emergencia sanitaria mundial

"Está mutando a una cepa más mortal" y otras 5 afirmaciones dudosas sobre el virus

Desmontamos algunas de las afirmaciones que se han hecho estas últimas semanas sobre el coronavirus, la enfermedad que deja ya más de 42.000 fallecidos en el mundo y 862.000 contagiados

Foto: Tareas de desinfección en un supermercado de Austria. (EFE)
Tareas de desinfección en un supermercado de Austria. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura5 min

"Las mascarillas no sirven"

Los virus pueden transmitirse a través de los ojos o de microscópicas partículas virales que pueden penetrar las mascarillas. Sin embargo, aunque llevar mascarilla no garantice al 100% no contagiarse, este tipo de protección es efectiva para capturar las gotitas virales que expulsamos y que son la principal vía de transmisión del coronavirus. Algunos estudios, afirma el diario británico 'The Guardian', han estimado que llevar mascarilla puede ofrecer cinco veces más protección que ir a cara descubierta (aunque otras investigaciones les han atribuido niveles más bajos de efectividad).

[Esto es lo que el jabón hace al coronavirus]

Si va a estar cerca de alguien contagiado, una mascarilla reduce la posibilidad de que le transmita la enfermedad, y si presenta síntomas o está contagiado, ponérsela es una buena manera de proteger a los demás.

Las mascarillas son cruciales para los sanitarios y los miembros de una familia que tengan que cuidar a alguien que esté enfermo. Lo ideal, de hecho, sería que tanto el paciente como el cuidador tengan puesta mascarilla. Por otra parte, no marcan una gran diferencia si solamente camina por la calle o coge un autobús, por lo que no es necesario comprar a granel.

"Está mutando a una cepa más mortal"

Todos los virus sufren mutaciones con el tiempo y el coronavirus no iba a ser diferente. La propagación de las diferentes cepas depende de la capacidad de adaptación al medio: las versiones que pueden expandirse más rápido y replicarse más eficazmente serán las más 'exitosas', pero eso no significa necesariamente que sean más peligrosas, ya que los virus que matan a las personas más rápidamente pueden ser menos propensos a transmitirse.

El análisis genético realizado por científicos chinos de 103 muestras del virus, tomadas de pacientes en Wuhan y otras ciudades, sugiere que al principio surgieron dos cepas principales, designadas como L y S. Aunque la cepa L parecía ser más prevalente que la cepa S (aproximadamente, el 70% de las muestras pertenecía a la primera), se encontró que la S era la versión original.

El equipo detrás de esta investigación sugiere que esto puede indicar que la cepa L es más "agresiva" porque se transmite y se replica más fácilmente dentro del cuerpo, aunque esta teoría es especulativa en este momento porque aún no ha habido comparaciones directas para comprobar si las personas que contraen una u otra versión del virus tienen más probabilidades de transmitirlo o sufrir síntomas más graves.

"No es más peligroso que una gripe estacional"

Muchos de los contagiados por el coronavirus no experimentarán mayores síntomas que los de una gripe estacional, pero el perfil general de la enfermedad, incluida su tasa de letalidad, parecer que es más grave. Al comienzo de un brote, la tasa aparente de letalidad puede ser una sobreestimación, al no registrar todos los casos leves o asintomáticos.

El experto de la OMS Bruce Aylward cree que si se siguen haciendo pruebas, se podría confirmar que las estimaciones actuales de una tasa de letalidad de aproximadamente el 1% son precisas, lo que supondría que el Covid-19 es aproximadamente 10 veces más mortal que la gripe estacional, que se estima que mata a entre 290.000 y 650.000 personas al año en todo el mundo.

"Solo mata a los ancianos, las personas más jóvenes podemos relajarnos"

La mayoría de las personas que no tengan una edad avanzada y no sufran problemas previos de salud no enfermarán de forma grave por el coronavirus. Sin embargo, la enfermedad tiene una mayor probabilidad que la gripe estacional de provocar síntomas respiratorios graves y hay grupos de riesgo, como los trabajadores sanitarios, que son más vulnerables por estar más expuestos al virus.

Por eso, las acciones que toman las personas jóvenes y en buen estado físico reportar los síntomas y seguir el confinamiento y la cuarentena— tienen un papel importante en la protección de los más vulnerables de la sociedad y en la contención de la expansión del brote.

"Debes estar con un infectado al menos 10 minutos para contagiarte"

En el caso de la gripe, algunos protocolos sanitarios definen la exposición a la enfermedad como el periodo de tiempo de 10 minutos o más en que se está a una distancia de 1,8 metros de una persona infectada que estornuda o tose. En el caso del coronavirus, en cambio, es posible infectarse con interacciones más cortas o incluso entrar en contacto con el virus por tocar alguna superficie contaminada, aunque se cree que esta es una ruta de transmisión menos común.

"La vacuna podría estar lista en unos meses"

Cuando surgió el primer brote del coronavirus, los científicos salieron en masa a intentar desarrollar una vacuna contra la nueva enfermedad, ayudados también por la difusión de la secuencia genética por parte de investigadores chinos.

El desarrollo de una vacuna viable sigue su curso, con varios equipos que ahora prueban candidatos en experimentos con animales, pero los ensayos necesarios antes de que se pueda implementar una vacuna comercial siguen siendo una tarea larga. Se consideraría 'rápido' si se dispone dentro de un año de una vacuna a nivel comercial, señala 'The Guardian'.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios