Trucos adelgazar: Qué debes comer para perder 30 kilos, contado por la mujer que lo logró
perder peso es posible

Qué debes comer para perder 30 kilos, contado por la mujer que lo logró

Lindsey Minnick ha pasado de estar obesa a ser un ejemplo de superación para todo aquel que quiera transformar su relación con la comida

Foto: Antes y ahora de Lindsey. (Facebook)
Antes y ahora de Lindsey. (Facebook)

Lindsey Minnick fue a Las Vegas con su hermano y su cuñada y al volver a casa se sintieron decepcionados con las fotos de su viaje. Fue en ese momento cuando se dieron cuenta de que no estaban contentos con su físico y sobre todo con su salud, por lo que quisieron empezar un cambio juntos. Desde que tomaron esa decisión, los tres optaron por darle una oportunidad a Weight Watchers, una empresa que te enseña a bajar de peso, en la que emprendieron un camino hacia una vida saludable.

Originalmente Lindsey pesaba alrededor de 100 kilos, pero desde entonces ha perdido más de 30. Ahora su cuerpo se encuentra en un índice de masa saludable y ha recuperado su confianza. "Tras aquel viaje me pesé y no podía creer cómo me había abandonado. No sabía cómo había engordado tanto sin darme cuenta", confiesa a 'Popsugar'.

La comida

Las primeras semanas fueron como una llamada de atención. Al ver el valor calórico y nutricional y tener consciencia de ello sus opciones alimenticias cambiaron a frutas y verduras. Decidió que esto se convertiría en un estilo de vida, no solo en una simple dieta. Fue su cuñada Megan la que la convenció para utilizar ese programa porque ella estaba utilizándolo. "A lo largo de la universidad intentaba contar las calorías. Tenía éxito pero luego lo volvía a recuperar cuando dejaba de contarlas", asegura.

Ahora sabe qué alimentos son más bajos en calorías y más saciantes. Hace una lista mental y la utiliza para decidirse por las frutas y verduras

Lo primero que aprendieron fue a saber cuándo tenían hambre antes de realizar cualquier elección de comida. Después de este cambio, su día comenzaba con avena para el desayuno, pavo con patatas y verduras cocidas para la comida y pollo con verduras o ensalada para la cena. "He cambio mi estilo de vida completamente. Ya no busco patatas fritas, carbohidratos rápidos y pasta cuando tengo ganas de comer. Dejé todo eso porque tenía el colesterol por las nubes. Ahora tomo toneladas de verduras y frutas. De vez en cuando como pizza, tampoco hay que martirizarse, pero ahora todo está bajo control", explica.

Los alimentos básicos que siempre tiene en su despensa son harina de avena, plátanos, col rizada, manzanas, yogur 0%, queso cottage sin grasa, arándanos y leche de almendras. "Normalmente preparo las comidas los domingos para el resto de la semana y eso me hace tener controlado el menú de cada día", asegura.

Los entrenamientos

Una vez se unió a este grupo de adelgazamiento empezó a trabajar de una forma más inteligente. Durante las primeras semanas se concentró en controlar sus hábitos alimenticios. Después, gradualmente, añadió 45 minutos en la elíptica o en la cinta tres veces por semana para ganar puntos del programa: "Mi forma favorita para ejercitarme son las clases. Me tiene motivada cuando puedo ir y competir con otras personas. Si no las hay disponibles, salgo a correr y así tengo tiempo para mí misma y me motivo por mi cuenta. Si tengo una carrera mucho mejor. Hace poco competí en un triatlón y quedé cuarta en la categoría femenina y decimotercera en la general".

Lindsey Minnick. (Facebook)
Lindsey Minnick. (Facebook)

Además, junto con su hermano y cuñada, se apuntó a un grupo de ciclismo local que practica por las noches. También se apuntó al gimnasio con otro amigo, algo que le ayudó a coger un hábito y tener responsabilidad. Ella trabaja fuera todos los días pero por lo general, coge la bici tres o cuadro días por semana, un par sale a correr y cuando vuelve a casa hace ejercicios de fuerza. Al 'gym' acude otras tres veces por semana, y si no puede, intenta recuperarlo. "Casi nunca hago el mismo entrenamiento para no aburrirme y sentirme motivada", confiesa.

Mantenimiento

"Lo más importante que he conseguido ha sido tener una buena salud, pero lo realmente genial ha sido la confianza que he obtenido en mí misma. Cuando solía ver gente corriendo por la calle con sujetadores deportivos, me ponía celosa. Siempre pensaba: 'Algún día seré esa chica que tiene esa confianza y me pondré uno', y ahora, por fin lo hago, y muy orgullosa".

Los alimentos básicos que siempre tiene en su despensa son harina de avena, plátanos, col rizada, manzanas, yogur 0% y leche de almendras

Afortunadamente, tiene un excelente sistema de apoyo que constantemente la respalda y la ayuda a volver a la meta. Sus compañeros de Watchers la controlan si se pierde alguna reunión. En cuanto a comer sano, ahora sabe qué alimentos son más bajos en calorías y más saciantes. Hace una lista mental y la utiliza en cualquier momento para dirigirse a las frutas y verduras en vez de a los perritos calientes y las patatas fritas.

"Hacer todo esto con más gente ha supuesto que todo funcionase mejor. Si no me apetecía entrenar y ellos sí lo hacían, al final me sentía mal y acababa realizando ejercicio también. Si quería comer hamburguesas, cerdo o cualquier cosa frita y ellos tomaban decisiones saludables, eso hacía que yo también las cumpliera. Lo que he aprendido de todo esto es a que soy más fuerte de lo que pensaba. Jamás pensé que tendría tanto éxito y que lo lograría. Este programa me ha cambiado la vida", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios