MEJORA LA CALIDAD DE VIDA

No solo "bla, bla, bla": beneficios del yoga que la ciencia ha demostrado

Desde reducir el estrés a mejorar el equilibrio pasando por paliar los dolores causados por dolencias crónicas o enfermedades graves

Foto: Yoga como opción de entrenamiento (Unsplash)
Yoga como opción de entrenamiento (Unsplash)
Autor
Tiempo de lectura3 min

El yoga es una práctica física que se ha popularizado por los beneficios que conlleva tanto para el cuerpo como para la mente. No obstante, quizás no sepas que esas múltiples ventajas están apoyadas por la ciencia. Con la ayuda de Addicted 2 Success, hemos elaborado un listado de las bondades para la salud que te puede aportar esta práctica milenaria que tiene su origen en la India.

Reduce el estrés, la ansiedad y la depresión

Habitualmente se dice que el yoga es una buena manera de combatir el estrés. Ahora, un estudio lo ha demostrado, señalando que la práctica regular del yoga puede reducir la secreción de cortisol, la principal hormona del estrés. Para ello, se estudió el comportamiento de 24 mujeres emocionalmente angustiadas. Éstas fueron enviadas a un programa de yoga de tres meses de duración y se observó que, tras ese trimestre, sus niveles de cortisol disminuyeron significativamente. Igualmente, tenían menores niveles de ansiedad, depresión y fatiga. El yoga ayuda a la secreción de endorfinas, una hormona conocida por "luchar" de manera natural contra el estrés y el dolor y que te ayuda a relajarte.

Mejora la salud del corazón

Varios estudios demuestran que practicar yoga regularmente mejora la salud del corazón y disminuye el riesgo de enfermedades cardíacas. Como ejemplo, una investigación a personas mayores de 40 años demostró que aquellos que habían practicado yoga durante cinco años tenían una frecuencia de pulso y presión arterial más bajas que aquellos que no lo llevaban a cabo.

Mayor calidad de vida

El yoga se ha convertido en una terapia complementaria para mejorar la calidad de vida de numerosas personas. Una investigación llevada a cabo a 135 personas de la tercera edad demostró que practicar yoga mejoraba su calidad de vida y su estado de ánimo. Al mismo tiempo, otra serie de estudios señalaban que reducía los síntomas del cáncer y los efectos de la quimioterapia, como los vómitos y las náuseas.

Varios estudios demuestran que practicar yoga regularmente disminuye el riesgo de enfermedades cardíacas

Al mismo tiempo, otro estudio afirmaba que el yoga mejora la calidad del sueño, las funciones sociales, el bienestar espiritual, y reduce los síntomas de depresión y ansiedad en los pacientes con cáncer.

Mejora tu sueño

El insomnio se suele asociar, entre otros factores, con presión arterial alta, depresión, estrés y obesidad y el yoga actúa positivamente sobre ellos. Al mismo tiempo, en un estudio a 69 pacientes de edad avanzada, la práctica de yoga demostró que mejoraba la calidad del sueño: los participantes que lo hicieron se durmieron antes, durmieron durante más tiempo y se levantaron más descansados.

Reduce el dolor crónico

El yoga, como epicentro de nuestras vacaciones. (Unsplash)
El yoga, como epicentro de nuestras vacaciones. (Unsplash)

Otro beneficio a tener cuenta del yoga es que palía los efectos del dolor crónico en aquellos pacientes que lo sufren. En un estudio, 42 personas que sufrían de síndrome del túnel carpiano hicieron yoga durante ocho semanas o recibieron una férula de muñeca. Las personas que practicaban yoga tuvieron resultados positivos al mejorar su fuerza de agarre y experimentar menos dolor que aquellos que recibieron una férula de muñeca. Otro estudio señalaba que el yoga ayudaba a disminuir el dolor y mejora la función física de las personas que sufren de osteoartritis de rodillas.

Más flexibles, con más equilibrio

Flexibilidad y equilibrio son otras de las virtudes que se les aplica a la práctica del yoga y la ciencia se ha encargado de demostrarlo. Una investigación en ancianos comparó los beneficios de hacer yoga frente a realizar ejercicios calisténicos (en los que se aprovecha el peso del propio cuerpo). Después de un año, la flexibilidad del grupo de yoga fue cuatro veces mayor que los del grupo calisténico. Otro estudio concluyó que mejora la movilidad y el equilibrio en los adultos mayores con una práctica diaria de entre 15 y 30 minutos.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios