¿Nueva variante? Los contagios se aceleran en Irlanda, UK, Países Bajos y España
  1. Mundo
  2. Europa
Europa trata de blindarse

¿Nueva variante? Los contagios se aceleran en Irlanda, UK, Países Bajos y España

¿Es la nueva variante de coronavirus detectada en Reino Unido la culpable de una próxima ola más desatada? De momento, ha sido detectada en un puñado de países europeos

Foto: Viandantes pasan junto a un anuncio del Gobierno británico sobre el coronavirus. (EFE)
Viandantes pasan junto a un anuncio del Gobierno británico sobre el coronavirus. (EFE)

¿Es la nueva variante de coronavirus detectada en Reino Unido la culpable de una próxima ola más desatada? El ministro de Sanidad español, Salvador Illa, advertía en una entrevista concedida este miércoles a Radiocable de que no existe “evidencia científica incontestable” que respalde que la nueva variante de coronavirus sea más contagiosa y, al menos según la información de la que se dispone, "no invalidaría las vacunas" disponibles hasta la fecha. Y sin embargo, las autoridades británicas sospechan que esta variante se propaga con mayor velocidad que otras, hasta un 70% más. De hecho, de todos los casos diagnosticados recientemente en Londres, un 62% se corresponde con la nueva variante.

Illa: ''Nadie descarta endurecer medidas''

A pesar de las dudas científicas sobre la virulencia de la nueva variante, desde que fue detectada hace una semana, Europa ha tratado de blindarse frente a un posible avance descontrolado de contagios. El sábado, Reino Unido decretó el cierre de Londres y la zona suroeste de Inglaterra. Bélgica y Países Bajos cortaron sus conexiones aéreas el domingo por la mañana y más tarde se sumaron Francia, España (solo podrán volar los ciudadanos españoles o residentes), Italia, Austria, Irlanda, Bulgaria e Israel. En total, más de 40 países han cerrado sus conexiones con Reino Unido o exigen test negativos de coronavirus.

Pero la nueva variante ya ha sido detectada en Islandia, Dinamarca, Países Bajos, Bélgica e Italia. El Instituto Robert Koch de Alemania asegura que la probabilidad de que la nueva variante del virus haya llegado al país es "muy, muy alta". El Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) ha advertido de que es necesario "actuar a tiempo" para impedir la expansión de la nueva versión del covid-19 en Europa.

Foto: El primer ministro británico, Boris Johnson. (Reuters)

En la última semana, la incidencia media diaria (nuevos casos por cada millón de habitantes en los últimos siete días) se ha disparado, especialmente en Irlanda, Reino Unido, Países Bajos y España, por ese orden, según los datos disponibles a 22 de diciembre. En Irlanda, que encabeza el 'ranking' tras haber pasado una primera ola con una incidencia relativamente baja y haber logrado contener la segunda gracias al confinamiento, los nuevos casos por millón de este lunes son un 93% más elevados que la media del lunes de la semana anterior, lo que supone casi una duplicación de casos en una semana. El Gobierno de Irlanda ha ordenado este martes un nuevo endurecimiento de las medidas, impidiendo desplazamientos fuera del condado y prohibiendo reuniones dentro de un domicilio de más de dos grupos convivientes a partir del 26 de diciembre.

¿Están relacionados estos incrementos con la nueva variante? “No me sorprendería, pero no lo sabemos”, responde Javier del Águila, investigador en el Centro Nacional de Epidemiología y médico residente de Medicina Preventiva y Salud Pública del Hospital Universitario de Móstoles, a El Confidencial. “Estoy seguro de que de aquí a poco tiempo saldrán más datos de secuenciación genética y lo sabremos”, añade.

Sea o no cuestión de la nueva variante, estos incrementos porcentuales son habituales, incluso por encima de la cifra que ahora registra Irlanda. Esta medida sirve para comprobar en qué lugares el virus va ahora más rápido. Ofrece una foto fija del avance de una pandemia que, sin embargo, está en cambio constante. Las medidas de restricción (o la falta de ellas) o incluso la llegada del invierno, una época más propicia para este tipo de virus, también tienen su efecto en las curvas del número de contagios, que cambian con relativa rapidez, frente a la lenta traducción a las cifras de hospitalizados y fallecidos.

En Reino Unido, el número de nuevos casos detectados ha crecido un 55% con respecto a la última semana. Le siguen Países Bajos, con un incremento del 36,2%, pero que además encadena al menos tres semanas de incrementos del 21% y 39%. Ante la incapacidad de controlar la expansión del virus, las autoridades neerlandesas se vieron forzadas a decretar el pasado 15 de diciembre su primer confinamiento total desde el inicio de la pandemia, Navidades y Nochevieja mediante, durante cinco semanas.

Tras Países Bajos, está muy cerca España, donde en la última semana la incidencia es un 36% mayor que en la anterior y rompe precisamente la tendencia de disminución de nuevos casos que mantenía las últimas seis semanas. Aunque todavía no se ha confirmado la presencia de esta variante en España, un portavoz del Ejecutivo británico de Boris Johnson aseguró que ya han identificado al menos un caso en la Península: en Gibraltar.

“Esta variante afecta a la proteína S, responsable de que el virus se adhiera a nuestro cuerpo”, explica Del Águila. “Podría haber pasado que al virus le costara más entrar, pero resulta que no”. El epidemiólogo recuerda que en verano se detectó también otra variante con origen en España que “comenzó a secuenciarse en torno a julio y para septiembre y octubre estaba creciendo en el resto de Europa”.

Ni la española ni la británica serán las últimas nuevas variantes del coronavirus. "Ahora se está haciendo más secuenciación genómica, y cuantas más se hacen, vemos más (y con más frecuencia) de estas variaciones acumuladas", añade el epidemiólogo. Este miércoles, Reino Unido anunció que había detectado dos casos de coronavirus con una nueva variante, esta vez, proveniente de Sudáfrica. “Esta nueva variante es muy preocupante, porque es aún más transmisible y parece haber mutado más que la primera nueva variante que se ha descubierto en Reino Unido”, dijo el ministro de Sanidad británico, Matt Hancock. Los científicos sudafricanos ya habían advertido durante el fin de semana de que su nueva variante, conocida como la 501.V2, era distinta a la británica, aunque sostienen que se desconoce todavía si es más o menos contagiosa que otras variaciones.

Con los datos disponibles a fecha del 22 de diciembre, el incremento de contagios durante la última semana afectaba a 17 de 36 países europeos analizados, sin contar aquellos de menos del millón de habitantes. La pandemia presenta ahora mayores síntomas de remisión en Bulgaria, donde el número de casos es un 37% más bajo que la semana anterior.

Pero, a pesar del repunte de casos, estos países no son a día de hoy los que peor situación registran, sino que muestran solo dónde está aumentando de manera más rápida. Lituania cuenta con la mayor incidencia de casos diarios, de media, en la última semana: 1.021 por cada millón de habitantes. Aunque los contagios casi se han duplicado, en Irlanda la tasa es 10 veces menor que la de Lituania y el país presenta una de las incidencias más bajas en Europa. Para llegar al nombre de España en el 'ranking', hay que bajar hasta el puesto número 29.

Reino Unido Irlanda Inglaterra Boris Johnson
El redactor recomienda