"la dominatrix de la dieta"

La estrella de la televisión que es famosa por método para adelgazar

Galia Grainger segura que "el azucar es como la cocaína". Esta letona y su "hotel" centrado en el adelgazamiento son la última sensación de la pequeña pantalla

Foto: Galia Grainger. (Twitter)
Galia Grainger. (Twitter)

¿Te apetece comer ahora mismo un poquito de verdura? ¿No? Bueno, tranquilo, déjalas para la hora del almuerzo. Que no quieres merendar una fruta, no pasa nada. ¿Y ahora? ¿Tampoco? Vale, puedes tomar una ensalada en la cena. ¿Realmente quieres adelgazar y gozar de buena salud? Si crees que todo el mundo disfruta de esta permisividad cuando se trata de perder peso, estás equivocado.

Galia Grainer jamás te daría opción. Esta implacable mujer a cargo del programa 'The Extreme Diet Hotel,' del canal 4 es conocida como la "dominatrix de la dieta". Su estilo despiadado y sus increíbles resultados se han hecho muy famosos en media Europa.

Tiene 60 años y vive en el sur de Londres, pero es original de Uzbekistán. Se crió en Letonia, se mudó a Reino Unido en 1989 y es toda una experta en lo que se refiere a la pérdida de peso. Después de trabajar en Oxford street admite que tuvo una vida acomodada y su cuerpo empezó a aumentar demasiado rápido. Así que fundó su propia empresa, compró una propiedad destartalada en Sussex y gastó todos sus ahorros en conseguir su sueño: un centro de adelgazamiento de lujo.

Suena todo como un campamento de tortura, pero los resultados son increíbles

Esta gurú de los regímenes se ha convertido en la estrella de la televisión ayudando a personas gordas (ella insiste en que es necesario utilizar ese tipo de lenguaje) que quieren quitarse los kilos que les sobran. "Mis clientes lloran y gritan. Pero después de una semana conmigo, dejan sus malos pensamientos a un lado para sentirse mejor de lo que lo han hecho en años", dice a 'Express'.

Se acabó el azúcar

La web del centro lo describe como "vacaciones de lujo para adelgazar, desintoxicación, spa y pérdida de peso. Come sano, entrena fuerte y rejuvenece", pero la realidad es bastante diferente. "Uno descubre rápidamente quién no ha investigado sobre mí", asegura. Por 1.100 euros a la semana (que es lo que cuesta la estancia allí) algunos de sus clientes han llegado a perder 6.3 kg. El recibimiento es único, su saludo inicial es: "Me da igual si te gusto o no".

"No es fácil. Un día típico en este retiro comienza con una caminata de dos horas, seguida de una sesión de ejercicios de alta intensidad y una clase de yoga. También beben una taza de limón caliente y una rebanada de manzana. Del azúcar ni hablamos, está totalmente prohibido, es como la cocaína", afirma.

La modelo Jennifer Ellison, la actriz Sandi Bogle o el cantante Stevi Ritchie son algunas de las celebrities que se han puesto bajo su mando. "Todo el mundo sabe que lo ideal es comer menos, beber más agua y moverse más, pero luego no lo hacen", comenta. "Mis métodos son extremos pero esenciales. Tiempos desesperados requieren medidas desesperadas si no quieres perder la batalla contra la grasa", explica en 'The Sun'.

Sus técnicas

Según esta "dominatrix de la dieta", la alimentación es crucial. "El almuerzo es un tazón pequeño de verduras crujientes y después una caminata por la tarde para que no se duerman. Una pequeña porción de bayas y un té de desintoxicación los mantiene hasta la cena, que consiste en tomar verduras o sopa al vapor. Finalmente hay una clase de baile y un taller de nutrición grupal. Educamos a nuestros huéspedes para que puedan mantenerse cuando se vayan", asegura.

Su estilo despiadado y sus sorprendentes resultados se han hecho muy famosos en Europa

Lo cierto es que no es mucha comida. "Son 400 calorías por día, preferiblemente menos. Practicamos una dieta baja en calorías y carbohidratos, sin almidón, limpia, llena de antioxidantes y sin nada procesado. Comer vegetales crudos nos proporciona la crisis psicológica que necesitamos para sentir qué estamos tomando en realidad. Animamos a los clientes a masticar de forma adecuada y consciente mientras están en la mesa para aprovechar al máximo las porciones", continúa.

Este espacio para bajar kilos conduce un plan a corto plazo y un sistema de arranque que debe hacerse bajo supervisión. Sin duda no puede hacerse en casa por cuenta propia. Si estuvieras allí y te saltaras una de las comidas, ten claro que ella te visitaría: "Soy el poli malo. Grito a los invitados: '¿Estás seguro de que no quieres cenar?' y generalmente no rechistan después de eso. Solo hay una plaza para una reina del drama, y es mía".

A golpe de abedul

¿Qué pensarías si en vez de un masaje corporal o facial relajante te "pegaran" con ramas de árboles, te metieran en un barril con agua muy caliente o te dieran pequeños golpes? ¿Es una sala de torturas? "Damos pequeños y suaves azotes con trozos de abedul, después los llevamos a una sauna o sala de vapor cuando los poros están abiertos", aclara.

Se dice que este tipo de tratamiento escandinavo ayuda a expulsar las toxinas dañinas. "Tras todo esto normalmente le sigue un salto a una piscina helada y un barril de vapor de cedro donde los clientes están bloqueados. Así conseguimos que se acelere el proceso de adelgazamiento porque es un gran desintoxicante y fortalece el sistema inmunológico. Tranquilos, la cabeza está fuera para que respires correctamente".

Después de esto bien un tratamiento con miel. Te cubren entero y te "masajean" en las áreas donde hay celulitis. "es para quitar las toxinas de los tejidos profundos. Muchos se piensan que es como spa, pero no es así. Contado así suena todo horrible, pero no lo es. Y lo mejor de todo: funciona", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios