OPERACION BIKINI

Así perdió esta mujer 185 kilos: "El 80% de este viaje es mental"

Mariah Stolfi, de 19 años, siempre fue una comedora compulsiva. Una cirugía y mucho esfuerzo y tesón la han convertido en una nueva mujer

Foto: Mariah Stolfi
Mariah Stolfi

Hay mucha gente que, como tú, querido lector, querían bajar de peso... y lo consiguieron. Mariah Stolfi es una de las personas que lo ha lo conseguido, ya ha contado su historia en 'People'.

La joven de 19 años siempre fue una comedora compulsiva. "Recuerdo que en el instituto ya pesaba alrededor de 68 kilos. Estaba más gorda que mi madre y usaba tallas más grandes que ella ".

Los malos hábitos alimenticios de Stolfi se vieron agravados por una infancia estresante. "Viví un tiempo dividido con mi madre y mi padre, pero al hacerme más mayor me mudé muchas veces", relata la joven, que estuvo en más de 20 hogares diferentes antes de graduarse en la educación secundaria. "Cambiar de escuela a menudo fue abrumador. Entonces, utilicé la comida para consolarme".

La joven de 19 años siempre fue una comedora compulsiva. "Recuerdo que en el instituto ya pesaba 68 kilos. Estaba más gorda que mi madre"

También dijo que como su familia era muy pobre, su dieta se basaba en comida barata, como cereales, fideos ramen y pizzas congeladas. Estaba tan obsesionada con la comida que escondía productos en su habitación para luego devorarlos y tirar los envoltorios por el inodoro.

Recurrió a la cirugía

La joven, natural de Wisconsin, también tuvo problemas de salud. En su adolescencia temprana fue diagnosticada con síndrome de ovario poliquístico (SOP) y apnea del sueño, que ocurre cuando la respiración se interrumpe o se hace muy superficial mientras duerme.

"Es extremadamente difícil perder peso y mantenerla con el SOP", dice Stolfi, quien alcanzó su peso más alto de 130 kilos a la edad de 18 años. Todo ello se sumó a la falta de descanso por las noches debido a la apnea, lo que le hizo estar letárgica y sin energía para hacer ejercicio".

La pérdida de peso tan rápida ha sido difícil. Mi cerebro no ha alcanzado a mi cuerpo. Me veo como si pesara 136 kilos

A pesar de todos los baches que encontró en el camino, Stolfi estaba decidida a adelgazar. Así que decidió someterse a una cirugía de gastrectomía en manga vertical en julio de 2017. Se trata de un tipo de cirugía para ayudar a bajar de peso en la cual el cirujano extirpa una porción grande del estómago.

El nuevo estómago es más pequeño, aproximadamente del tamaño de un plátano. Este limita la cantidad de comida que el que paciente puede ingerir, haciéndolo sentir satisfecho después de comer cantidades pequeñas.

Un trabajo largo

Ella es honesta con sus seguidores sobre su lucha: "Perder peso es difícil para todos", dice Stolfi, quien espera perder unos 30 kilos extra. "Pero la pérdida de peso tan rápida a mi edad realmente ha sido difícil, sobre todo, mentalmente. Mi cerebro no ha alcanzado a mi cuerpo. Todavía me veo como si pesara 136 kilos".

A pesar de que experimenta altibajos, está comprometida con su nuevo estilo de vida, que incluye una dieta baja en carbohidratos y alta en proteínas, junto con la preparación de comidas y el running.

"Hay días en los que me siento en la cima del mundo en este nuevo cuerpo. También hay días en los que me siento francamente mal", dice. "Realmente estoy trabajando en amarme a mí misma y al cuerpo que tengo".

Actualmente, estudia en la universidad y es asistente de educación con niños especiales. También planea titularse en nutrición.

Mientras tanto, ella tiene un consejo para todos los que están luchando por perder peso: "Este viaje es 80% mental y 20% físico. Si no cambias tu modo de pensar, no tendrás éxito en tu proceso de adelgazamiento".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios