Es noticia
Menú
Caso Faisán: El fiscal del Supremo mantiene que el chivatazo a ETA fue por la paz
  1. España
"NO FUE COLABORACIÓN CON BANDA TERRORISTA"

Caso Faisán: El fiscal del Supremo mantiene que el chivatazo a ETA fue por la paz

El fiscal del Supremo ha defendido que el ‘chivatazo’ a ETA no fue un acto de colaboración con los terroristas, sino ayudar en el proceso de paz

Foto: Enrique Pamiés (i) y José María Ballesteros (d) (Efe)
Enrique Pamiés (i) y José María Ballesteros (d) (Efe)

El fiscal del Tribunal Supremo ha defendido hoy que el ‘chivatazo’ a ETA no fue un acto de colaboración con organización terrorista sino que su objetivo era ayudar en el proceso de paz. Así lo ha afirmado en la vista celebrada hoy en el Ato Tribunal para estudiar los recursos interpuestos contra la sentencia dictada por la Audiencia Nacional, que condenaba a los cargos policiales Enrique Pamiés y José María Ballesteros a un año y medio de cárcel por un delito de revelación de secretos, al alertar al dueño de Bar Faisán, Joseba Elosua, que iba a ser detenido en una operación contra la red de extorsión de ETA en mayo de 2006.

La Fiscalía ya había anunciado que no iba a recurrir esta sentencia dando por buena la condena, a pesar que el fiscal general del Estado, Eduardo Torres Dulce, ordenó al fiscal de la Audiencia Carlos Bautista, que acusara por un delito de colaboración con ETA, en contra de su criterio, de que únicamente existía un delito de revelación de secretos.

Para el fiscal presente en la vista, Antonio Barranco, la jurisprudencia del Tribunal Supremo sostiene que en el delito de colaboración con organización terrorista, el móvil es indiferente. Lo que importa para que se cometa este delito es que la conducta suponga una ayuda externa a la actividad terrorista. “En este caso, la conducta no supone servir a los intereses de la banda sino a acabar con su actividades”, recalca el representante del Ministerio Público, quien ha insistido que lo que se buscaba era ayudar en el proceso de paz. Esta tesis es la misma que mantiene la Audiencia Nacional para absolverles de ese delito.

placeholder Caso faisán

Las acusaciones, representadas por Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Dignidad y Justicia y Partido Popular, recurrieron la sentencia de la Audiencia Nacional al entender que, en contra del criterio del tribunal, los dos acusados sí cometieron un delito de colaboración con ETA. Según estos letrados, para que se produzca este delito basta un dolo genérico y en este asunto sí favorecieron la actividad de la banda terrorista. “Para cometer este delito sirve con la conciencia de que el acto o la conducta sirva o favorezca a la banda terrorista sin necesidad de ningún otro requisito; cualquier otra motivación no exime de este delito”, han subrayado los abogados.

Al contrario, el fiscal ha insistido en que los acusados no tenían intención de ayudar a ETA. Para sustentar esta tesis, se ha centrado en la conversación entre Elosua –ya fallecido– y su yerno en su coche y grabada a través de una baliza, en la que el dueño del establecimiento dice que no sabe por qué le han llamado “si yo no soy político”, a lo que su yerno responde: “Yo creo que es para ver por dónde va esto”. Para el Ministerio Público, de esta conversación no se puede esgrimir que quien estuviera al otro lado del teléfono colaboraba con ETA.

“El dolo o la intención no era colaborar con la banda sino todo lo contrario, y como prueba es que Pamiés llevaba años en la lucha antiterrorista”, resalta el fiscal, quien ha suscrito la comisión de un delito de revelación de secretos porque con este acto se quebrantó un principio que deben acogerse todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que es el secreto profesional.

Por su parte, el abogado de Ballesteros ha negado que su cliente supiera lo que se iba a decir a Elosua cuando éste le entregó un teléfono para que escuchara lo que le iban a decir al otro lado de la línea. “Una persona que está en el servicio de información de terrorismo islámico y resulta que le dan toda la información de lo que va a ocurrir y es tan tonto, como vulgarmente se le llamó en la vista de la Audiencia, de pasar tres veces por delante de la cámara que había en el bar. Con el debido respeto, le faltó saludar”, ha destacado.

El fiscal del Tribunal Supremo ha defendido hoy que el ‘chivatazo’ a ETA no fue un acto de colaboración con organización terrorista sino que su objetivo era ayudar en el proceso de paz. Así lo ha afirmado en la vista celebrada hoy en el Ato Tribunal para estudiar los recursos interpuestos contra la sentencia dictada por la Audiencia Nacional, que condenaba a los cargos policiales Enrique Pamiés y José María Ballesteros a un año y medio de cárcel por un delito de revelación de secretos, al alertar al dueño de Bar Faisán, Joseba Elosua, que iba a ser detenido en una operación contra la red de extorsión de ETA en mayo de 2006.

Audiencia Nacional Tribunal Supremo Terrorismo
El redactor recomienda