con los peores datos del último cuarto de siglo, en 2014 las tornas cambiaron y el séptimo arte empezó a repuntar gracias al incremento del número de espectadores y de la recaudación. De todos modos, los datos negativos que lastran el cine desde por lo menos 2005 pesan mucho más y, por ello y a pesar de las buenas cifras del año pasado, el sector acumula un descenso de público del 18,3% y del 16,6% en los ingresos por ventas de entradas respecto a 2008.

'Ocho apellidos vascos'
'Ocho apellidos vascos'

A la luz de los datos del informe de la SGAE, 2014 fue el mejor año para la exhibición cinematográfica desde que comenzó la crisis. Las salas despacharon un total de 88,1 millones de entradas, lo que supone un incremento del 14,8% respecto a 2013, y la recaudación creció un 4,3%, pasando de 498,7 millones a 520,6 millones.

Asimismo, el año pasado los españoles disfrutamos de un 5,6% más de películas en las salas de cine, hasta las 1.737. El 27,3% fueron españolas y el 39,3% estadounidenses. La cuota de espectadores del cine español también mejoró sus datos y se elevó hasta el 28,9% (en 2013 fue del 13,9%), gracias al efecto de 'Ocho apellidos vascos' y 'El niño', las dos filmes patrios más taquilleros de 2014.

La parte negativa de los resultados de 2014 la pusieron el número de pantallas, que cayó un 4%, y el del cines, un 4,3% (de 766 en 2013 a 733 en 2014).

Música: sí grabada (y digital), pero no en vivo

Las ventas de música proporcionaron el principal alivio a la sufrida industria cultural, especialmente en su modalidad digital. Desde la SGAE piden, sin embargo, prudencia a la hora de valorar estos datos porque, si bien el aumento del valor fue del 25%, "aún no es suficiente para recuperar el mercado nacional: sólo en los anteriores cinco años las ventas se desplomaron un 56%".

Los ingresos totales de 2014 alcanzaron los 149,9 millones de euros, un 25,1% respecto a los 119,8 millones recaudados en 2013. El mercado físico sigue representando el segmento más importante de ventas (58%) y creció un 21,4% el año pasado.

Por su parte, el mercado digital sumó el 42% del valor y mejoró mucho, más del 30%, las cifras de 2013. El 'streaming' sigue siendo el rey de la música digital: sus ventas aumentaron un 49% en 2014. Las descargas de internet y móvil crecieron frente al descenso de 2013 pasando a ingresar 14,2 millones de euros (un millón más). Otro dato importante a tener en cuenta por el sector es que el año pasado el 94,1% de las descargas fueron gratuitas y solo el 5,1% de pago. 

Beyoncé el año pasado en Barcelona (Efe)
Beyoncé el año pasado en Barcelona (Efe)

La música clásica mantuvo su caída en 2014. El número de conciertos se redujo un 0,8% (de 14.522 a 14.400), el de espectadores disminuyó un 3% (de 4,57 millones a 4,39 millones) y la recaudación lo hizo un 3,9% (de 37,5 millones de euros a 36 millones). Desde 2008 estas cifras se hunden hasta el 19,4%, el 20,3% y el 20,4%, respectivamente.

El panorama es más desigual en la música popular, pero empieza a presentar síntomas crecimiento. El número de conciertos descendió un 8,3% (pasando de los 103.208 de 2013 a 94.589) y el de espectadores (21,9 millones) también bajó un 3,9% incluyendo a los macrofestivales. El único dato positivo que arrojaron los conciertos el año pasado fue la recaudación. Facturaron 159 millones de euros en 2014, un 7,4% más. Al observar el acumulado de los datos desde 2008, tanto el público como los ingresos caen un 35,8% y un 13,2% respectivamente.

Las artes escénicas no levantan cabeza

Las artes escénicas, con el teatro como protagonista (representa el 93,5% del total), siguen empeorando sus cifras. Si entre 2008 y 2013 sufrieron una bajada de la actividad superior al 30%, con los malos resultados de 2014 la caída acumulada es ya del 31,9%. Las pérdidas suman el 18,8%, una cifra que mitiga el palo que se llevó el sector en 2013 -primer año íntegro de aplicación del IVA cultural- cuando la caída de la recaudación fue del 23% respecto a 2008 y del 24,7 respecto a 2014. Los ingresos por recaudación de taquilla ascienden a 211,5 millones de euros (frente los 200,7 millones de 2013): un aumento del 5,5%.

El número de funciones que subieron el telón en 2014 bajó de 52.197  a 50.980, un 2,3% menos. Sin embargo, el número de espectadores sirvió el único (aunque ligero) alivio a las tablas españolas. El año pasado los espectáculos escénicos recibieron un 6,5% más de espectadores (de 12,8 millones a 13,7 millones), un dato pese a todo insuficiente si observamos la vertiginosa caída iniciada en 2008 (del 34,3%).

'Rinoceronte', que se pudo ver el año pasado en el CDN
'Rinoceronte', que se pudo ver el año pasado en el CDN

Al menos el teatro experimentó un ligero crecimiento en el número de espectadores por primera vez desde que empezó la crisis. La asistencia mejoró sus datos en 2014: más de 12 millones de personas acudieron a las salas el año pasado frente a los 11,6 de 2013 (es decir, un aumento del 8,2% que acusa, sin embargo, una pérdida acumulada de espectadores desde 2008 del 27,5%). Pero el número de representaciones prosigue su caída (entre 2008 y 2013 bajó un 29,1%) y, con los datos del año pasado, la reducción se amplía hasta el 30,4% respecto a 2008.

En lo que respecta a la recaudación, el teatro también ingresó más dinero en 2014. Se pasó de los 168,6 millones de euros de 2013 a 181,3 millones del año pasado, es decir un 7,5% más. Este dato positivo frena el descenso que venía sufriendo el sector desde 2008 y hace que la caída acumulada pase a ser del 9,5%, una cifra  que mejora sustancialmente el 15,8% acumulado de 2013.

La danza prosiguió su caída libre. El número de funciones cayó hasta las 2.158 (un 8,3% menos que en 2013 y acumuló un descenso desde 2008 del 53,6%); el número de espectadores también bajó un 4,6% (44.192 menos que el año anterior y una caída acumulada del 44,1%) y la venta de entradas disminuyó aún más: en 2014 la danza recaudó 8,67 millones de euros, un 6,2% menos que en 2013 y una caída que, desde 2008, alcanza ya el 53%.

La ópera y la zarzuela también se tiñeron rojo el año pasado. Ambas disciplinas acusaron un 5,7% menos de funciones (desde 2008 la cifra suma una caída del 32,5%), una merma de público del 4,9% (44,7% menos desde 2008) y un descenso de ingresos del 5,6% (21,58 millones de euros en 2014 frente a los 22,8 millones recaudados el año anterior).

Cine

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios