Miles de empresas se vuelcan en fabricarlas

El auge de las mascarillas caseras: ¿cómo son de efectivas?

La escasez de material sanitario, y especialmente de mascarillas, ha disparado la fabricación casera de este tipo de protección. ¿Cómo son de efectivas y en qué situaciones podemos usarlas?

Foto: Un hombre protegido con una mascarilla transita una calle del madrileño barrio de Malasaña (EFE)
Un hombre protegido con una mascarilla transita una calle del madrileño barrio de Malasaña (EFE)
Autor
Tiempo de lectura6 min

Ante la escasez de material sanitario en farmacias y hospitales, los ciudadanos están intentando fabricar en sus casas mascarillas caseras con la intención de protegerse del coronavirus. Solo se necesitan unos minutos de búsqueda en internet para comprobar el auge de estos tutoriales que, sin embargo, dejan muchas dudas sobre la efectividad de estas protecciones caseras y la utilidad de usarlas.

Aunque la OMS ha afirmado desde el principio de esta pandemia que, si uno está sano, solo necesita llevar mascarilla si atiende a alguien en quien se sospeche la infección por Covid-19 (o si se tiene tos o estornudos), esta protección se ha vuelto indispensable en países como Corea del Sur o China, donde es obligatoria para toda la población. El instituto Centers for Disease Control and Prevention (CDC) subraya que si no se está enfermo, no se necesita usar mascarilla a menos que se esté cuidando a alguien que esté enfermo (y que no pueda usarla él mismo).

De hecho, el CDC apunta que las mascarillas pueden escasear y deben guardarse para los cuidadores. Además, puntualizan que la menor manera de prevenir el contagio es evitar exponerse a este virus y comparten las certezas que se tienen hasta ahora:

  • Se cree que el virus se propaga principalmente de persona a persona
    • Entre personas que están en contacto cercano entre sí (a una distancia de casi dos metros)
    • A través de gotas respiratorias producidas cuando una persona infectada tose o estornuda.
  • Estas gotitas pueden caer en la boca o la nariz de las personas cercanas o ser inhaladas por los pulmones

Entonces... ¿Cuándo deberíamos llevar mascarilla? ¿Y cómo de útiles y efectivas son las mascarillas artesanales que podemos fabricar nosotros mismos en casa?

La directora del grupo de Inmunología y Genómica del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Beatriz Novoa, ha explicado en un vídeo cómo hacerlas de dos tipos (con papel de cocina y pañuelos o de tela normal), al mismo tiempo que ha dejado claro que estas mascarillas no protegen contra el Covid-19 debido al pequeño tamaño de las partículas virales y que, por lo tanto, no se puede garantizar al 100% que los virus se queden retenidos en la superficie de la tela.

El auge de las mascarillas caseras: ¿cómo son de efectivas?

"El coronavirus tiene solamente 120 nanómetros de diámetro, por lo tanto se va a colar entre esto (la mascarilla). No protege completamente contra el coronavirus, pero es una manera de dejarlo un poco más difícil y dejar las verdaderas mascarillas que sí protegen para el personal sanitario y no desabastecerlos a ellos", apunta Novoa en el tutorial que ha difundido.

Es decir, la mascarilla casera puede ser así una protección y prevención extra además de la de no salir de casa o lavarse mucho y bien las manos, pero la investigadora advierte que no creamos que por llevar esta mascarilla se está completamente protegido frente al virus. Lo importante, apunta, es evitar "como sea" la transmisión de la enfermedad.

"Esto no significa que estas mascarillas caseras no protejan del virus. Claro que protegen. Si no no estaríamos animado a la gente a usarlas. El ponerle barreras al virus es un sistema eficaz para protegerse y proteger a los demás", destaca esta científica.

"Los virus suelen estar en gotitas minúsculas de saliva, y eso puede quedar retenido por dos o tres capas de tela", afirma Novoa. "Es una manera de ponerle un poco más de trabas para poner todo lo que está en nuestra mano para no infectarnos y es sobre todo útil para cuando vamos a estar con personas mayores, porque sería el grupo de más riesgo", añade.

Fuentes sanitarias consultadas por este periódico han explicado que las mascarillas caseras podrían tener una eficacia similar a la que podrían tener las de tipo quirúrgico y que su función es no expandir el virus ni desperdigarlo, pero que como tal no evitan que puedas contagiarte.

Las mascarillas quirúrgicas protegen a los demás ya que están diseñadas para filtrar las partículas emitidas por el usuario durante la respiración, impidiendo que lleguen al exterior, y también protege al usuario de salpicaduras de fluidos biológicos.

Otras fuentes sanitarias consultadas confirman que tanto las caseras como las quirúgicas "sirven para que no caigan secreciones encima de otra persona si es población de riesgo. Pero en realidad aislarte no te aislan mucho". Es decir, evitan que caigan esas gotas respiratorias que se expulsan durante los estornudos o las toses, pero no tienen por qué parar las partículas del virus.

Las que si protegen son los llamados EPI (Equipo de protección individual), mascarillas que filtran el aire y que pueden ser de diversos tipos y nivel de protección. En este enlace, se puede consultar el tipo de mascarillas que existen y para qué situaciones se aconsejan.

El Confidencial se ha puesto en contacto con los Colegios Oficiales de Médicos de España y aún no ha obtenido respuesta.

Consejos de la OMS

Cómo ponerse, usar, quitarse y desechar una mascarilla según la Organización Mundial de la Salud:

  • Antes de ponerse una mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón
  • Cúbrase la boca y la nariz con la mascarilla y asegúrese de que no haya espacios entre su cara y la máscara.
  • Evite tocar la mascarilla mientras la usa; si lo hace, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Cámbiese de mascarilla tan pronto como esté húmeda y no reutilice las mascarillas de un solo uso.
  • Para quitarse la mascarilla: quítesela por detrás (no toque la parte delantera de la mascarilla); deséchela inmediatamente en un recipiente cerrado; y lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

Sanidad

Según el protocolo puesto en marcha por Sanidad para enfrentarse a la propagación del Covid-19, el personal sanitario que atienda a casos de infección por SARS-CoV-2 o las personas que entren en la habitación de aislamiento (como familiares o personal de limpieza) deben llevar un equipo de protección individual para la prevención de infección por microorganismos transmitidos por gotas y por contacto que incluya bata, mascarilla (quirúrgica o FFP2 según el tipo de procedimiento a realizar), guantes y protección ocular.

De hecho, en procedimientos que generen aerosoles, el personal sanitario deberá incluir mascarilla autofiltrante con una eficacia de filtración equivalente a FFP2 o FFP3 si hay disponibilidad, protección ocular ajustada de montura integral o protector facial completo, guantes y bata de manga larga. Si la bata no es impermeable y se prevé que se produzcan salpicaduras de sangre u otros fluidos corporales deberá añadir un delantal de plástico.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios