TEN MUCHO CUIDADO

Los cuatro peligros reales de dejar de comer carbohidratos

La dieta cetogénica está muy de moda para perder peso, pero ¿sabías que eliminar un grupo entero de alimentos tiene muchos efectos secundarios?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Las dietas bajas en carbohidratos han sido populares durante años, pero últimamente estás leyendo mucho más acerca del régimen keto, lo que a algunos nutricionistas les preocupa. Dependiendo de lo que elijas comer, un plan de alimentación con hidratos de carbono puede ser aún más restrictivo que uno cetogénico. Si bien no hay un límite preciso para los gramos permitidos por día (suele oscilar entre un 5 y un 10%), este enfoque esencialmente implica eliminar la mayor cantidad posible de ellos.

Teniendo en cuenta que las verduras generalmente contienen de 3 a 4 gramos de carbohidratos netos por porción y una onza de nueces proporciona aproximadamente lo mismo, un objetivo que elimina por completo en este nutriente quita más alimentos protectores para tu salud que cualquier otro régimen.

Cynthia Sass, dietista, recuerda en 'Health' que esto mismo sucedió hace años con las grasas: "La filosofía de aquella tendencia se llevó al extremo. Los lípidos fueron vilipendiados totalmente. Traté a clientes que se obsesionaron con evitarlos a toda costa. Si algo contenía incluso medio gramo por porción, lo eliminaban porque sumarían demasiada cantidad al final del día. Esta mentalidad condujo a llenar ese vacío con carbohidratos y azúcar, lo que finalmente se tradujo en el aumento de peso y a una serie de efectos secundarios como piel seca hasta desequilibrios hormonales".

Di "no" al destierro

No hay que eliminar por completo ningún grupo nutricional. Partiendo de eso, el enfoque que elijas debe ser de calidad y equilibrado. Es absolutamente cierto que hay algunos carbohidratos malos como los granos procesados ​​y el azúcar refinada, pero eso es solo una parte de la historia. Se puede explicar con una analogía sobre el deporte: algunos tipos de entrenamientos pueden provocar lesiones, pero no significa que debas evitar hacer ejercicio por completo. El objetivo es realizar el tipo y la cantidad correctos para obtener beneficios. Lo mismo pasa con los hidratos.

Debes tener en cuenta que las cantidades no son iguales para todos: la necesidad de combustible de tu cuerpo depende de tu edad, sexo o peso ideal

Perder y mantener un peso saludable y prevenir enfermedades como la diabetes no requiere límites tan extremos. De hecho, los efectos secundarios de intentar eliminarlos todos son muy impactantes tanto para la calidad de vida como para la salud. Te contamos algunos que debes tener en cuenta.

Pérdida de nutrientes esenciales

El objetivo diario recomendado para la ingesta de fibra es de al menos 25 gramos. Y este importante nutriente solo se encuentra en alimentos que contienen carbohidratos. Una dieta alta en él está relacionada con un riesgo significativamente menor de enfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, presión arterial alta, diabetes, obesidad y algunas enfermedades digestivas. Ciertos tipos también actúan como prebióticos, que sirven como alimento para las bacterias intestinales beneficiosas que apoyan la inmunidad, la antiinflamación y la salud mental. Sus suplementos son buenos, pero varias investigaciones muestran que no ofrecen los mismos resultados que la derivada de los alimentos integrales.

¿Has oído hablar de la gripe ceto? Ocurre cuando alguien adopta por primera vez una dieta keto y los síntomas que puede incluir son dolores de cabeza, poca claridad mental, irritabilidad, mareos, náuseas y dolor muscular. Esto ocurre cuando tu cerebro, que generalmente usa hasta el 60% de todos los carbohidratos que come, debe adaptarse a una fuente de combustible diferente. Pero solo porque tu cuerpo pueda asimilarlo no significa que sea ideal. Nuevamente, no es necesario para perder peso o tener una salud óptima, entonces, ¿por qué someterse a esta tortura?

Efectos secundarios

Cualquier dieta extrema hace que la alimentación sea un desafío. Seguro que recuerdas algún momento en el que no has podido ir a un evento social o familiar para no caer en la tentación de comer cosas 'indebidas', te has sentido culpable o conoces alguna historia en la que alguien ha acabado por tener depresión. Entrar y salir de dietas estrictas es un patrón que puede transformarse seriamente en un desorden y afectar la calidad de vida y la salud mental de las personas. Además, una revisión de 11 estudios concluyó que los regímenes basados en verduras que incluyen carbohidratos saludables están asociados con mejoras significativas en el bienestar emocional.

No hay que eliminar por completo ningún grupo nutricional. Partiendo de eso, el enfoque que elijas debe ser de calidad y equilibrado

En pocas palabras: una dieta sin estos nutrientes no es necesaria ni recomendada para adelgazar a largo plazo o para una salud óptima. De hecho, muchas investigaciones muestran que los planes alimenticios ricos en fibra, grasas monoinsaturadas (aguacate, aceite de oliva y nueces) y proteínas de origen vegetal (lentejas y frijoles) desempeñan un papel importante en la prevención y el tratamiento de la diabetes tipo 2. Y se ha demostrado que los que son moderado o altos en hidratos, generan pérdida de peso, mejoran la resistencia a la insulina, respaldan un microbiota intestinal saludable y reducen la formación de compuestos asociados con el envejecimiento

Inclúyelos

Eliminarlos significa tomar solo grasas y proteínas: puede ser una forma más fácil de perder peso, pero no la mejor. Y para la mayoría, no es sostenible. En cambio, puedes aumentar el consumo de una amplia variedad de verduras sin almidón, convirtiéndolas en el centro de tu patrón de alimentación. Toma fruta o granos integrales que estén en línea con las necesidades de combustible de tu cuerpo, según su edad, sexo, peso ideal y nivel de actividad. No es lo mismo una empresaria de 50 años que un atleta de 30.

Debes incluir también grasas antiinflamatorias que provoquen una sensación de saciedad y que son buenas para la circulación. Toma más fuentes de proteínas que no vengan de la carne (huevos, garbanzos...). Este patrón proporciona un espectro mucho más amplio de los nutrientes necesarios para el bienestar y es un enfoque que puedes seguir a largo plazo, que es uno de los factores más importantes no solo para perder kilos sino también para mantenerte en un peso adecuado siempre.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios