MUÉVETE

Hacer pesas es mucho mejor para la salud de tu corazón que el cardio

Una nueva investigación de la Universidad de St. George garantiza los beneficios de este ejercicio anaeróbico frente a otros de tipo más dinámico

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Existe un gran dilema en el mundo de los gimnasios sobre qué ejercicio conviene realizar con más frecuencia, si aeróbico o anaeróbico. El primero consiste en caminar, nadar, correr o montar en bicicleta, mientras que el segundo se trata de realizar esfuerzos breves basados en la fuerza, como el sprint o el levantamiento de pesas. La ciencia lleva años intentando cuál de ellos es mejor para la salud, así como para quemar más calorías y perder peso.

Siempre se pensó que el más adecuado para adelgazar, y por ende, eliminar toxinas y grasa acumulada, fue el aeróbico. Ahora, un nuevo estudio del 'American College of Cardiology' viene a refutar esta visión. Pero sobre todo para gozar de una mejor salud cardiovascular. Investigadores de la Universidad de St. George de la isla caribeña de Granada analizaron los factores de riesgo claves a la hora de padecer un infarto en 4.086 personas adultas, como la presión arterial alta, el sobrepeso, la diabetes o niveles elevados de colesterol, en función de estos dos tipos de ejercicios. Más tarde, añadieron las variables de edad, origen étnico, género y si los participantes eran fumadores habituales. Además, se estratificaron por edades en dos grupos, de 21 a 44 años y de más de 45.

Los médicos deben recomendar el ejercicio físico a sus pacientes, independientemente de que tengan o no factores de riesgo

A los individuos se les aplicó una serie de rutina de ejercicios basada en caminar e ir en bicicleta o bien hacer pesas. En total, el 36% de los adultos jóvenes y el 25% de los adultos realizaron ejercicios aneróbicos de pesas, mientras que el porcentaje restante se desempeñó en tareas dinámicas. Los científicos hallaron que al participar en sendos ejercicios, las personas percibían una reducción en sus factores de riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular en entre un 30 y 70%, pero los descensos porcentuales fueron más altos en aquellos que llevaron a cabo entrenamientos estáticos y, por supuesto, en los más jóvenes.

Hagas lo que hagas, haz deporte. (iStock)
Hagas lo que hagas, haz deporte. (iStock)

"Ambos tipos de ejercicios resultaron provechosos para el corazón, incluso aunque solo se realizaran durante poco tiempo", asegura Maia P. Smith, epidemióloga estadística, en la revista académica 'Science Daily'. "Los médicos deben aconsejar a sus pacientes que hagan ejercicio ya tengan o no factores de riesgo relacionados con su salud cardiovascular. Sin embargo, la actividad estática resultó ser mucho más beneficiosa que la dinámica, y los pacientes que realizaron ambos tipos de actividad física obtuvieron mejores resultados que aquellos que solo se centraron en un solo entrenamiento".

Lo importante es entrenar y activar tu cuerpo. Tu corazón, ánimo y bienestar te lo agradecerán

Esto podría indicar que en caso de no poder centrarte en alguno de los dos, o no tener dinero ni tiempo para ir a un gimnasio, bien podrías dedicar unos minutos en casa a levantar pesos no muy elevados. Sobre todo, si cuentas con el agravante de la edad. Por ejemplo, transportar las bolsas de la compra del supermercado a casa. Solo con esa actividad, ya podrías notar una mejoría física de cara a prevenir posibles enfermedades cardiovasculares.

Jóvenes y mayores

"Una de las conclusiones más interesantes del estudio es que tanto la actividad física dinámica como la estática era igual de popular entre personas jóvenes y mayores", indica Smith. "Creo que esto les otorgará a los médicos más facilidades a la hora de convencer a sus pacientes que tienen que realizar algún tipo de ejercicio, ya sea de pesas o de resistencia. Lo importante es asegurarse de que entrenan y activan su cuerpo".

Los hallazgos del estudio fueron presentados en la Conferencia Latinoamericana del Colegio Americano de Cardiología en Lima, Perú, según informa 'The New York Post'. Por ello, ya decidas levantar las bolsas de la compra durante unos breves minutos en casa o bien salgas a caminar, lo importante es mantenerse activo. No hay medicamentos ni recetas milagro, tan solo tu fuerza de voluntad para ganarle la partida al colesterol obstruído en las arterias. Tu ánimo y bienestar te lo agradecerán.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios