por probar que no quede

El único ejercicio para quemar grasa y esculpir tu trasero y espalda

Si eres de los que se preguntan constantemente qué es mejor para eliminar esas cartucheras y tener una retaguardia de infarto, este es tu artículo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Cuando piensas en tener un mejor cuerpo lo primero que te viene a la mente es no tener barriga (y a poder ser adquirir unos abdominales lo más rápido posible) y tener unos glúteos tonificados. Lo cierto es que si no te esfuerzas mucho, son dos de las partes del cuerpo que más cuesta definir y esculpir.

El exceso de grasa que se deposita en caderas, trasero y muslos puede favorecer (sobre todo en el caso de las mujeres) la aparición de hemorroides, varices y celulitis. Por ello, es importante prevenirlo con ejercicios para reducir estos kilos.

Combinado es muy efectivo

Este movimiento junta dos actividades físicas muy poderosas: uno para la espalda, los hombros y el núcleo; y otro para el trasero, las piernas, la nuca y las pantorrillas. Mover todos estos músculos a la vez hace que tu cuerpo trabaje muy duro a nivel celular.

¿Cómo te ayuda eso a quemar grasa? El esfuerzo requerido para realizar un ejercicio compuesto como este aumenta el ritmo cardíaco y tu cuerpo responde mejorando la calidad de las mitocondrias en tus células musculares. Si necesitas un repaso de la clase de ciencias, estos orgánulos celulares son pequeños (pero poderosos) motores de tus células donde se queman los lípidos. Cuando mejoras su función, todo tu cuerpo se vuelve más hábil para eliminarlos y usarlos para obtener energía.

Scaption y sentadillas con peso

Lo primero que debes coger es unas mancuernas (elige bien el peso para no lesionarte). Párate con los pies separados al ancho de las caderas y las rodillas ligeramente flexionadas (esto crea una base estable). Sostén las pesas frente a tus muslos levemente inclinadas a las 2 en punto y a las 10 en punto. Levanta tus brazos en posición de "V". Detén el movimiento y mantén la posición momentáneamente cuando alcancen la altura de los hombros. Haz un esfuerzo para comprimir los músculos de la "postura" de la parte superior de la espalda (si no puedes hacerlo, tus pesas probablemente sean demasiado para ti).

Conseguirás aislar a la perfección toda la parte frontal del hombro, ya que todo el trabajo y la concentración muscular tendrá lugar en la parte delantera de nuestro hombro. Simplemente lograremos contraer todos los músculos de esta zona con un ligero movimiento, que aunque parezca sencillo a simple vista no lo es en absoluto. Es importante que controlemos al máximo la técnica y el movimiento de este ejercicio.

Mover varios músculos a la vez hace que tu cuerpo trabaje muy duro a nivel celular

El segundo ejercicio se suele realizar sin peso adicional, pero existen variaciones (como esta) donde se utilizan mancuernas o una barra; no recomendadas para los principiantes. Coloca la espalda y piernas rectas con los brazos extendidos en los costados. Se avanza con un pie teniendo la vista hacia el frente, manteniendo el tronco siempre recto. La diferencia de estas con las estocadas es el punto de control, las primeras lo tienen fijo y las siguientes implican movimiento.

Fusiónalos

Es cierto que si te falta coordinación te costará mucho realizar bien la fusión de estos ejercicios. Asume la postura de cuclillas con los brazos a los lados. Sostén las pesas ligeramente inclinadas. Dobla ambas rodillas y colócate en la parte inferior de la sentadilla manteniendo ambos brazos a los lados. Sube a la parte superior en cuclillas y levanta los brazos hasta formar la "V" como en Scaption mientras aprietas los músculos de la parte superior de la espalda con fuerza. Haz un total de 15 repeticiones cambiando de piern, descansa durante 45 segundos y realiza dos series adicionales con cada pierna.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios