SEGÚN EL CREADOR DE LA DIETA ‘OMG’

Seis trucos para organizar tu comida, si quieres ser un pibón

Venice A. Fulton, creador de la dieta 'OMG? ofrece las seis cuestiones que, a su juicio, son decisivas para llevar una alimentación saludable y lograr adelgazar

Foto: Controlar los espacios entre comidas es esencial para perder peso. (Rick Gomez/Corbis)
Controlar los espacios entre comidas es esencial para perder peso. (Rick Gomez/Corbis)

El entrenador personal Venice A. Fulton, autor del polémico libro Seis semanas para ser un pibón (Libros Cúpula), insistió en una entrevista en El Confidencial que su manual está por completo basado en la evidencia científica y si los nutricionistas están siendo tan críticos con éste es porque desvela verdades incómodas que no quieren que la gente conozca.

En uno de los capítulos del libro, Fulton ofrece las seis cuestiones que, a su juicio, son decisivas para llevar una alimentación saludable y tienen que ver con el momento en el que comemos.

1. Comer con frecuencia nos hace comer más de todo

“Come a menudo” es una frase que escucharás decir mucho a los expertos. Tal vez al elegir la expresión “a menudo” pretenden que su consejo suene más científico. Por desgracia, algunos traducen “comer a menudo” por comer más. Nos han hecho creer que cada vez que comemos estimulamos nuestro metabolismo y nuestras posibilidades de perder peso. Eso es crear falsas ilusiones y no está bien.

2. Los aperitivos saludables no existen

Es cierto, parte de las calorías de lo que comemos desaparecen en la digestión. Pero no como para recomendar que “picoteemos”. Digamos que normalmente comes 3.000 calorías al día, en tres comidas de mil calorías cada una. Luego te dicen que hagas comidas menos abundantes y más a menudo. Si eres como la mayoría, no dividirás tus comidas en seis perfectas raciones de 500 calorías. La mayoría tiende a reducir las calorías de cada comida en un porcentaje mucho menor.

3. La comida eleva la leptina y controla el apetito

Cuando comes, tu cuerpo siente que la comida está llegando y segrega una sustancia química llamada leptina (del griego “delgado”). La leptina le dice a tu cerebro que hemos comido suficente. Nos grita: “¡Para!”. La comida aumenta más la leptina que los aperitivos, calmando nuestro apetito durante más tiempo. 

Controlar tu apetito es vital. La comida es el principal factor que afecta a nuestro peso, y el apetito, a nuestra elección de la comida. Si tienes problemas para controlar tu apetito, el principal motivo será que comes demasiado a menudo. Para hoy. ¡Déjalo! Comer menos a menudo es lo primero para dominar tu apetito. Tres comidas al día es lo ideal.

4. Si comes a menudo, no quemarás grasas a menudo

Puedes pensar en la grasa corporal como una mochila de comida que llevamos a cuestas en las grandes expediciones. Esta energía está almacenada, pero se supone que no debe estar ahí para siempre. La grasa corporal existe para darnos energía cuando no la estamos ingiriendo. Esto sólo puede ocurrir en los espacios entre comidas. Cuanto más a menudo comas, más cortos serán estos espacios.

5. Sólo quemas calorías en los grandes espacios entre comidas

A la hora de espaciar las comidas, la forma más lógica es dividirlas equitativamente, pero eso a menudo no es práctico para la vida diaria. Sé flexible, déjate llevar. Tu primera comida probablemente sea alrededor de la tradicional hora de la comida. Los horarios de las otras dos comidas son a tu elección, pero te sugiero que la última comida sea al menos dos horas antes de cuando tengas previsto acostarte.

6. El espacio nocturno es largo, así que sácale provecho

El espacio más largo entre comidas es el que va de la última de la noche hasta la primera del día siguiente. Puede llegar a las dieciséis horas y durante ese tiempo estarás quemando grasa constantemente. Y a tu cuerpo le encanta.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios