A la deriva en bolsa y sin rumbo en las tiendas: ¿a dónde irá la acción de DIA?
  1. Mercados
el fin de la era currás

A la deriva en bolsa y sin rumbo en las tiendas: ¿a dónde irá la acción de DIA?

La cadena de supermercados cae tanto en los mercados, que se rumorea que incluso podría ser retirada del Ibex 35. Está en manos de Coto volver a ilusionar a los inversores

Foto: El Ibex 35. (EFE)
El Ibex 35. (EFE)

Tras una semana cotizando plana en bolsa, DIA se disparaba inexplicablemente en la apertura del viernes. Por un lado, esta subida repentina no tenía por qué reflejar gran cosa más allá del comportamiento habitual de la cadena de supermercados: es tal su volatilidad en los mercados, que hay expectativas de que DIA llegue a ser retirada de la lista del Ibex 35 para finales de año. Sin embargo, los rumores de opa, que últimamente acompañan la mala racha del valor, hacían difícil negar que probablemente hubiese gato encerrado.

La explicación llegó al final de la mañana de este viernes, cuando el grupo anunció el fin de la era de Ricardo Currás, que llevaba una década como consejero delegado de DIA, y proclamó a Antonio Coto Gutiérrez como nuevo CEO. La bolsa celebró la noticia cerrando el viernes con un alza del 4,82% y habiendo llegado incluso a subir casi un 10% durante la sesión.

"En ocasiones, cambios como este surten un efecto balsámico en la compañía, especialmente cuando no se atraviesa un buen momento y se necesita un revulsivo", explica Victoria Torre, analista de Selfbank. "Con la llegada de Coto habrá un nuevo plan estratégico y se espera que pueda tomar las riendas del proceso de transformación de la entidad".

La salida de Currás llega apenas unos meses después de que Ana María Llopis dejara la presidencia en mayo, tras casi siete años en el puesto. Llopis había accedido al cargo el 5 de julio de 2011, fecha en la que DIA salió a bolsa en Madrid. La empresa cotizó al alza durante gran parte de los últimos años de la crisis financiera y alcanzó máximos en 2015. Pero si se analiza el rendimiento del valor desde su debut, DIA se ha pegado un estrellazo del 40% en el mercado. De hecho, cotiza actualmente en mínimos históricos.

DIA ha visto caer en los últimos años su modelo de tienda clásica, vinculada a locales de barrio o pueblo, frente a la llegada de formatos más innovadores o el mercado 'online'. Por un lado, la cadena responde con el lanzamiento de nuevas ideas, como La Plaza o Día & Go, pero por otro se ve resignada a meter tijerazo. Por ejemplo, en mayo, DIA formalizó la venta de su filial en China, lo cual la bolsa recibió con una caída del 6% durante aquella sesión.

Desde los máximos de 2015, DIA había ido perdiendo fuelle paulatinamente, cerrando año tras año a la baja. Sin embargo, cuando parecía que en 2017 el grupo podría llegar a remontar en bolsa, los bajistas supieron predecir la tormenta y se pusieron a la defensiva, alcanzando máximos históricos a mediados de año y llegando a suponer un 24,8% del capital de DIA. Tras acusar caídas en el Ibex 35 durante todo el verano, lo que finalmente acabó por hundir entonces hasta mínimos anuales al valor fue el 'profit warning' que presentó en sus cuentas del tercer trimestre de 2017.

Foto: Coto coge las riendas de DIA tras el despido de Ricardo Currás, ya ex consejero delegado.

Pero lo peor estaba por llegar. En lo que va de 2018, DIA se deja casi la mitad de su valor inicial en bolsa, llegando incluso a cotizar por debajo de los dos euros, y alcanzando mínimos históricos en el Ibex 35. Los bajistas están en máximos anuales, superando el 20% del capital de la cadena de supermercados. De hecho, según aumentan las apuestas a la baja de gestoras como Citadel o AQR Capital, el valor vuelve estar en riesgo de superar su propio récord de posiciones cortas.

Con el grupo en riesgo de caerse del Ibex 35, unos resultados decadentes y reduciendo su cuota de mercado a un ritmo preocupante, no es de extrañar que los tambores de opa no se hayan hecho de esperar: se rumorea que el multimillonario ruso Mikhail Fridman (Letterone), quién ya acapara un 25% del capital de DIA (15% directo y 10% indirecto, a través de derivados), llegue a superar el 30% del capital pronto y, por tanto, se vea obligado a lanzar una opa formal sobre el completo de la empresa.

Cansada de la mala racha, la bolsa le lanzó una buena fiesta despedida a Currás el viernes. "No obstante, un cambio de este tipo no es mano de santo”. La compañía se ha mostrado muy volátil en los últimos tiempos, y no puede descartarse que las subidas [del viernes] sean flor de un día", matiza Torre. Ahora le toca a Coto demostrar que puede traer nuevos aires a DIA e impulsar su crecimiento.

Distribuidora Internacional de Alimentación (DIA) Ibex 35 Ricardo Curras
El redactor recomienda