EL ENTRENAMIENTO FAVORITO DE LOS FAMOSOS

El ejercicio de cardio que más grasa quema (y se hace por la mañana)

Álex Rodríguez y Jennifer López son dos de las celebrities que siguen este plan deportivo porque creen que les ayuda a quemar más grasa. ¿Es así?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Lo has leído varias veces, pero no te atreves a probarlo. ¿Te da miedo caerte desmayado si haces cardio en ayunas? Tranquilo, no es tan loco como parece. Esta moda que realizan muchos famosos consiste en realizar 20 minutos de actividad aeróbica antes de desayunar.

Según un estudio publicado en 'Strength & Conditioning Journal', este tipo de entrenamiento es más efectivo para quemar grasa que realizar una hora completa de ejercicio cardiovascular después de ingerir cualquier alimento. La idea es que realizar una actividad deportiva con el estómago vacío hará que los lípidos acumulados desaparezcan porque el organismo no tiene carbohidratos a los que recurrir.

Álex Rodríguez y Jennifer López son dos de las celebrities que realizan este método cada mañana. Lo que suelen hacer es abandonar el azúcar y los hidratos de carbono durante días mientras comparten sus métodos en sus respectivos perfiles de Instagram. "Otro día hermoso en la ciudad de Nueva York a punto de ir a hacer un poco de cardio en ayunas. ¡Qué bien nos va con nuestro entrenador!", escribe el jugador de béisbol en una de sus fotografías.

¿Qué hay de verdad?

Se ha demostrado que el ayuno podría ser una alternativa para deportistas que necesiten mejorar sus marcas en disciplinas de resistencia que se realicen a baja intensidad y sean de larga duración, pero algunos expertos aseguran que no es recomendable para el resto de la población. Estos entrenamientos exigen un alto trabajo aeróbico y por lo tanto dependen de los depósitos de glucógeno de nuestro organismo. Si entrenáramos en ayunas, aumentaría el catabolismo proteico (consumo del tejido y la masa muscular cuando no dotamos a nuestro cuerpo de las proteínas necesarias) y podría disminuir nuestro rendimiento por falta de sustrato.

Si quieres obtener verdaderos beneficios, lo mejor que puedes hacer después del ejercicio en ayunas es que las porciones del desayuno sean pequeñas

Ankit Shah afirma a 'Men's Health' que "es posible que quemes más grasas, pero la rutina de cardio en ayunas no es una buena estrategia a largo plazo porque tu cuerpo eventualmente quemará menos calorías al intentar conservar parte de la grasa almacenada". Por lo tanto, algunas de las consecuencias podrían ser una bajada repentina de glucosa en sangre (quedarte blanco o desvanecerte en el gym) o la pérdida de masa muscular.

"Tu organismo cambia constantemente la cantidad de lípidos que utiliza para obtener energía", asegura Brad Schoenfeld, profesor asistente en el departamento de ciencias del ejercicio en Lehman Collegue. Para que esto no suceda, señala el especialista, se podría hacer un "ayuno modificado", es decir, realizar una comida preentreno "que no aportara carbohidratos (glucosa), pero sí contenga proteínas y grasas monoinsaturadas, como huevos revueltos con setas, aguacate con jamón o queso fresco con almendras". Y, por supuesto, no debes olvidarte nunca de hidratarte antes y durante el ejercicio.

¿Es seguro o no?

Lo que opinan los científicos es bastante dispar: hay estudios que han descubierto que las personas que ayunan pueden quemar más grasa, pero otras investigaciones no muestran diferencias entre los que hacen cardio habiendo comido antes y los que no ingieren nada. Dejar de tomar tu tazón de cereales o unas tostadas antes de ir al gimnasio o salir a correr no tiene por qué ser perjudicial para la media, pero no está libre de riesgos.

"Es posible que muchas personas se sientan mareadas o débiles mientras hacen deporte y algunos de ellos perderán masa muscular porque el cuerpo puede quemar también las proteínas. Los diabéticos deben consultar antes con su médido si pueden o no realizar esta técnica de adelgazamiento", asegura Shah.

¿Funciona?

Es una práctica para que el organismo se adapte a tener poco sustrato energético y con ello se vuelva más eficiente y dependa menos del alimento. Para entendernos, el cuerpo aprende a ahorrar. Por lo tanto, si se practica el ayuno de forma prolongada, igual que si se lleva a cabo una dieta demasiado restrictiva, el cerebro puede dar la orden de ahorro de energía, con lo que no conseguiremos bajar de peso.

Lo mejor es un ayuno modificado: una comida preentreno que no aporte carbohidratos (glucosa), pero sí proteínas y grasas monoinsaturadas

Si quieres obtener verdaderos beneificios, lo mejor que puedes hacer es que después de realizar el desayuno que ingieras no tenga demasiadas calorías. "Que sean porciones más pequeñas de lo normal para que haya un verdadero impacto", explica.

Es posible que para algunos funcione, aunque su organismo se acabe acostumbrando y a la larga deje de tener sentido. Entrenar en ayunas no es sinónimo de perder peso. Lo recomendable es que comas, pero elige bien qué desayunas para rendir más y tener energía suficiente para cumplir con tus objetivos del día.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios