el de marta del castillo "no existe"

Zoido reconoce que Interior no encuentra los informes 'paralelos' del 11-M y el Faisán

El Ministerio del Interior ha buscado los documentos elaborados por la Brigada 'pata negra' que creó el anterior Director Adjunto Operativo de la Policía

Foto: Juan Ignacio Zoido, en la rueda de prensa de este martes en el Ministerio (EFE)
Juan Ignacio Zoido, en la rueda de prensa de este martes en el Ministerio (EFE)

El ministro del Interior ha reconocido públicamente que su departamento ha buscado, sin éxito, los informes sobre el 11-M y el caso Faisán -el chivatazo a ETA durante la administración de José Luis Rodríguez Zapatero- que realizó la Brigada de Análisis y Revisión de Casos (BARC), creada durante la etapa de su predecesor, Jorge Fernández Díaz, y bajo el mando directo del anterior DAO de la Policía, Eugenio Pino. El ministro Juan Ignacio Zoido ha reconocido que ha dado orden de encontrar esos informes, pero no tiene idea de dónde están.

La brigada 'paralela' -disuelta por orden del propio Zoido hace unos días, tal y como adelantó El Confidencial- fue una sección de la Policía Nacional creada por orden de Pino para esclarecer, en teoría, los "más de 400 asesinatos sin resolver", como justificó el entonces director general del Cuerpo, Ignacio Cosidó, en el Congreso. Sin embargo, y como reconoció el propio Pino en una entrevista en El Mundo, se dedicó a investigar casos ya juzgados como el 11-M y el chivatazo de ETA. También comenzó a recopilar información sobre el asesinato de la joven sevillana Marta del Castillo, en manos de otra unidad de la corporación. Con todo, la controversia radica principalmente en que la BARC, que estaba encuadrada en la Unidad de Asuntos Internos, también fue elegida por los anteriores responsables de Interior para efectuar investigaciones sobre el patrimonio de los Pujol y otros dirigentes independentistas catalanes.

Zoido ha reconocido este martes, durante una rueda de prensa convocada en el Ministerio para anunciar el Balance de Criminalidad de 2016, que ha solicitado a la Dirección General de la Policía que le entregue esos tres supuestos informes desvelados por Pino. Sin embargo, según el ministro, la gestión ha sido infructuosa. Al parecer, el informe sobre Marta del Castillo nunca llegó a redactarse. Tan sólo existen notas sobre el caso que fueron remitidas a la Dirección por las unidades encargadas de esa investigación como trabajo previo para la elaboración de ese documento.

En cuanto al informe del 11-M, la Dirección General de la Policía ha confirmado que efectivamente se redactó pero no se ha localizado ninguna copia. Tampoco aparece el informe sobre el Faisán, aunque el Ministerio también ha concluido que llegó igualmente a completarse. En este caso, Zoido ha concretado que la BARC llegó a confeccionar dos informes sobre el chivatazo a ETA que tuvo lugar en mayo de 2006 y que ambos documentos fueron trasladados por duplicado al antiguo DAO. Sin embargo, Interior no ha conseguido localizar ninguna de las copias.

Fotografía de archivo de la entrada del bar Faisán, en las inmediaciones de la frontera de Irún (Efe)
Fotografía de archivo de la entrada del bar Faisán, en las inmediaciones de la frontera de Irún (Efe)

Los agentes que conformaban la polémica unidad policial han sido puestos ahora a disposición de la Subdirección de Personal de la Dirección General de la Policía, que deberá decidir su destino. La BARC fue creada en 2012 y se integró en la Unidad de Asuntos Internos (UAI), cuyo máximo responsable era entonces el comisario principal Marcelino Martín Blas. Sin embargo, la actividad de este grupo era tutelada por Pino, que fijaba las líneas de trabajo y recibía el resultado de las pesquisas.

La disolución de esta brigada 'especial' fue oficializada hace dos semanas por el nuevo DAO de la Policía Nacional, Florentino Villabona, tan solo unas horas después de ser elegido Zoido para el cargo. El desmantelamiento del grupo conllevaba inicialmente la desaparición de todos los recursos materiales que habían utilizado los integrantes de esta sección, como la base de datos que utilizaron durante los últimos cinco años para organizar toda la información que recopilaban. El registro, de hecho, fue inmediatamente desactivado en cumplimiento del mandato de Villabona.

El exministro de Interior, Jorge Fernández Díaz. (Efe)
El exministro de Interior, Jorge Fernández Díaz. (Efe)

Sin embargo, la Subdirección de Logística de la Dirección General de la Policía remitió una orden para que volviera a ponerse en marcha la base de datos y fuera conectada otra vez a los servidores de la corporación. Esto, supuestamente, iba a permitir a la nueva cúpula policial dirigida por Villabona acceder a toda la información archivada por los miembros de la BARC a lo largo de los últimos años. Pero Zoido no ha encontrado los informes que buscaba en ese archivo.

Una de las primeras misiones que Pino asignó a la BARC fue revisar la investigación de los atentados del 11-M. Fuentes conocedoras de las conclusiones de ese informe que ahora no aparece aclaran que la brigada no llegó a ninguna conclusión relevante. Sus agentes comenzaron igualmente a revisar en 2014 el asesinato de tres miembros de una misma familia —un matrimonio y su hijo menor de 11 años— que tuvo lugar en Burgos una década antes. El autor del crimen nunca ha sido identificado. Se sospechó de un vecino y del hijo mayor de la familia. La BARC revisó el caso pero tampoco encontró pistas esclarecedoras. Y en enero de 2016, tras una reunión con el padre de Marta del Castillo, la joven asesinada en Sevilla en 2009, Pino ordenó a la brigada que supervisara las diligencias realizadas hasta ese momento para tratar de encontrar nuevas pistas que permitieran localizar el cuerpo de la chica. Las gestiones de la BARC no arrojaron, de nuevo, ningún avance sustancial en el caso y, según ha desvelado hoy Zoido, las indagaciones ni siquiera llegaron a ser plasmadas en un informe.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
29 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios