SALUD SIN MITOS

Seis dudas (resueltas) que sigue generando la cuarentena del Covid-19

¿Debo llevar mascarilla en mi domicilio si estoy enfermo? ¿Cómo me enfrento a la ansiedad de la cuarentena? Aclaramos las dudas más frecuentes que aparecen estos días

Foto:

Solo venceremos al coronavirus si lo hacemos entre todos y cumpliendo la cuarentena en casa de manera estricta. Bajo el lema #EsteVirusLoParamosEntreTodos, el Ministerio de Sanidad ha emitido una serie de consejos para la población, a los que se suma Quirónsalud estos días, donde reafirma esa importancia de seguir estrictamente las recomendaciones durante toda la cuarentena.

También lo han hecho las comunidades autónomas, para despejar cualquier duda que puedan tener los ciudadanos. Repasamos las más habituales.

Soy un paciente con coronavirus aislado en casa. ¿Debo llevar siempre mascarilla?

El paciente aislado en casa debe estar en una habitación cerrada, con ventilación y limitar la circulación por el resto de las estancias para evitar el contagio con otros familiares, incluso teniendo un baño para él. En ese aislamiento, no debe llevar mascarilla. Pero si debe salir de la habitación por cualquier circunstancia, el paciente debe ponérsela y mantener la distancia de seguridad de dos metros con el resto de los habitantes de la casa. Además, no debe tocar objetos comunes como teléfonos, bolígrafos, ordenadores, mandos a distancia…

Foto: EFE.
Foto: EFE.

No estoy infectado, pero ¿debo llevar mascarilla cuando voy a la compra?

Sanidad recuerda que “la población general sana no necesita utilizar mascarillas”. Las mascarillas están destinadas a personas enfermas, para evitar que transmitan el virus a otras sanas. “Un uso inadecuado de mascarillas puede contribuir a un desabastecimiento de las mismas en aquellas situaciones para las que están indicadas”, explican desde el Gobierno.

Cuido de un paciente de coronavirus en casa y llevo guantes. ¿Tengo que lavarme las manos igualmente?

El lavado de manos es una de las medidas principales para evitar el contagio por coronavirus, por eso debemos lavárnoslas aunque llevemos guantes: antes y después de cada contacto que se tenga con el paciente, después de realizar la limpieza de cualquier útil o superficie, o después de manipular la ropa del paciente. También, de manera habitual, antes y después de comer, después de ir al baño, después de toser, estornudar o manipular pañuelos y tras estar en lugares públicos.

¿Debemos ventilar la casa o abrir las ventanas dará entrada al virus?

Según el Ministerio de Sanidad, “parece poco probable la transmisión del virus por el aire a distancias mayores de uno o dos metros”, por lo que ventilar la casa sigue siendo una práctica aconsejable y necesaria en el caso de las habitaciones de los pacientes aislados. Desde la Junta de Castilla y León, recuerdan que ante el confinamiento prolongado pueden darse las intoxicaciones por monóxido de carbono. Por eso, recalcan que es fundamental mantener una ventilación adecuada en aquellas estancias en las que se instalen calefacciones alimentadas por combustibles vegetales.

No salir de casa puede llegar a agobiarme. ¿Qué hago?

Para llevar de la mejor manera este periodo en casa, desde el Gobierno de Canarias recomiendan, por ejemplo, cambiar de habitación para trabajar y mantener una rutina de horarios fijos. “Si nos quedamos en casa, es muy importante tener una buena higiene personal y ducharse con regularidad. Ponerse ropa de calle cuando tengas que trabajar es otra de las maneras que tienes para llevar mejor el día”, sugiere.

Es importante mantener una rutina de horarios, tanto de sueño como de comidas, y no olvidarse de hacer algo de ejercicio todos los días.

La cuarentena no significa que nos aislemos de la familia completamente: llamadas de teléfono pueden ayudar a bajar los niveles de ansiedad


¿Cómo combato la ansiedad que me genera esta situación?

El Gobierno de Aragón han rescatado las recomendaciones de la Cruz Roja de Hong Kong frente al confinamiento en casa contra el coronavirus. En ellas, subraya que se pueden experimentar diferentes emociones y reacciones cuando se está en cuarentena, como, por ejemplo, preocupación sobre la propia salud, el trabajo, así como el sentirse furiosos o ansiosos, preocupación por que alguno de los nuestros se infecte, soledad, sentimiento de culpa por comportamientos previos que podrían haber causado una potencial infección o imaginarse el peor escenario que le puede pasar a uno mismo.

Ante esta situación, es importante aceptar las emociones propias y darse tiempo para comprenderlas. Mantenerse ocupado también despeja los pensamientos repetitivos, además de dosificar las noticias relacionadas con el Covid-19. Recibir mucha información puede generar más inquietud. Además, la cuarentena no significa que nos aislemos de la familia completamente: las videollamadas o las llamadas de teléfono pueden ayudarnos a bajar los niveles de ansiedad.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios