'amenaza' con la emergencia nacional

"Si hay un muro, atraviésalo, salta, llega al otro lado": no lo dijo Mandela... es de Trump

Ya van 20 días. El cierre parcial de la Administración de EEUU va camino de convertirse en el más largo desde 1976. Y todo por el muro que Trump prometió construir en la frontera con México

Ya van 20 días. El cierre parcial de la Administración de EEUU va camino de convertirse en el más largo desde 1976. Y todo por el muro que Donald Trump ha prometido construir en la frontera con México, que este jueves recibe la visita del presidente, volcado en una campaña a favor de un proyecto que considera “una solución medieval que funcionó entonces y funciona incluso mejor ahora”.

Los bandos se han radicalizado. Donald Trump —que exige al Congreso 5.700 millones de dólares para el proyecto— y los representantes del Partido Demócrata —que se oponen frontalmente al mismo— volvieron a enrocarse este miércoles en sus posiciones durante una reunión en la Casa Blanca que terminó de forma abrupta. Fue Nancy Pelosi, líder de la Cámara de Representantes y cabecilla de la renovada oposición demócrata, quien despertó la ira del presidente al negarse a aprobar los fondos para la construcción del muro en una frontera que cruzan a diario, de un lado al otro, un millón de personas.

Tras la reunión con Pelosi y el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, el presidente advirtió de que está dispuesto a mantener el cierre de la Administración federal “el tiempo que haga falta”. Trump ha convertido en una “necesidad” el materializar una de las cuestiones estrella de su campaña, una idea que nació en 2014, cuando el magnate emprendía su carrera hacia la presidencia y buscaba cuestiones con las que movilizar a las bases republicanas. La inmigración, la 'invasión' desde el sur —y cómo frenarla—, se convirtió en su mantra.

“Los sensores y los drones son una maravilla, funcionan si tienes un muro. Si no tienes el muro, no importa. Un dron no va a evitar que un millar de personas atraviesen la frontera", sentenció Trump antes de la reunión con los legisladores demócratas.

Nada que ver con otra declaración, pronunciada durante un discurso en 2014, dos años antes de ganar las elecciones presidenciales, cuando Trump era 'solo' un magnate que derrochaba una retórica de millonario hecho a sí mismo que siempre gana, frente a cualquier circunstancia y sin importar el precio. “Nunca, jamás, te des por vencido. Si hay un muro enfrente de ti, atraviésalo, sáltalo, rodéalo, pero llega al otro lado del muro”, dijo.

El presidente estadounidense, Donald Trump, se dirige a los medios antes de visitar la frontera de México. (EFE)
El presidente estadounidense, Donald Trump, se dirige a los medios antes de visitar la frontera de México. (EFE)

El muro que ahora mantiene a republicanos y demócratas en un callejón sin salida costaría al menos 25.000 millones de dólares, según las estimaciones de Ed Zarenski, un profesor de cálculos constructivos del Instituto Politécnico de Worcester en Massachusetts. Con los 5.700 millones que reclama Trump podrían levantarse solo 370 kilómetros de barrera, aunque el diseño que exige el presidente contempla unos 1.600 kilómetros, según ingenieros y constructores consultados por el diario 'The Washington Post', que calculan que el proyecto tardaría una década en terminarse y requeriría unos 10.000 obreros.

Los 20 días de cierre parcial de la Administración coinciden con los días que faltan para que Trump cumpla dos años en la Casa Blanca. Mientras, el presidente amenaza con la opción de declarar una emergencia nacional, bajo la cual Trump podría reasignar el gasto militar a proyectos de construcción para levantar el muro. La Ley de Emergencias Nacionales, aprobada en 1976, no contiene una definición concreta de qué es una 'emergencia' ni los criterios necesarios para decretarla. Si los demócratas siguen negándole los 5.700 millones, hay un "100% de posibilidaddes" de que declare la emergencia nacional, según dijo este jueves el propio Trump.

Ahora que su presidencia está en un punto de inflexión, los republicanos han perdido el control total del Congreso, hay varias investigaciones de calado en su contra y las elecciones de 2020 ya no están tan lejos, Trump es consciente de que no ha cumplido la promesa que encandiló a sus seguidores: levantar el muro con México. El muro que iban a pagar los mexicanos. Ahí reside el atractivo político de la 'emergencia nacional': permitiría la reapertura de la Administración federal mientras el presidente salva la cara insistiendo en que el plan del muro sigue en marcha.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios