GRACIAS AL TRABAJO DE 150 EMPLEADOS

De fabricar los Seat León a producir respiradores para el coronavirus

Las máquinas utilizadas en Martorell funcionan con el motor adaptado de un limpiaparabrisas y tienen 80 piezas electrónicas mecánicas

Foto: Pruebas con el OxyGEN para poder empezar su producción en la planta de Martorell. .
Pruebas con el OxyGEN para poder empezar su producción en la planta de Martorell. .

La línea de fabricación del Seat León en la planta de Martorell se ha transformado por el coronavirus: de fabricar coches se ha pasado a producir respiradores asistidos para colaborar con el sistema sanitario en plena crisis del COVID-19. Pasar de producir coches a respiradores en un tiempo récord de una semana es fruto del intenso trabajo de numerosos empleados de Seat. Pero también de lo más importante en estos momentos de emergencia sanitaria, la solidaridad.

Desde el inicio de la situación originada por el COVID-19, en Seat se pusieron a trabajar en diferentes iniciativas para luchar contra la propagación del virus. Como objetivo, se buscaba producir los materiales más demandados por los hospitales, como los respiradores. Un equipo de ingenieros comenzó sin descanso el diseño de varios prototipos, 13 en total, hasta llegar al modelo final.

Utilizando diferentes materiales, como engranajes impresos en Seat, ejes de cajas de cambio y el motor adaptado de un limpiaparabrisas, el proyecto tomó forma. El objetivo era fabricar los respiradores con la máxima calidad y el resultado ha sido el OxyGEN. Diseñado en colaboración con Protofy.XYZ, se ensambla en las instalaciones de la marca española en la planta de Martorell.

Allí trabajan 150 personas, que han trasladado sus puestos de trabajo habitual en la fábrica para ponerse a producir de forma artesanal estos, tan necesarios en estos momentos con los hospitales al borde del colapso. Estos respiradores se montan en la misma línea donde hasta ahora se fabricaba el subchasis del Seat León. Sin duda ha sido un trabajo duro transformar en unos días una cadena de montaje en un taller. Para ello se ha implicado el personal de diferentes áreas y todo el trabajo se ha hecho en una semana.

Este es el OxyGEN definitivo en fase de pruebas de larga duración.
Este es el OxyGEN definitivo en fase de pruebas de larga duración.

Cada respirador cuenta con más de 80 componentes electrónicos y mecánicos y pasa un exhaustivo control de calidad con esterilización de luz ultravioleta. En estos momentos, un respirador está sometido a un test de larga duración dentro del proceso de homologación. Mientras, la línea sigue en funcionamiento gracias a muchos empleados que han puesto en este proyecto todo su empeño. “Con solo saber que hemos intentado ayudar a salvar una vida, todo este trabajo habrá valido la pena”, comenta Francesc Sabaté, de I+D de Seat.

El resultado de este proyecto ha sido posible gracias a la colaboración solidaria de sus empleados y a la de muchas empresas y entidades a las que Seat quiere agradecer su implicación, especialmente a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Esta iniciativa se encuadra en todo el apoyo que el sector del automóvil está dando a los afectados por esta grave crisis. Son varias las empresas que han cedido sus flotas de vehículos para facilitar los desplazamientos de sanitarios y de enfermos ante esta pandemia. Una iniciativa que se encuadra bajo el nombre de #YoCedoMiCoche.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios