PELOSI: “VIGILAREMOS DE CERCA A TRUMP”

¿Quién es Nancy Pelosi, la mujer que puede tumbar a Donald Trump?

Nancy Pelosi acaba de anunciar la apertura de un proceso de 'impeachment' contra el presidente estadounidense, Donald Trump

Foto: Nancy Pelosi habla con el vicepresidente Mike Pence y el presidente Trump en el Despacho Oval. (Reuters)
Nancy Pelosi habla con el vicepresidente Mike Pence y el presidente Trump en el Despacho Oval. (Reuters)

Nancy Pelosi, tras meses de presión desde la bancada demócrata, ha dado el paso definitivo en la carrera contra el presidente Donald Trump. Este martes anunció la apertura de un juicio político contra el presidente estadounidense, activando la investigación para un histórico proceso de 'impeachment' solo utilizado en tres ocasiones en la historia del país. Pero, ¿quién es Nancy Pelosi?

Al jurar como presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU a principios de año, Nancy Pelosi no solo se convirtió en la tercera figura política más poderosa del país, también en la cabecilla de la oposición a Donald Trump. Tan amada y odiada como el inquilino de la Casa Blanca, el regreso a la primera línea de la veterana líder demócrata fue una extraordinaria historia de supervivencia política.

Tras ocho años en la 'sombra', Pelosi reapareció cuando la nueva legislatura del Congreso estadounidense se estrenaba con el control demócrata de la Cámara de Representantes, en medio de un cierre de la Administración que afecta a una cuarta parte del Gobierno. Y lo hace pese a haber sido descartada en varias ocasiones y ostentar altos porcentajes de desaprobación entre las filas demócratas.

Artífice de la reforma sanitaria de 2010 -aprobada cuando presidía la Cámara Baja- y criada en una familia de raíces italianas y larga tradición política, Pelosi hizo historia en el año 2007 al convertirse en la primera presidenta de la Cámara, aunque por poco tiempo. A sus 78 años, volvió a coger el timón de una oposición aún sumida en una crisis existencial y con la responsabilidad de activar nuevas leyes a través de la Cámara Baja y dirigir una serie de investigaciones contra Donald Trump.

"(Trump) estaba acostumbrado a gobernar con un Congreso republicano, con una Cámara de Representantes y un Senado débiles con él. Este no será el caso (a partir de ahora): la supervisión del Congreso al Gobierno es nuestra responsabilidad", advertía Pelosi en una entrevista con el diario 'USA Today'.

La presidenta de la Cámara Baja ya se ha enfrentado a Trump en varios frentes, desde investigar la muerte de menores inmigrantes bajo custodia de autoridades estadounidenses hasta exigir al magnate que presente sus declaraciones de impuestos o proteger al fiscal especial Robert Mueller y su investigación sobre la 'trama rusa'.

Un improbable impeachment

Sin embargo, el proceso de 'impeachment' será quizá la prueba más dura para Pelosi y su partido. Según cálculos del 'New York Times', 172 de los 235 legisladores demócratas de la Cámara Baja ya han hecho público su apoyo al proceso de juicio político, conocido en EEUU como 'impeachment'. La líder demócrata necesitaría contar con una mayoría absoluta de más de 217 legisladores de la Cámara de Representantes para iniciar el procedimiento. No obstante, la mayoría republicana en el Senado, que debe también aprobarlo, supone que la iniciativa no saldría adelante.

He tratado de evitar el juicio político porque es algo muy divisivo para el país

"He tratado de evitar el juicio político porque es algo muy divisivo para el país", había defendido Pelosi. Entre los propios aspirantes demócratas a la Casa Blanca, había cada vez más voces a favor de abrir un juicio político contra Trump, como ha sido el caso de las senadoras Elizabeth Warren y Kamala Harris.

Unas voces a las que la estratégica Pelosi se había resistido, por miedo a provocar una oleada de apoyos a Trump ante el presunto acoso institucional o "caza de brujas" demócrata, como lo ha denominado el propio Trump. Finalmente, la situación ha llegado al límite. En un tono severo, la jefa de la Cámara de los Representantes aseguró que el presidente Trump ha perpetrado una "traición a su juramento del cargo, a la seguridad nacional y a la integridad de las elecciones".

No pocos demócratas consideran a Pelosi la viva encarnación del 'establishment' del partido, una adalid de la vieja guardia que frena la regeneración ideológica y generacional de la formación. En pleno viraje hacia la izquierda, se la define como una figura centrista que se opone, por ejemplo, a las propuestas de una sanidad pública universal.

Conocida por la férrea disciplina que ha impuesto entre sus filas, de entre las cenizas de la derrota de 2016 no han surgido rivales serios para Pelosi, una máquina de recaudación para los demócratas que ha reunido más de 700 millones de dólares en donaciones a su partido en los últimos 16 años. Ahora que regresa como la mujer más poderosa de Estados Unidos sus habilidades serán puestas a prueba en el difícil proceso de apagar las llamas del volcán político que es Donald Trump sin acabar incenciando las posibilidades Demócratas en la carrera por la Casa Blanca en 2020.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios