Running: Hacer cardio o pesas: la foto que muestra la diferencia que hay entre ambos ejercicios. Noticias de Alma, Corazón, Vida
el cambio de una instagramer

Hacer cardio o pesas: la foto que muestra la diferencia que hay entre ambos ejercicios

Una joven está dispuesta a desmitificar la creencia popular de que las mujeres no deben hacer pesas porque se les pone cuerpo de hombre

Foto: Antes y después de hacer pesas. (Instagram)
Antes y después de hacer pesas. (Instagram)

Al dilema de a qué gimnasio ir o qué deporte hacer, se suma la duda sobre si es mejor el ejercicio aeróbico o anaeróbico. El primero consiste en caminar, nadar, correr o montar en bicicleta, es decir, esfuerzos de menor intensidad pero más prolongados en el tiempo. El segundo se trata de realizar esfuerzos breves basados en la fuerza, como un sprint o el levantamiento de pesas.

La ciencia lleva años intentando averiguar cuál de los dos es mejor para quemar calorías. Durante mucho tiempo la idea más extendida era que el aeróbico era el mejor para adelgazar. Sin embargo, cada vez pierde más importancia en favor del ejercicio anaeróbico.

Pasé de realizar entrenamiento cardiovascular a las pesas, algo que me cambió completamente por dentro y fuera

Una prueba de ello es Rebecca Catherine Smith, una instagramer que tiene más de 57.000 seguidores en la conocida red social. La joven compartió una foto de su transformación documentando su experiencia con el levantamiento de pesas. En el post cuenta que el cambio en su cuerpo se debe principalmente a los ejercicios de fuerza.

"Me pone de los nervios que haya aún tantas niñas que piensan que coger una pesa o comer proteínas les va a poner cachas", escribió Smith. "Pasé del entrenamiento cardiovascular a las pesas, y me cambió completamente por dentro y fuera. Y no creo que mi cuerpo se haya vuelto viril en este año", añade. La verdad que muy viril no es. Se observa a la perfección en la instantánea que abre esta noticia cómo su trasero se ha redondeado y alzado y cómo su cintura se ha estrechado.

Adelgazas más

La joven intenta, a través de su instagram, desmitificar la creencia popular de que las pesas y las proteínas no son para las mujeres. "Aquí están mis razones principales para que las chicas comiencen a entrenar con fuerza. La primera es que se trata de un entrenamiento adaptado a las curvas naturales de la mujer, y ayuda a su cuerpo a ser más fuerte".

Además, pierdes kilos. "Mi porcentaje de grasa corporal descendió muchísimo cuando empecé a levantar pesas porque como tu masa muscular aumenta, tu metabolismo también. Antes, me pasaba horas en las máquinas de cardio pensando en deshacerme de la grasa, pero nunca vi ningún resultado y sólo me hizo odiar ir al gimnasio".

Antes y después. (Instagram)
Antes y después. (Instagram)

Cambió totalmente su relación con la comida y la imagen corporal. "Hacer cardio con el fin de quemar 'calorías' al final acaba por hacerte sentir culpable por comer demasiado. Sientes que tienes que restringirte para ver los resultados. Comenzar el entrenamiento con pesas me hizo darme cuenta de que el alimento es combustible y necesito mucho para sacar lo mejor de mi ejercicio. La cantidad que como se ha triplicado desde que hago fuerza y me encanta. No hay restricción y no hay culpa en complacerse de vez en cuando".

Las pesas son la clave

Una investigación publicada en el último número de la revista 'Obesity' refuerza la tesis de que las pesas son mejor que el cardio, ya que concluye que aquellos hombres que trabajan la fuerza de forma diaria tienen muchas menos probabilidades de acumular grasa en su cintura que aquellos que dedican el mismo tiempo a realizar ejercicios aeróbicos. Basta con 20 minutos al día en el gimnasio para notar las consecuencias a largo plazo.

Los investigadores analizaron el peso, la actividad física y la medida de la cintura de 10.500 hombres saludables de más de 40 años entre los años 1996 y 2008. De media, los participantes del estudio mostraron un crecimiento de tres centímetros en su cintura. Sin embargo, y después de revisar otros factores que podían haber influido en dicha cifra, los científicos averiguaron que aquellos que levantaban pesas no habían engordado tanto como los que hacían carrera. Como cabía esperar, aquellos que tenían una vida sedentaria y pasaban más horas al día viendo la televisión eran los que mostraban un mayor crecimiento abdominal.

Antes y después. (Instagram)
Antes y después. (Instagram)

"Cuando envejecemos, perdemos masa muscular y tendemos a acumular grasa corporal”, explica la coautora del estudio Rania Mekary, de la Escuela de Salud Pública de Harvard. “Si únicamente realizas actividades aeróbicas, como el running o el jogging, terminarás perdiendo grasa, pero también masa muscular”. Lo importante es, en dicho caso, reforzar nuestros músculos a través del levantamiento de pesas o del entrenamiento de resistencia, para garantizar que nuestra masa muscular no decrece significativamente.

Aunque la investigación fue realizada únicamente con hombres, los investigadores creen que sus resultados pueden aplicarse a las mujeres sin apenas diferencia. “Realizar entrenamiento de resistencia o, de forma más ideal aún, combinarlo con el ejercicio aeróbico, puede ayudar a los adultos de una edad avanzada a reducir la grasa abdominal al mismo tiempo que se incrementa o se preserva la masa muscular”, concluía Mekary, una teoría que coincide con la de esta instagramer.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios