La variante del covid apuntilla el turismo y amenaza las ventas agrícolas a toda Europa
  1. Empresas
IMPACTO ECONÓMICO

La variante del covid apuntilla el turismo y amenaza las ventas agrícolas a toda Europa

La nueva mutación del virus fuerza restricciones a la movilidad que cercenan los ansiados brotes verdes del sector turístico y colapsan el transporte por carretera en plena campaña navideña

placeholder Foto: La variante británica del covid ha puesto en jaque la economía.
La variante británica del covid ha puesto en jaque la economía.

Jarro de agua fría para la economía española antes de arrancar el nuevo año. La variante del covid-19 descubierta en Reino Unido ha puesto en jaque las esperanzas de recuperación depositadas en el inminente ejercicio 2021, con especial impacto en dos de los motores del país, el turismo y las exportaciones agrícolas. En el caso del primero, por su exposición directa a cualquier restricción de la movilidad, con la agravante de que la británica es la primera nacionalidad en el 'ranking' de visitantes extranjeros a nuestro país; mientras que el segundo sufre el cierre masivo de fronteras, que ha colapsado las rutas de transporte en plena campaña navideña.

A la espera de que la comunidad científica concrete si se trata de una variante del virus o de una nueva cepa (lo que sería más preocupante), su grado de agresividad (tanto en velocidad de contagio como en síntomas y letalidad) y si podrá tratarse con las vacunas que ya están siendo aprobadas (Moderna, Pfizer y AstraZeneca), la realidad es que la sola noticia de esta nueva amenaza es un bofetón de realidad que, como señala el profesor de Estudios de la Salud de la UOC Salvador Macip, "es un motivo más que suficiente para ser prudentes y, ante todo, debemos prepararnos para la peor de las hipótesis. Deberíamos ser mucho más conservadores de lo que estamos siendo".

Foto: Cola de camiones en el puerto de Dover este 21 de diciembre. (Reuters)

Este mensaje de prudencia, que han seguido de manera masiva los gobiernos europeos con el cierre de fronteras con Reino Unido, impacta directamente en la movilidad y, con ello, en el sector turístico, industria que con la aparición de la nueva variante da definitivamente por perdida la temporada de invierno, sentenciada la Semana Santa y muy tocada la estival. "Es difícil que 2021 vaya a ser peor que 2020, porque resulta complicado pensar que vayamos a caer más de lo que ya hemos caído, pero también es verdad que empezaba a haber bastantes luces de esperanza y ha bastado una noticia de una cepa para que se vaya todo al garete", señala José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur.

Las fuertes caídas sufridas ayer por IAG y NH Hoteles, los dos peores valores de toda la bolsa nacional, que se dejaron un 8,83% y un 7,05%, respectivamente, son un indicador del impacto que tiene para esta industria la última mutación conocida del covid. Un golpe especialmente virulento para Canarias, ya que su temporada alta es la de invierno, y esta noticia ha sido la estocada definitiva. Según datos de la Consejería de Turismo de las islas, frente a los 3,6 millones de turistas extranjeros que recibieron entre noviembre y diciembre de 2019, este ejercicio apenas suman 400.000 en el mismo periodo.

placeholder La mutación del virus amenaza con otro año desastroso para la industria turística nacional.
La mutación del virus amenaza con otro año desastroso para la industria turística nacional.

Si a esto se suma que alemanes y británicos representan casi el 40% de sus visitantes en estos meses, que los primeros endurecieron hace dos semanas las restricciones a la movilidad y que los segundos están en el epicentro de la nueva variante del virus, se comprende que las islas "estén recibiendo miles de cancelaciones diarias, fundamentalmente de Reino Unido, pero también de España y Alemania", señala Zoreda, quien advierte de que "bastantes establecimientos que habían abierto porque esperaban un soplo de luz están planteándose ahora cerrar, la temporada se ha caído antes siquiera de empezar".

El colapso en UK afecta al ritmo de transporte de cítricos por carretera en toda Europa central

Más allá de esta mutación concreta, lo que ha venido a recordar esta variable británica del covid es que los virus mutan, que la efectividad y posibles reacciones negativas de las vacunas todavía están por demostrarse y que, por tanto, la amenaza sigue ahí. Como señalaba ayer Bankinter en su informe diario, la variación británica "es una mala noticia, es uno de los posibles escenarios negativos, el otro son las posibles reacciones de la vacuna contra el covid-19, vuelve la incertidumbre asociada al virus y lo peor es que se desconoce si las vacunas aprobadas tienen capacidad de atacar a esta nueva cepa del virus".

Restricciones a la movilidad

En este escenario, la comunidad científica y muchos de los principales gobiernos europeos han optado por recomendar ser prudentes. "Hay que ir paso a paso, estamos en fase de solución, pero no va a ser de un día para otro. No pensemos en cierta normalidad hasta bien entrado el año que viene, incluso hasta finales, y todo esto siendo positivos. Yo no recomendaría hacer planes a corto", señala el profesor Macip, que dice aún es pronto para lanzar las campanas al aire, porque sigue habiendo interrogantes.

A esto se une que el cierre de fronteras y el colapso en las rutas de transportes han puesto también en un brete a todo el sector exportador español de productos agrícolas. Las medidas de control por la nueva variante del covid se suman a los problemas que ya se estaban generando desde hace muchos días por el acopio de productos que está haciendo el Reino Unido en previsión de llegar al 1 de enero de 2021 sin acuerdo comercial con la Unión Europea por el Brexit. El bloqueo de transportistas tienen un efecto de retraso en las entregas, pero con una consecuencia colateral: demora el regreso de camiones para volver a cargar hacia nuevos destinos, como pueden ser Francia o Alemania.

Esta perturbación del comercio continental por carretera incide especialmente en el sector frutícola en general, y en el naranjero en particular. Diciembre es el mes con mayor pico de actividad y Reino Unido es cliente preferencial del sector: allí llegan entre 50.000 o 60.000 toneladas de las 600.000 que en estas fechas se distribuyen hacia el continente desde la Comunidad Valenciana, el mayor productor de cítricos. Estos días, hay en juego cientos de millones de euros.

"Camión que no vuelve, camión que no tienes. No solo afecta al Reino Unido"

En un área de servicio atestada de camiones, en algún punto kilométrico de la autopista M2 en el municipio de Gillinhgam, a 60 kilómetros de Dover, tenía previsto pasar la noche ayer Manuel Pérez Tora. Camionero de Transportes Caudete, su vehículo refrigerado es uno de los cientos que cada mes de diciembre circulan por Europa. Tras colocar un cargamento de naranjas del mayorista Martinavarro, Pérez Tora planeaba conducir hacia Bélgica para recoger una nueva carga de patatas congeladas con destino a los McDonald's españoles. Atrapado en las carreteras inglesas, sin saber cuándo podrá seguir su ruta, su empresa es probable que tenga que enviar a algún otro compañero a cumplir con el cliente, desatendiendo o renegociando plazos con otros proveedores de frutas.

placeholder Manuel Pérez Tora, con su camión, atrapado a 60 kilómetros del Eurotúnel. (Cedida)
Manuel Pérez Tora, con su camión, atrapado a 60 kilómetros del Eurotúnel. (Cedida)

“Tenemos un problema muy gordo. Yo, con suerte, he podido parar en un área. Pero, de momento, sé que nos tenemos que hacer una PCR y en 48 horas igual nos dejan salir a Francia. Estamos viendo con mi empresa cómo lo solucionamos. ¿Pero quién me hace la PCR? Me tocará pagar un taxi, ir a un hospital a hacer una PCR que ya veremos quién paga y si no doy positivo, igual de dentro de dos días me dejan salir”, explica en conversación teléfonica con El Confidencial el transportista, uno de los centenares que ahora mismo están varados en las carreteras británicas.

El impacto sobre los flujos de transporte preocupa mucho a los productores y distribuidores agrícolas españoles, no solo a los naranjeros, sino también de otro tipo de frutas y hortalizas, con los invernaderos de Almería enviando camiones hacia la isla británica durante todo el año. Andalucía también tiene en el aire cientos de millones de euros en exportaciones con la crisis de Reino Unido.

“Camión que no vuelve, camión que no tienes. No solo afecta a Gran Bretaña, ya se están produciendo anulaciones de pedidos a buena parte de Europa”, señalan fuentes del Comité de Gestión de Cítricos, la mayor patronal del sector naranjero de España. “Exigimos a las autoridades españolas que medien para que se acabe pronto con esta situación, porque es insostenible. El modelo sería el que se arbitró en el estado de alarma, cuando se crearon corredores limpios de mercancías”, dicen desde esta organización profesional sobre una posible solución al actual bloqueo.

Un llamamiento que también realizan desde Exceltur, que lamenta la falta de ayudas directas para un sector que, según el tipo concreto de actividad, ha visto desplomarse su actividad entre un 70% y un 90%, y la falta de una posición común en Europa. "Se necesitarán acuerdos entre los países sobre cómo vamos a gestionar el movimiento cuando empiece a vacunarse a la población, se necesitan procedimientos y reglas comunes", señala Zoreda. Algo que, por desgracia, no se ha hecho con la aparición de la variante británica.

Exportaciones Reino Unido Transporte Boris Johnson NH Hoteles IAG
El redactor recomienda