Ayer tocó mínimos históricos de 2012

Los bajistas tenían razón: DIA se traga un 'profit warning'

El hecho de que la empresa ahora reconozca que a nivel de ebitda va a ir peor es una forma de reconocer que los márgenes también se van a resentir

Foto: Supermercados DIA.
Supermercados DIA.

El jueves fue una jornada negra para DIA, que se desplomó un 3,9% en el parqué, liderando las caídas del Ibex y tocando mínimos históricos de 2012. La compañía no consiguió la confianza del mercado tras presentar sus cuentas correspondientes al tercer trimestre del año y anunciar un 'profit warning' encubierto. Este hecho ha sido como una profecía de los bajistas, que llevan tiempo presionando a la compañía.

[Siga la cotización del valor en el índice]

El grupo ha logrado un beneficio neto atribuido de 103,1 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, un 11,7% menos que en el mismo periodo de 2016. Así, la compañía también ha informado de una contracción de sus ventas netas del 5,2% en España y Portugal y del 2,1% en los mercados emergentes donde opera (Argentina y Brasil).

"La cotizada hizo una inversión en remodelar sus tiendas que le ha supuesto un presupuesto mayor de lo previsto y, además, la fuerte competencia de Mercadona o Lidl la mantiene muy presionada. Es cierto que nosotros pensábamos que las ventas fueran mejores en la zona de Iberia [España y Portugal], pero han sido peor de lo esperado y el mercado la ha castigado", indica el analista de XTB Manuel Pinto.

"Durante el año 2017, los mercados donde operamos han sufrido una desaceleración de los precios de alimentación. Este hecho, junto con el menor número de aperturas, nos lleva a esperar un menor ritmo de crecimiento en ventas del inicialmente esperado", subrayan desde la firma. Con todo, esta desaceleración en un entorno de mayor competencia de precios en el sector se traduce en una rebaja de sus previsiones de negocio para el conjunto del año.

Según fuentes consultadas, se pronosticaba un crecimiento del ebitda ajustado en 2017. El 'profit warning' contempla ahora un descenso del ebitda, inferior, eso sí, al 10%. "A DIA siempre se le pregunta si va a ser capaz o no de mantener los márgenes que tiene en España [que se encuentran por encima del 7%], y el hecho de que la empresa ahora reconozca que a nivel de ebitda va a ir peor es una forma de reconocer que los márgenes también se van a resentir", explica el analista de Gesconsult Lucas Maruri.

A DIA le crecen los enanos

Si no bastaba con que la compañía presentara unos resultados por debajo de lo estimado y redujera sus previsiones de crecimiento para final de año, también acumula un desempeño negativo en el mercado y las posiciones bajistas la presionan.

Así, las acciones de la cotizada se mueven con tendencia bajista desde que el pasado mes de julio tocara máximos de dos años. Desde entonces, acumula una caída bursátil del 27% y solo en una semana se deja un 6%.

Desempeño de DIA en el año. (Bloomberg)
Desempeño de DIA en el año. (Bloomberg)

Además, las posiciones bajistas (17,8%) siguen acosando al valor. Bien es cierto que si la cifra bajista desciende casi un 25% desde junio, aunque ahora vuelve a repuntar un 1% desde el pasado 29 de septiembre. "En general, es el valor que más posiciones cortas presenta, porque no termina de convencer en cuanto a ingresos y ventas. La compañía está muy presionada por el buen hacer de sus competidores directos, como Mercadona o Lidl, mientras que DIA se ha quedado estancada", explica el analista de Orey iTrade Roberto Berzal.

"Cuando Letterone adquirió un 10% de las acciones de DIA, la confianza del inversor mejoró mucho. Además, con la presentación de los resultados del segundo trimestre, los títulos se dispararon y las posiciones cortas se redujeron sustancialmente. Sin embargo, y pese a que semana tras semana el goteo de bajistas se reduce, la compañía sigue estando excesivamente castigada", afirman fuentes del mercado.

Pese a ello y según afirma Pinto, el anuncio de una posible bajada en los tipos de interés en Brasil presionará a la alta la inflación, por lo que las compañías distribuidoras de alimentos deberán vender a un precio más caro y reportar un mayor beneficio. Por contra, en Europa esta situación no se dará, por lo pronto, hasta 2019, por lo que no esperamos grandes expectativas para España.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios