CUIDA TU SALUD

Qué debes saber antes de tomar probióticos si quieres adelgazar

Has engordado unos kilos y has probado cualquier cosa para perderlos. Últimamente has escuchado que las bacterias intestinales podrían ayudarte, ¿es cierto?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Has probado con todo: hacer mucho ejercicio, dietas de todo tipo como la keto o la Whole30, zumo de limón por la mañana, suplementos de efedrina nada más levantarte.... pero nada ha funcionado como esperabas. Desde hace unos meses has escuchado que los probióticos pueden ayudarte a adelgazar, sobre todo la zona abdominal, ¿es una nueva tendencia sin sentido o realmente funciona?

Según reconoce la OMS, diversos estudios científicos sugieren que “los probióticos desempeñan un importante papel en las funciones inmunitarias, digestiva y respiratoria, y que podrían tener un efecto significativo en el alivio de las enfermedades infecciosas en los niños y otros grupos de alto riesgo”.

También ciertos estudios sugieren que la utilización de lactobacilos y subproductos metabólicos probióticos podría resultar beneficiosa para el corazón e incluso servir de prevención y terapia de varios síndromes de cardiopatías isquémicas. La importancia de la microbiota se está investigando a diario. Miles de científicos estudian sus efectos, que van desde algo tan simple como un buen tránsito intestinal a la prevención de enfermedades metabólicas o incluso neurodegenerativas, como la enfermedad de Parkinson. Y no solo esto, ahora también para adelgazar.

¿Qué hay de cierto?

El doctor Scott Kahan, director del Centro Nacional de Peso y Bienestar, explica a 'Men's Health' que existen numerosos estudios que confirman la relación entre las bacterias intestinales y un peso saludable. "En general la gente que tiene sobrepeso tiene una microbiota de peor calidad y en la que hay más gérmenes dañinos", explica.

Cada vez existen más pruebas científicas que sugieren que la obesidad es, en parte, una enfermedad inflamatoria

Sin embargo, Abby Langer, experto en nutrición, afirma que los expertos no saben si los cambios en el peso causan diferencias en las bacterias intestinales o si es la microbiota misma la que afecta al peso. "No podemos determinar causa y efecto. Todavía nos faltan datos", comenta.

"La grasa acumulada en el abdomen tiene una explicación científica y la culpa está en las bacterias intestinales. La combinación de moléculas producidas por las de 500 parejas de gemelos que analizamos nos permitió construir un banco de datos enorme de todas estas sustancias. Gracias a ellos, hemos podido desvelar que los compuestos químicos producidos por ellas regulan la acumulación de lípidos en el viente", asegura Tim Spector, del King’s College London, autor del libro ‘El mito de las dietas’.

De hecho, como aclara la científica Kristina Campbell, especializada en comunicación sobre microbiota intestinal, salud digestiva y nutrición y autora del exitoso libro ‘Well-Fed Microbiome Cookbook’, "cada vez existen más pruebas científicas que sugieren que la obesidad es, en parte, una enfermedad inflamatoria".

Céntrate en los prebióticos

Algunos expertos en salud y nutrición sugieren que nuestro enfoque debería centrarse menos en los probióticos y más en los prebióticos, compuestos de fibra de los que se alimentan las bacterias intestinales saludables. Sus fuentes incluyen frutas, verduras y avena. Son bajos en calorías, lo que significa que son beneficiosos para nuestras cinturas y para nuestra salud en general.

La grasa acumulada en el abdomen tiene una explicación científica y la culpa está en las bacterias intestinales

Además, Bethany Doerfler, gastroenteróloga, explica que los investigadores creen que estos alimentos ricos en fibra producen ácidos grasos en nuestros cuerpos, lo que aumentan los niveles de GLP 1, una hormona que se encuentra en los intestinos. Cuanto más la produzcamos, menos hambre tenemos, lo que conduce a la pérdida de peso.

La experta recomienda tomar al menos una porción de avena y cebada al día. Ella explica que estos carbohidratos son más beneficiosos que otros tipos de granos enteros porque están cargados de fibra soluble, lo que te ayuda a ir al baño. Además, sería ideal tomar de tres a cuatro piezas de fruta y mucha verdura en la comida. "Y de postre elige yogur para obtener una dosis saludable de probióticos", termina.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios