La crisis de los microchips se acentúa y frena la exportación de coches en España
  1. Motor
  2. Industria
Cayó un 16,1% en el primer semestre

La crisis de los microchips se acentúa y frena la exportación de coches en España

Comparando con 2019, la producción de coches en España cayó un 21,6% en el segundo trimestre, mientras que la exportación lo hizo en un 16,1%. Y podría haber crisis para rato

Foto: Desde 2019, el Citroën C3 Aircross producido en Zaragoza se exporta también al mercado japonés.
Desde 2019, el Citroën C3 Aircross producido en Zaragoza se exporta también al mercado japonés.

Según datos facilitados por Anfac (Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones) al cierre del segundo trimestre del año, la producción de automóviles en España acumula ya en el periodo de enero a junio de 2021 una caída del 21,6% en relación con el primer semestre de 2019, mientras que las exportaciones han disminuido durante los primeros seis meses del año en curso un 16,1%, comparadas también con idéntico periodo de 2019, pues Anfac estima que utilizar un año 'prepandémico' es mejor referencia que emplear el primer semestre de 2020, afectado por la obligada paralización de la producción. En cualquier caso, y por si alguien quiere consolarse, la asociación que engloba a los fabricantes también da el dato, y el primer semestre de 2021 supuso un 26,1% de aumento en la producción y un 30,6% de incremento también en las exportaciones frente al periodo enero-junio de 2020.

Foto: Una planta de automóviles. (EFE)

Para Anfac, la fuerte caída de producción y exportación en lo que va de año, en comparación con 2019, tiene un doble motivo: por un lado, la crisis económica actual, y por otro, el insuficiente abastecimiento de microchips, o semiconductores, desde Asia a las plantas españolas, lo que está causando retrasos, producción de vehículos incompletos a la espera de los elementos electrónicos que permitan su transporte y comercialización, e incluso la paralización temporal de varias factorías. Algunos fabricantes, de hecho, están optando por destinar los microchips que llegan a los modelos de mayor valor o beneficio que producen, lo que está afectando en especial a los coches utilitarios, de menor precio y que se fabrican a un ritmo muy inferior al que exige la demanda, lo que provoca un cierto desabastecimiento del mercado que muchos veraneantes habrán apreciado en forma de coches de alquiler más caros. Menos parque de 'rent a car', tarifas más altas.

'Crisis de los microchips' para largo

Una 'crisis de los microchips' que, además, podría tardar en resolverse si se cumplen los pronósticos de los expertos, que ven con preocupación cómo el abastecimiento de esas esenciales piezas electrónicas seguirá siendo muy inferior a la demanda incluso en 2022. Boston Consulting Group, en un reciente informe de finales de julio, establece una proporción media entre demanda y suministro de microchips de 113 a 105 a lo largo de este 2021, cuando por ejemplo en 2020 esa proporción era de 104 a 104, ya que los proveedores fueron capaces de satisfacer todos los pedidos de semiconductores.

Y lo malo es que para el próximo año se prevé que la proporción sea prácticamente igual de mala que la actual: 116 para la demanda, 110 para el suministro. Son 'nubarrones' que afectan a todas las industrias, no solo a la del automóvil, pero preocupan especialmente en el sector de la automoción porque el desabastecimiento de microchips, y por tanto de coches nuevos, hace que un 30% de los potenciales compradores posponga su operación (siguen siendo estimaciones de Boston Consulting Group), que un 25% adquiera un vehículo usado en lugar de uno nuevo y que en un 5% de los casos la venta se pierda definitivamente, en favor de otros bienes de consumo. O dicho de otro modo: la 'crisis de los microchips' altera y seguirá alterando el 60% de las potenciales compras de coches, como mínimo durante un año y medio más si se cumplen los crudos vaticinios.

placeholder Las exportaciones a destinos cercanos, como Francia o Alemania, se están resintiendo. En cambio, ganan fuerza los mercados de exportación más alejados.
Las exportaciones a destinos cercanos, como Francia o Alemania, se están resintiendo. En cambio, ganan fuerza los mercados de exportación más alejados.

En cuanto a la crisis económica, la baja demanda europea sigue haciendo perder peso a la exportación comunitaria, y la caída del 4% en los envíos a países de la Unión Europea anima a explorar otras áreas de interés para la exportación española de automóviles. En cualquier caso, los 27 mercados que componen la UE fueron el destino del 70,4% de los automóviles exportados desde nuestro país (3,7 puntos menos que en el periodo enero-junio de 2020), y el descenso es aún más evidente si nos fijamos en los mercados de la UE-14, que en el primer semestre de 2021 recibieron el 63,1% de las exportaciones, 4,3 puntos porcentuales por debajo del 67,4% del primer semestre de 2020.

Foto: Ilustración: Raquel Cano.

En este sentido, a las ventas españolas fuera de nuestras fronteras les está afectando la caída de la demanda en los destinos más importantes para los automóviles 'made in Spain', que siguen encabezados por Francia, pues en el primer semestre de 2021 nuestro vecino del norte recibió un 18,9% de los vehículos exportados (en el primer semestre de 2020, recibía el 20,4% de nuestras exportaciones). Y otro tanto sucede con Alemania, nuestro segundo mejor cliente, pues del 19,8% que recibía en el primer semestre de 2020 se ha pasado este año a un modesto 17,1%. El tercer destino para nuestras exportaciones es ahora Italia, con un 13,4% (11,6% en el primer semestre de 2020), mientras que el Reino Unido, con un mercado aún muy alterado tras su salida de la UE, cae de la tercera a la cuarta plaza, recibiendo de enero a junio un 12,2% de nuestras exportaciones (12,4% en idéntico periodo de 2020), lejos del 14,2% que recibió en el primer semestre de 2019. Si Francia, Alemania, Italia y Reino Unido, nuestros cuatro mejores clientes, copaban un 64,2% de las exportaciones españolas de automóviles en el primer semestre de 2020, en el mismo periodo de 2021 ese subtotal ha caído al 61,2% (630.000 vehículos en seis meses).

Fuera de la UE, bastante mejor

Pero mientras los mercados tradicionales pierden fuelle, otros fuera de la UE ganan relevancia para nuestra cifra de negocio, con ejemplos como el de Turquía, consolidado como quinto destino de nuestras exportaciones: unas 46.000 unidades han ido allí de enero a junio. Se sitúa claramente por delante de otros mercados más tradicionales, como Bélgica (unas 30.000 unidades), Polonia (22.000), Países Bajos (21.000), Austria (20.000) o Portugal (19.000), que completan el 'top 10' de los compradores de automóviles españoles.

Y es que todos los mercados ajenos a la Unión Europea ganan cuota como destino de exportación, pues el resto de Europa (incluye a Turquía, pero también a Rusia e Israel, entre otros) pasa del 13,9% del primer semestre de 2020 al 15,6% en el periodo de enero a junio de 2021; África sube del 2,2% al 3,3% (por orden, los mercados principales son Marruecos, Egipto, Sudáfrica y Argelia); América también crece ligeramente del 3,3% al 3,4% (mandan México y Chile, seguidos a gran distancia por Estados Unidos), e incluso Oceanía (Japón, Australia y Corea del Sur, básicamente) y Oriente Medio nos han comprado más en proporción este año que el pasado.

Industria automóvil Exportaciones
El redactor recomienda