Remodelación de Gobierno en UK: Boris aparta al ministro de Exteriores tras el fiasco afgano
  1. Mundo
  2. Europa
Nueva ministra: Liz Truss

Remodelación de Gobierno en UK: Boris aparta al ministro de Exteriores tras el fiasco afgano

La reestructuración del Gabinete es integral y coincide con el último sondeo de YouGov que, por primera vez desde enero, da ligera ventaja a la oposición laborista frente el Partido Conservador

Foto: El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson (Reuters)
El primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson (Reuters)

Boris Johnson tiene ya la vista puesta en las próximas elecciones generales. Están previstas para 2024, pero nada impide que se adelanten. Tras el Brexit y la pandemia, el 'premier' quiere iniciar nueva etapa en Downing Street. Y para ello, este miércoles ha llevado a cabo una reestructuración completa de su Gobierno. Se adelantaba carnicería... y las previsiones se han cumplido.

El cambio más significativo ha sido en el ministerio de Exteriores. La salida de Dominic Raab era más que esperada tras su criticada gestión ante la crisis de Afganistán. La llegada de los talibanes a Kabul pilló a Raab de vacaciones en Creta. No regresó a Londres hasta el lunes 16 de agosto (un día después de la conquista talibana), sin que antes hubiera organizado ni una sola llamada telefónica al ministro de Relaciones Exteriores afgano para solicitar la evacuación de intérpretes. Después, también fracasó en su intento para que Estados Unidos retrasara unos días más allá del 31 de agosto la retirada de tropas para poder sacar al mayor número posible de civiles.

Foto: Momento de la evacuación de España. (Reuters)

A pesar de intentar aferrarse a uno de los considerados tres grandes puestos (Exteriores, Interior, Tesoro), Raab finalmente ha sido relegado al ministerio de Justicia. La conversación con Johnson en el despacho ha sido de lo más tensa. Para amortiguar la caída, el 'premier' le ha nombrado también viceprimer ministro. Pero, con colchón o sin él, ha sido un gran golpe.

Raab sustituye ahora a Robert Buckland. El hasta ahora ministro de Justicia siempre había sido leal al inquilino de Downing Street, pero ha tenido que ser sacrificado para encontrar sitio a Raab. En definitiva, los que no han ejecutado bien su trabajo quitan el sitio para los que sí habían hecho los deberes. Cosas de la política.

Liz Truss es la elegida para convertirse ahora en responsable de la diplomacia británica. Tras su viaje de europeísta a efusiva euroescéptica, en 2019 fue premiada con la cartera de Comercio Exterior, donde estos últimos meses se han negociado los acuerdos comerciales post Brexit con países como Japón o Australia, afianzando los vínculos transpacíficos que tanto interesan al Número 10.

La primera misión de Truss -que es la primera mujer que ocupa la catera con un gobierno conservador- será la próxima semana, cuando acompañe a Johnson a Estados Unidos para la Asamblea General de ONU el 21 de septiembre. Downing Street está haciendo lo imposible para cerrar un encuentro bilateral entre Johnson y Joe Biden, cuyas relaciones, que nunca han sido especialmente estrechas, no pasan por su mejor momento.

Foto: Protestas contra el Brexit en Irlanda. (Reuters)

La prioridad de Johnson es allanar el camino ante la conferencia de la ONU sobre el cambio climático en Glasgow en noviembre. Biden aún tiene que anunciar la contribución de EEUU a un fondo internacional de 100 mil millones de dólares. Sin la aportación estará complicado cerrar acuerdo. Y si no se cierra acuerdo, Johnson va a quedar en mal lugar como anfitrión de la cumbre.

Por su parte, la controvertida Priti Patel sigue al frente el Interior. Su permanencia en uno de los ministerios claves -responsables entre otros de la nueva y estricta ley de inmigración pos Brexit- ha estado en duda hasta el final. Su difícil carácter ha causado en los últimos años más de una polémica ante denuncias de acoso en el entorno laboral. Y las últimas crisis ante el pico de llegadas de inmigrantes ilegales por el Canal de la Mancha ha generado grandes críticas al Ejecutivo. Pero finalmente, Johnson ha decidido apostar por ella. Por lo tanto, dos de los grandes carteras quedan ahora en manos de mujeres.

Foto: Priti Patel, ministra del Interior del Reino Unido. (EFE)

En el otro ministerio clave, el Tesoro, continúa Rishi Sunak. Su gestión ante la crisis del covid le ha valido todo tipo de elogios. Aunque en las últimas semanas ha tenido roces personales con Johnson, coincidiendo precisamente con los sondeos que le muestra como el más popular y el favorito para suceder al 'premier'. Se rumoreó incluso que el líder 'tory' pensó en relegarle a Sanidad, cartera especialmente complicada en el delicado equilibrio entre reabrir la economía y mantener los contagios a raya. Pero sus asesores le advirtieron -con sabiduría- que eso sería interpretado solo como un símbolo de debilidad.

En Sanidad continua Sajid Javid, quien a finales de junio sustituyó a Matt Hancock después de que éste presentara su dimisión tras reconocer que violó las restricciones del covid con sus encuentros furtivos con su amante Gina Coladangelo.

Foto: El exministro de Sanidad británico, Matt Hancock. (EFE)

Respecto a Michel Gove -quien hasta ahora ocupaba a efectos prácticos el puesto de vice primer ministro- pasa a la cartera de Vivienda, para ponerse al frente de la difícil misión del 'level up', un concepto clave para el Gobierno aunque nadie logra saber definirlo de manera concreta. En teoría, se trata de nivelar riqueza de norte y sur para conseguir retener en los próximos comicios los distritos del Muro Rojo arrebatados al laborismo con la promesa de cumplir el Brexit.

Pero ahora hay que llevarlo a la práctica. Y eso supone invertir grandes sumas de dinero, en un momento en el que la deuda pública representa el 104% del PIB a consecuencia de los estragos de la pandemia.

Otra de las grandes víctimas ha sido Gavin Williamson. El hasta ahora ministro de Educación ha sido despedido del Gobierno. Su criticada gestión ante la pandemia en los colegios y las fórmulas elegidas para calcular las notas de los exámenes equivalentes a selectividad sin que los alumnos pudieran presentarse de manera presencial a las pruebas ha creado caos.

La reestructuración del Gabinete es integral y coincide con el último sondeo de YouGov que, por primera vez desde enero, da ventaja a la oposición laborista frente el Partido Conservador (35% a 33%). Cuando empieza la temporada de otoño con los congresos anuales de las distintas formaciones de Westminster, a ningún líder le gusta reunirse con las bases sin el apoyo de las encuestas. Pero tampoco se puede decir que Johnson esté atravesando un momento crítico. El líder de la oposición, Keir Starmer, no termina de despegar. Y su actual ventaja es tan solo vista como espejismo Y el 'premier' está más fuerte que nunca entre sus filas. Goza de gran autoridad y, de momento, se puede permitir las remodelaciones que quiera porque nadie se atreve a interponerse en su camino.

Boris Johnson Brexit Reino Unido Joe Biden Pandemia Afganistán Ministerio de Asuntos Exteriores